La cuchara de peltre

 


Aquí una vista desde el Yelmo, sierra de Segura, de uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Jaén: Segura de la Sierra, que además tiene el honor de ser la patria de Jorge Manrique.

¡Me he acordado de una cosa muy seria en mi no vida!, era aquella anécdota tantas veces repetida con la que el founder quería ilustrar la controvertida virtud del "desprendimiento". No la voy a comentar, sólo expongo: había un pobre que iba a un comedor de caridad (¿quizás al de las Damas Apostólicas en Madrid donde Escrivá "trabajó"?) que para tomarse la sopa sacaba una cuchara de peltre de su andrajosa vestimenta. El peltre me parece que es un baño de plata. El pobre miraba su cuchara con "amor" y la volvía a guardar tras la comida con mucho cuidado de que nadie se la quitase. El pobre no era pobre al estilo del fundador opus, puesto que, ¡estaba apegado a su cuchara!
Al mismo tiempo, por la misma época, había una Grande de España, creo, o por lo menos título nobiliario, que un buen día abrió su caja de caudales y le dió a cierto cura todas sus joyas. Y recibió la bendición de ese cura, porque la aristócrata había entregado sus joyas para el "Señor", entiéndase al cura que haría cálices con ellas o compraría Villa Tevere, lo ignoramos completamente. La moraleja es que esta señora estaba desprendida de su riqueza, modelo para imitar entre los seguidores de Escrivá, mil veces ponderada en meditaciones y charlas. Sólo que hay un pequeño problema: para imitar ese modelo primero habría que ser acaudalada como la señora ¿o no?

Anécdota que me parece indignante, pero ilustrativa de lo que allí dentro se enseña.

Hace muy bien la iglesia católica en seguir cobijando entre sus alas este modelo sui géneris de retorcer las enseñanzas evangélicas. Luego se quejarán de que les faltan vocaciones... Vosotros mismos.
Posted by Picasa

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Yo tengo un amigo que siendo ciego apoyaba con dinero al opus dei. Creo que el opus dei es la única institución que recibe dinero de donde venga. Lo que pasa es que el opus dei es muy pobre, y aquel rico de la cuchara era un imbécil que no supo dar sus posesiones al cura.
Ana A ha dicho que…
Isabel, no hay listas de miembros. Si Magi la ha visto que te la enseñe, no hay control público ni en la iglesia ni en los distintos países donde opera el opus con listado exhaustivo de numerarios, agregados y supernumerarios. Eso es información reservada de los directores. Ellos son los únicos que controlan quien entra, quien sale y cuánto dura cada uno dentro.
Forma parte de su estrategia de jugar al despiste.

El vaticano no tiene esa lista.
La única lista más o menos pública es la de los muertos en el boletín romana.

Quizás ya sería una vía de denuncia al opus dei: no dar publicidad a sus miembros que tienen unos compromisos muy serios con una institución en la que se actúa contra los derechos humanos, engañando a la gente.

De la misma forma que los inmuebles siendo en la práctica controlados por los directores internos opus no figuran a su nombre. Se crean sociedades de paja y se pone a hombres y mujeres de paja, tapadera de quien verdaderamente pincha y corta.
Anónimo ha dicho que…
La aristócrata, sin sus joyas, podia sin embargo vivir bien en su casa y tenìa bastante dinero para asquirir otras joyas; el hombre pobre no tenia otra cosa que su cuchara. Este senor Escriva escribìa un monton de tonterìas. Este hombre es un concentrado de estupidez.
Juan Gómez ha dicho que…
Hola, no sé cómo he llegado a tu blog, no me interesa el Opus Dei, no los conozco ni me interesa conocerlos. Pero si te digo que con sólo mirar un poco tu blog es evidente que tienes una neurosis muy seria y el primer paso para tratarla es ir al médico, exponer tu fobia y tus fijaciones, y todo eso. No es fácil porque la gente con tu enfermedad tiende a pensar que son los demás los culpables pero te digo en serio que lo tuyo es de libro y se ve a distancia. No me suele pasar que vaya dando consejitos, así a la primera, pero es que me he quedado tan sorprendido al ver lo evidente. Hazme un poco de caso porque además se ve que sufres con este tema y que no te deja hacer vida normal. No se trata del Opus, se trata de ti, de que seas feliz, de que puedas hacer vida normal, de que estes relajada y no sigas sufriendo más. Hazte un favor, auqnue no lo creas, es una enfermedad grave.
Isabel ha dicho que…
Gracias de nuevo Ana. Magí no tiene esa lista, pero está seguro que existe en la Santa Sede y un juzgado puede oficiar solicitando información si tal o cual pertenecen. De ahí la declaración de vínculos que solicita al juez que le pone la multa.

Con independencia que exista o no exista la lista, quizás soy my pardilla, pero después de todo lo que leído, no me creo que si existe, se conteste al oficio en un tiempo razonable, no se altere la lista antes de contestar ... en fin que no surjan trucos y artimañas.

De ahí que aunque muchos me digan que debo denunciar al opus, yo no lo veo así. He puesto una querella a Enrque Rojas, porque es quien maquavélicamente a mis espaldas ha actuado contra mí. Si detrás está el Opuso o no ... por lo que leo y veo, una serie de datos me indican que está, protegiendo y aupando a Enrique Rojas. Así cuando se siente en el banquillo, parecerá un individuo respetable. De ahí que te pidiera la dirección por si podías colgar los documentos que relacionan a miembros Opus con Enrique Rojas y de paso, la gente se entera qué hace Rojas, pero es igual, ya habrá ocasión de sacarlos en cualquier momento que de nuevo vea, que gente que dicen pertenece al Opus apoyan a Rojas en sus chanchullos.
Isabel ha dicho que…
Tomando cualquiera de los puntos que citas (el 4º párrafo, por eje.), entiendo que 1º tenéis que demostrar q el Opus actúa contra los derechos humanos engañando. Pero ... ¿cómo lo vais a conseguir si no denunciáis vía judicial esos engaños y atropellos?. No lo termino de entender, pq yo estoy segura q Rojas me ha engañado y ha actuado contra mis derechos y lo 1º que hice fue denunciar, pese a las amenazas que estaba recibiendo, para q no lo hiciera.

Con esto no entro a valorar si he hecho bien o mal, sólo quiero decir que no sé de otra fórmula para intentar atajar algo eficazmente. Si conocéis otra por favor, contadmelo (tego mucho interés en q Rojas no haga con otras madres lo q ha hecho conmigo, ni haga sufrir a otros hijos, como hizo sufrir a los míos).

Mira ... pensaba que no tenía anécdotas, pero cuando salgan estos comentarios (en esta entrada o en la otra), voy a contar anécdotas Rojas.
Ana A ha dicho que…
Juan Gómez, o lo mismo daría Antonio García o Paco Pérez... no tienes ni idea de como has llegado al blog. Pues yo sí tengo idea de como has llegado, y publico el mensaje con el fin de que se vea el grado de desesperación que os traeis conmigo que os lleva a escribir tontadas como loa que has puesto aquí.
Anónimo ha dicho que…
Ana, no seas dura con Juan Gómez, que parece que habla de buena fe.

Juan, te parece que Ana está neurótica, pero no. Lo que ella cuenta yo también lo he vivido y es tal cual. El opus es una paranoia, gente que vive en un plano diferente al del resto de la humanidad y muchos (algunos) están plenamente convencidos.

El resto sobreviven como pueden, arrastrando depresiones, casi siempre por sentido del compromiso (¡con Dios! (?)), o porque no creen poder reconstruir su vida una vez rompen con el opus.

Pero es posible. Yo lo he hecho. No voy a decir ahora, como se esperaría, que soy la mujer más feliz del mundo, pero sí diré que tengo una vida mucho más plena y satisfactoria que antes. Por nada del mundo volvería allí.
Anónimo ha dicho que…
¡Hola Ana¡
Los comentarios cómo Juan Gomez o Pepito López, sólo me dan pena, "en casa de herrero..." ya sabemos cómo estan muchos miembros del opus "agilipollados" de tanta droga (lexatin, orfidal, mentis...) como corre por los centros, vamos que veo a muchos miembros verdaderos Zombis humanos y vienen a hablar a ti de neurosis que se arreglen muchos la azotea que da pena verlos.
Un beso

Maria
Isabel Caballero ha dicho que…
Yo no voy a hablar de la vida en el Opus Dei, ni de las neurósis que produce, porque no lo he vivido, pero sí doy fe, con mi nombre real, de que en el Opus Dei existen personas altamente corruptas y maquiavélicas, que cuando no te sometes a su voluntad, intentan quitarte de en medio, metiéndote en un psiquiátrico, por ejemplo.

Tal es el caso del psiquiatra Enrique Rojas (y colaboradores de la época). Aunque ellos no firmen ningún papel, por supuesto colaboran. Van haciendo la cama, que les ordena su jefe.

Hoy sé que normalmente se da lo siguiente:
A quienes quieren irse del Opus o Rojas quiere captar - no sé si pretende captar "la vocación", el "dinero" o ambos -, los convence de que están mal y consigue dejarlos zombi, con pastillas y un suero que mete en vena. Así manipula voluntades. Cuando con drogas, ha quitado la voluntad.

Con los que no van por su consulta, ni se someten, Enrique Rojas, ejecuta otro plan.

Otro día relataré lo que hace Enrique Rojas - un miembro del Opus Dei -, con más detalle.
Anónimo ha dicho que…
Al psiquiatra que citan aquí se le conoce lo que no está escrito con gays. Hacía verdaderas monstruosidades a los homosexuales y a la gente joven con padres autoritarios y mea pilas

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD