Obispos contra monjas

Gracias por los detalles de Fraga el represor, recién fallecido en olor de santidad después de ser responsable de tanto sufrimiento, tortura y hasta muertes de españoles. Sus cachorros nos gobiernan, así que nada de lo que pasa nos puede extrañar.

Hago un alto con la historia de la vengativa iglesia española que primero se tomó la revancha bien tomada confesando condenados a muerte por el delito de ser "republicanos" y traigo la traducción de un artículo aparecido en National Catholic Reporter en el que se ponen frente a frente dos modos de entender la iglesia católica irreconciliables, siendo así que uno de los dos, como no, el masculino detenta el poder y quiere dominar al otro, el femenino, el de las monjas que han dado un giro a esa vida a la que la tradición las destinaba: encierro tras altos o bajos muros, hacer labores y dulces y muchos rezos además de tapar todo lo que suponga algo de feminidad. La psicología profunda tiene mucho que decir sobre el destino que el catolicismo atribuía a las mujeres en nuestro país. Dando por sentado que para más de una el convento sería una liberación...

Aquí el original
http://ncronline.org/blogs/ncr-today/more-hint-hypocrisy#comment-361752

Resumo: los obispos estadounidenses son culpables de encubrimiento durante décadas de curas pederastas, pero ya Dios los ha perdonado. Faltaría más, siempre ha de haber Judas entre los discípulos. Ellos no escandalizan, es poca cosa, a pesar de haber saqueado las arcas diocesanas para lograr acuerdos extrajudiciales. Ahora bien, las monjas norteamericanas se están volviendo comunistas, no apoyan las posturas doctrinales "no al aborto", "no al matrimonio gay". Las abstracciones siempre las abstracciones pueden con estos hombres, en perjuicio de la misericordia con el que sufre. No hay forma de descubrir en ellos ni haciendo un gran esfuerzo al Jesús del evangelio...Estamos en las mismas, se han sentado en la cátedra de Moisés, pero enseñan otra cosa.




Hay quien saca la conclusión en USA de lo inapropiado de la comparación con Judas que hacen los obispos para justificarse. Judas tras su traición se quitó de en medio, los obispos encubridores de pederastas siguen en su puesto. Y aunque el artículo no lo menciona el gran encubridor está a la cabeza del catolicismo. Pocas lecciones de moral pueden dar personas que han tapado crímenes, poco creíble la lucha contra el relativismo y “por la verdad” ¿de qué verdad estamos hablando? ¿por qué esas obsesiones con el control de la natalidad y esa indulgencia de años con los que abusan? 

Dicen que los únicos católicos que cuentan hoy para los obispos del mundo entero, son los que tienen dinero, los que apoyan incondicionalmente a la jerarquía y utilizan la iglesia católica como medio para evadir impuestos. La iglesia oficial está con el poder de los que quieren controlar las riquezas de este mundo para sí, también las de los países en vías de desarrollo. Tendiendo la mano de forma vergonzosa a los lefebvrianos y mirando la mota en el ojo de las monjas, que tienen la desfachatez de preocuparse de los que sufren y no de las abstracciones dogmáticas de esta jerarquía que no sabe adónde va.

Los mensajeros oficiales han corrompido el mensaje en aras del poder mundano. Las iglesias se vacían sin ayuda de nadie, los propios mandatarios contribuyen a ahuyentar a cualquier persona de bien de este espectáculo de retroceso e injusticias.¿Será verdad que esta iglesia de la pompa y el fasto está en las últimas?



Algo más que un poco de hipocresía

Hermana Pat Farrell, presidenta de Leadership Conference of Women Religious
(LCWR)

La entrevista al obispo Leonard Blair por Terry Gross contrasta de forma reveladora con la entrevista a Pat Farrel, presidenta de la LCWR (las monjas norteamericanas a las que Roma quiere meter en cintura). Desde el final del llamado concilio de la reforma Vaticano II estos dos grupos se han ido acercando a la colisión.

Escuchar las dos entrevistas es como escuchar la versión eclesial de “Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus”. Su lenguaje, lo que cada uno considera importante, en que gastan sus vidas es tan diferente que uno se pregunta si puede haber siquiera un diálogo sin intérprete entre ellos.

Muchas de las diferencias están en el ámbito subjetivo, conciernen al papel de la vida religiosa y al del magisterio post Vaticano II, el sentido de la obediencia…etc. Hay un segmento de la entrevista que merece la pena ser destacado. Cuando el presentador Teddy Gross pregunta al obispo sobre los escándalos de pederastia (en USA) y porqué a la luz de la “investigación abierta a las monjas” no deberían ser investigados también los obispos.

Gross lee un texto de Kathy Galleher aparecido en NCR: “La iglesia todavía no quiere ni puede examinar su propio rol como institución capaz de ocultar y hacer posible décadas de abusos. Los obispos no han tomado una responsabilidad colectiva por sus accciones y omisiones, ni por el enorme dolor que han causado. Tanto como el abuso en sí mismo, lo que irrita y desilusiona a tantos católicos y ex católicos es el fracaso en reconocer y aceptar su propia responsabilidad."

Mientras que los obispos ven a las monjas necesitadas de supervisión y las acusan de “haber traicionado los valores esenciales de la iglesia y de haber causado escándalo a los fieles”, Gross pregunta si no hay algo más que un ligero rastro de hipocresía en esas alegaciones, si no se podrían aplicar las mismas acusaciones a “la iglesia institucional incapaz de autorreformarse y necesitada de supervisión.”

Es una pregunta obvia y justa, dado el continuo escándalo y las revelaciones sobre cómo la jerarquía “mal llevó” la crisis durante décadas. El obispo intenta relativizar la dimensión del escándalo, suavizando la realidad con referencias al “misterio de la iniquidad en la iglesia”, incluso Jesús no lo hizo todo perfecto ya que escogió a Judas el traidor como uno de los Doce. Hace notar que los obispos son sucesores de los Apóstoles, lo que implicaría que los obispos actuales puedan conocer esa misma iniquidad…



(Ni el mismo diablo podía dictar respuesta más hipócrita.)

Dejemos de lado por ahora esta extraña racionalización. La realidad es que se han acumulado más de veinticinco años de evidencias. Cientos de miles de páginas de documentación están disponibles online que muestran que los obispos: 

-         Ignoraron cruelmente el bienestar de la parte más vulnerable de la comunidad al cambiar secretamente a los curas abusadores de parroquia en parroquia.
-         Ocultaron los documentos y mintieron sobre el abuso a los padres, periodistas y a los fiscales.
-         Dedicaron millones de las arcas diocesanas sin informar a la comunidad para asegurarse del silencio de las víctimas y de sus familias.
-         Hicieron todo lo necesario, desde declararse en bancarrota  hasta pagar cientos de millones en acuerdos para evitar los juicios, que hubieran expuesto a la luz pública con detalle la conducta escandalosa y el papel de los obispos como protectores de los curas pedófilos. Cincos años tras el acuerdo de Los Angeles, la archidiócesis todavía está luchando para no dar a conocer los documentos a los que obligaba el acuerdo. No hemos oído que sus abogados trabajen gratis. (En esta archidiócesis el arzobispo es del Opus Dei desde hace poco.)
-         No temen perder sus trabajos por muy irresponsablemente que se hayan comportado y por mucho escándalo que hayan causado. El único obispo que dimitió por el escándalo fue el cardenal Bernard Law, el cual hasta su jubilación ha sido miembro de al menos seis dicasterios romanos, incluido el responsable de los nombramientos episcopales. Judas estaba suficientemente angustiado tras su traición como para ahorcarse. Nadie desea ahorcamientos, pero los obispos que han traicionado tan profundamente a la comunidad saben que en la actuales circunstancias de funcionamiento secreto de la jerarquía católica, basta esperar hasta que pase la tormenta. (A nadie se le pide estrecha cuenta).

El obispo Brial responde: “pienso que hemos hecho todo lo humanamente posible como institución para manejar este problema.”

Es difícil juzgar qué es todo lo humanamente posible. Lo que se ha hecho sin embargo no es conjeturable sino que está documentado. Y más de 25 años de pruebas muestran que todo lo que hicieron los obispos- programas de educación, la revisión de la dirección nacional y local de los que trabajan con niños y jóvenes…etc- fue resultado de una intensa presión pública. No es que hayan hecho todo lo que era humanamente posible. Más bien hicieron todo para intentar que el escándalo quedará atrás.

No hicieron nada voluntariamente. Antes de que la crisis surgiera en 2002, 17 años después de que las primeras historias afloraran en NCR, rechazaron muchas de las sugerencias que ahora han adoptado. Se mofaron de las advertencias y vilipendiaron a los mensajeros de malas noticias.

Una universidad laica, Penn State, ha pedido más responsabilidades a sus entrenadores de fútbol y administradores que las que la iglesia pide a sus líderes espirituales.
Blair recita la retahíla habitual de los obispos sobre la pedofilia del clero. El escándalo es una “nube negra” sobre la iglesia. No quiere defender lo indenfendible y hubo tremendos fallos. Pero los obispos deben “continuar siendo maestros de la fe y si tenemos que seguir con esta misión esto incluye nuestra responsabilidad del magisterio eclesiástico y a este magisterio pertenece la valoración doctrinal exigida a las monjas.

Las monjas no se han comprometido abiertamente en la divisiva táctica política antiaborto que los obispos han empleado desde 1973, bastante ineficiente y a expensas de la credibilidad de la iglesia. Argumenta que las monjas no se han comprometido tan activamente como los obispos en las campañas anti gay. Las acusa de mantener unas indefinidas nociones de feminismo radical y les lee la cartilla por atreverse a cuestionar como la exclusión de las mujeres de los puestos de toma de decisiones y de la ordenación sacerdotal. Deben sacar todos esos pensamientos de su cabeza porque la iglesia ha decidido que son materia “intocable” y no se deben discutir.

El grado de responsabilidad que los obispos piden a las mujeres, incluye la prohibición de tratar de cuestiones que naturalmente se le ocurren a cualquiera fuera de esa cultura masculina, cerrada, de célibes ( e incluso dentro de ella aunque no se atrevan a hacer públicos dichos pensamientos) y la condena de cosas que las monjas no han hecho.

Estos son los crímenes, las infracciones a las que las monjas tienen que dedicar horas para pensar una respuesta; tienen que justificar sus vidas, sus ministerios de una manera en que ningún obispo será requerido por sus pares. Declaradas heréticas se les asigna un delegado papal en una ofician especial para levantar sus manos a través de sus continuas denuncias de la iglesia. A las monjas se les ha preparado un hostil golpe de estado.

(…..) Hay obispos que han hecho un poco más que sus compañeros: cardenal Sean O’Malley de Boston…obispo Cupich de Spokane (Washington).

Pero lo que todavía no se ha oído de ningún obispo estadounidense son los detalles que nos dicen son esenciales en otras circunstancias para cumplir con el sacramento de la penitencia y obtener el perdón.

No se ha escuchado a ningún obispo confesar que en conciencia y tras examen diga:

“-este es el número de curas que yo y/o mis predecesores sabíamos que habían abusado en la diócesis.
-este es el número de niños que fueron violados o abusados en esta diócesis.
-este es el número de veces que conscientemente transferimos curas abusadores a otras parroquias sin dar a conocer al pastor de la congregación los crímenes.
-esta es la cantidad de dinero de la diócesis que se utilizó sin  consentimiento de los fieles para pagar a las víctimas y que callaran.
-Estos son los servicios de los que la diócesis prescinde a consecuencia del dinero que ha habido que pagar por el escándalo, ya no podemos permitírnoslos.
-Esos son los edificios y propiedades que se han vendido para poder pagar los acuerdos.

Por todo esto pido vuestro perdón y penitencia.”

Estos mismos obispos prohíben a un hombre o mujer divorciado y vuelto a casar acercarse a comulgar porque no son perfectos en el amor  y el matrimonio, los mismos que están dispuestos a condenar a un teólogo por plantear cuestiones molestas; que condenan a los políticos por no adherirse a la estrategia política aprobada por la iglesia; que empuñan  poder para proscribir a los que denuncian las propiedades de la iglesia; que declaran “desordenados” a ciertos segmentos de la humanidad debido a su orientación sexual sobre la que los individuos no tienen ningún control. Los líderes colocan pesadas cargas sobre los hombres de su gente, cargas que ellos mismos son incapaces de llevar.

Así pues los obispos persiguen a las monjas para asegurar que mantienen la enseñanza de la iglesia y que  cesa el escándalo de la comunidad. Deberían de saber que cuando los católicos de a pie consideran el escándalo en la iglesia, sus pensamientos raramente se dirigen a los divorciados, a los homosexuales o a los teólogos equivocados o a otros que plantean preguntas, o a  aquellos cuya liturgia es imprecisa. Y raramente los términos “fiel escandalizado” y “monjas” van en la misma frase.

Tom Roberts










Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Ana, alguna vez ya he participado. Como siempre, alabar tu valentia y firmeza de convicciones. A veces me parece que te vas de tema, pero es tu blog y tu decisión.

Me gradué hace años en la Universidad de Navarra, lo cual me "condena" a recibir una revistilla gratuita llamada "Nuestro tiempo", en la que tienen una costumbre muy curiosa que nadie les ha afeado.
Incluye una sección por facultades en la que salen los pisamoquetas de cada promocion.De mi facultad , derecho, suele uno leer que a pepito le han hecho ministro y a juanita , secretaria de estado. Curiosamente, las andanzas a la bajde celebres graduados no se comentan. Un graduado, Ramon Calderon, salió de presidir el Real Madrid por amañar asambleas y cosas por el estilo. En cuanto a la fiera de los negocios Enrique Goñi, graduado de mi facultad, se ha revelado como un incompetente y un ladrón de los de antifaz... ¡¡Que poco informa "Nuestro Tiempo" de semejantes "logros" por parte de nuestros "graduados!!

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA