Qohelet 3, 1-8

 

Me hice esta foto con el poeta Robert Burns, héroe escocés, delante del cementerio en el que yace Adam Smith, el del liberalismo económico. Por cierto que vaya varapalo se está llevando en estas últimas semanas...

Os veo preocupados y ¿qué se consigue sabiendo que alguien notable es del opus? ya es un primer paso. Ellos juegan mucho al escondite, les va de maravilla. Hay todo un trabajo que hacer en este país de "desenmascaramiento" de los miembros del opus dei. Tiene que ser poco a poco, que se nos quite el miedo a los que sabemos a dar nombres. Ya se está haciendo: Jesús Cardenal, Enrique Rojas, Aquilino Polaino... pero esto tiene que cundir entre la gente. Lo mismo que tiene que cundir entre la gente el tipo de actuaciones inmorales de la insitución a la que estos aparentemente honrados ciudadanos pertenecen.

Hablamos de atropellos a los derechos humanos, humillaciones, hipocresía... el problema que no se les pone nombre y cara a los actores, autores y beneficiarios del sistema. Esto es lo que debe de salir a la luz, que los señores y señoras del opus dei construyen su vida, sus títulos, sus honores, su prestigio apoyándose en la esclavitud de otras personas.

Que el opus dei, pretendiendo pasar por organización religiosa y utilizando esa máscara de catolicismo estricto, es un sistema donde priva el poder de los que están arriba hasta extremos difíciles de imaginar.

Y que como dice el Qohelet 3, hay tiempo para todo, un tiempo para cada cosa bajo el cielo; un tiempo para nacer, y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado, un tiempo para matar y un tiempo para curar... Recomiendo la lectura de estas palabras sabias.

La curación de los que estuvimos y sufrimos el sistema, la superación de los miedos, el que los ex se atrevan a poner su foto en internet... es que estamos empezando. El opus es un fraude de proporciones mayúsculas, que floreció en una dictadura muerta hace treinta años. Y que sin embargo, seguramente por la pereza y la cobardía españolas de nuestra "no ilustración" que nos achacaría justamente Kant, está ahí, enquistado en nuestra sociedad: temido, odiado, a veces venerado. Y que tristemente genera todavía la confianza suficiente para que muchos padres se gasten un dineral en sus colegios elitistas.

Desmontar toda esa broma ante la sociedad no es cosa ni de una sola persona ni de dos ni de un día. Tiene que salir a la luz poco a poco, por sus pasos. Hablarlo, contar lo que nos pasó, generalizar esta información, hacerlo "cultura del pueblo", de manera natural. Porque en el fondo aunque es lento, es fácil, no hay nada que inventar, sólo desvelar lo que está cuidadosamente tapado.

Y la coherencia entre lo que uno dice y lo que uno hace para ser creído es fundamental.
Posted by Picasa

Comentarios

Isabel ha dicho que…
Parece normal que exista nerviosismo, entre los que nos enteramos ahora, no lo tenemos asumido y lo que es peor, no estamos dispuestos a asumirlo.

Estáis diciendo que en la sociedad existen altos cargos opus (incluido magistratura y fiscalía).

Tb decís que "la obediecia", es la 1ª regla que acata un miembro del opus dei y no se puede saltar. Y, que los directores mandan y la palabra de un director es "palabra de Dios" para quienes pertenecen al Opus.

Entonces? si esto es así, ¿qué esperanza de justicia tenemos, quienes sin pertenecer al opus dei, hemos sufrido los atropellos de uno de sus miembros?.

Empiezo a atar cabos sobre mi lucha de casi 11 años por hechos promovidos por Enrique Rojas - Supernumerario del opus dei, según mi información, aunque él lo niega -.

Enrique Rojas, también es ese individuo, que desde 1984 dice ser "Catedático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid", pero es mentira (el Colegio de Médicos de Madrid lo sabe, pero se lo permite).

No quiero pensar todavía, que en este país, la Justicia sea una mentira, cuando se lucha contra un miembro opus, ni que los directores de centros del opus dei, tengan la llave de la Justicia, mediante órdenes de OBEDIENCIA.
¿En qué país estaríamos?
Anónimo ha dicho que…
Estimada Ana A. creo que eres un poco maleducada :

cómo se te ocurre quedarte plantada justo delante de alguién que está caminando !!!

saludos de canarias
Isabel ha dicho que…
Este fin de semana he hecho la siguiente reflexión: Deduzco que quienes habéis pertenecido al Opus, culpabilizáis al Opus Dei de los delitos aberrantes que puedan cometer sus miembros (acusáis en general; rara vez se relaciona un nombre con un posible delito).

Me gustaría saber ¿por qué lo veis así?. Creo que cada ciudadano adulto es responsble de sus actos, con independencia de la asociación a la que pertenezca.

En el banquillo, se sientan a los miembros de ETA y a cada uno se le imputa lo que ha hecho. Nadie argumenta que debido al vínculo de obediencia que existe entre los miembros y la cúpula, éstos están exentos de responsabilidad.

Para mí, incluso los miembros del Opus Dei que ejercen tráfico de influencia desde sus puestos, son responsables a título individual.
Ana A ha dicho que…
Querida Isabel Caballero,

no soy ni abogado ni psicólogo. No conozco a Magi Ribas, sólo su comentario que puso aquí.

Con el opus de frente no se mete casi nadie, hasta los herederos injustamente "desheredados" de una finca en Sevilla lo tienen duro para reclamar lo que es suyo frente a las tretas opusianas.

Tú manda los documentos que quieras mandar.

Y ya te aviso que no tengo por costumbre mantener correspondencia en privado, porque realmente no soy superwoman. No soy una solucionadora de nada, sólo "el gallo que canta".

Ojalá hubiera un gallo cantor de verdades en cada esquina de este país lleno de vanidosos y de cobardes.
Anónimo ha dicho que…
Hola. Estoy acabando Derecho y me gusta el derecho penal. He leído este comentario y he ido a la web de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Dentro hay gente influyente del opus, como Rouco Varela, Herrero de Miñón y otros. Sabino Fernández Campo, es el presidente.

Tengo la impresión que no hay que temer solamente a la gente del opus, el suegro de Enrique Rojas lógicamente tendrá sus amistades ahí dentro. Una llamada del suegro a un amigo es muy fácil. No quiero decir que forzosamente ocurra pero fácilmente ocurre y es imposible demostrarlo. Se trata del padre de la mujer de Enrique Rojas y el abuelo de sus nietas. Por lo que he leído aquí y en otras webs, aunque sobre razón, muy crudo veo el tema de Enrique Rojas judicialmente. ¡Suerte! Y al toro. No queda otra.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA