Paralelismos apostólicos

En principio el tema no tiene nada que ver, pero no quiero dejar pasar otro pequeño descubrimiento que pone más a esta obra en su época, a Escrivá en paralelo con otro grande hombre fundador de una "cuasi iglesia" que es Freud. No he estudiado psicología ni es mi intención hacer una crítica del psicoanálisis, una escuela de terapia como otras muchas. Estoy convencida de que hablar a quien escucha es un principio terapeútico que funciona, sea cual sea la escuela de psicología a la que uno se apunte. Ya los asuntos tipo complejo de Edipo generalizado a toda la humanidad es excesivo.

Michel Onfray es un filósofo francés que causó sensación hace dos años con un libro titulado "Freud el crepúsculo de un ídolo." Al parecer la escuela psicoanalítica en Francia es potente y entró en cólera ante este libro al que adornaron con sus mejores adjetivos insultantes. Pero Onfray estuvo seis meses leyéndose las obras completas del "padre fundador", la correspondencia, bibliografía secundaria. Tiene apoyos en lo que dice, a lo mejor tiende a exagerar en algún punto, no puedo decirlo. Ahora bien cuando he llegado a las explicaciones del éxito del psicoanálisis a pesar de no tener una base tan científica como pretende me he encontrado con esta perla que pongo aquí para que se vea que no sólo en la península ibérica existieron iluminados capaces de apostolizar y convencer a un gran número de adeptos.

"Muy rápido y muy pronto, Freud comprendió que, al modo bélico y combatiente de san Pablo, había que poner al psicoanálisis en orden de marcha, y crear para ello una organización militante extremadamente jerarquizada, construida a la manera de la Iglesia católica apostólica y romana. Los comités secretos, el uso de circulares sólo destinadas a los miembros de confianza, las asociaciones de elegidos, la unción del padre fundador, la trama, la red nacional europea y luego internacional, la creación de sociedades, escuelas, revistas, editoriales especializadas, los congresos, la publicación de las actas, todo eso hace del psicoanálisis una disciplina que reivindica abiertamente la dominación universal y se forja los medios para alcanzarla al margen de toda moral.

Freud aceptó la organización jerárquica y piramidal de sus discípulos. El Comité Secreto -Rank, Ferenczi, Jones, Abraham, Eitingon y él mismo- funcionó durante once años, desde 1912, cuando Jones lo estableció, hasta agosto de 1923, fecha de la última reunión antes de su desaparición a causa de disensiones entre los miembros, Jones, entonces confirma a Freud el 7 de agosto de 1912 la creación de "un pequeño grupo estrechamente solidario, encargado, como los paladines de Carlomagno, de defender el reino del maestro y velar por la aplicación de su doctrina". Desde los primeros intercambios sobre el tema, Freud, entusiasta, responde que "ese consejo secreto compuesto de los mejores y más dignos de confianza entre nuestros amigos "le permite imaginar la vida y la muerte con más serenidad. La idea viene de una discusión entre Ferenczi y Jones pero Freud se la apropia: "usted dice que fue Ferenczi quien tuvo la idea, pero es posible que sea mía, formulada en tiempos mejores"...

El comité Secreto permitía a los fieles ostentar el anillo con una piedra preciosa antigua y tallada engastada en él. Los discípulos más cercanos, más fieles, más adeptos a la causa, más celosos, recibían ese regalo del maestro, que significaba así su unción. La propia Anna recibió de su padre el famoso anillo simbólico en mayor de 1920. Lou Andreas Salomé, la esposa de Jones, Dorothy Burlingham, amante de su hija y Marie Bonaparte, entre otras mujeres, también disfrutaron del derecho a tenerlo. Freud distinguía así no tanto a los apóstoles como a los evangelistas"




Los apóstoles se reunían desde el otoño de 1902 en casa de Freud. Se juntaban así mismo médicos profanos interesados y también los primeros psicoanalistas. "Brotaba una chispa, se difundía de un espíritu a otro, y cada velada era como una revelación."

Estos no tenían vocación divina, es una pequeña diferencia. Además y es otra que me importa más, Onfray ha podido rescatar escritos que se habían ocultado, historias a las que no se daba tanta publicidad, ha podido rascar y certificar que los casos de curación presentados por Freud para avalar su "criatura" no eran reales. Ha dado con los textos, las pruebas, las huellas que desmontan la imagen del gurú.

En el caso que aquí nos ocupa es difícil que esto ocurra, porque todo escrito obra en su poder, salvo las cartas a la familia Franco que se han publicado (dicen que tienen más) no sé de otros documentos que estén en manos de personas ajenas que pudieran contribuir a desmontar la leyenda. El Opus imagino que ha hecho mucho para "arramblar" con cualquier cosa que no estuviera en sus manos. Por ejemplo, la correspondencia con el fundador de las Teresianas, el padre Poveda la entregaron en buena ley sin sacar fotocopia, leí me parece en Ynfante.
Tienen además una oficina histórica, no sé si en cada delegación o sólo a nivel nacional y en Roma dedicada a las historias. Va a ser difícil rescatar esta figura de la hagiografía como intentó Carandell en su momento. Y es una parte de la historia de España y de la historia de la iglesia como otra cualquiera.
Pero este agujero negro no parece preocupar a ningún especialista independiente. ¿Por dónde empezar con el ídolo?




Dicen los físicos que los agujeros negros crecen y afectan a las estrellas que los rodean.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ya un año antes de la canonizacion las directoras dieron avisos de que se debían entregar -quien tuviera-cualquier carta privada del fundador para el proceso.Algunas mayores hicieron entrega de estas cartas que solían mostrar a las jóvenes de centros de estudios al ir a tertulias

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD