Etiquetas



Me llaman "tan dogmática como ellos", está usted apañado señor internauta. Si son dogmáticos y para Vd ser dogmático es malo ¿por qué recomienda un colegio dogmático? y si no le gusta el dogmatismo, ¿por qué se molesta en leer mis escritos dogmáticos y contestarlos?





Yo no me acerco a la gente a decirle "no lleve usted a sus hijos al opus que es voluntad de Dios no llevarlos". Cuento mi experiencia, la voluntad de Dios me queda muy lejos. El opus no sólo lo dicen, se lo tienen creído que todas sus ocurrencias son voluntad de Dios. Me revientan las calificaciones. Y la injusticia. Y sí, contra la injusticia que conozco y he padecido soy intransigente.





Razono los motivos, el opus abusa de la buena fe y de la inocencia. Ocultan sus verdaderas intenciones, se mueven en el clarooscuro de las cosas que no se acaban de definir porque nadie ha tenido la osadía que hay que echarle a esto.


Si a pesar de todos los relatos de opuslibros, todos los libros y blogs, todas las declaraciones de la gente que no tuvimos oportunidad de escoger, sigue habiendo españoles que se gastan un pastón en sus colegios, ese ya no es un problema que me incumba. Será su problema





Quiero dar la información a la que yo no tuve derecho con 16 años, porque lo que se hizo conmigo fue la coacción más abyecta. El opus o lo contamos y describimos los que hemos sido numerarios o nadie sabrá nunca lo que esconden. Si me quieren creer bien, sino también.





¡Qué país! en lugar de atender razonamientos etiquetamos, juzgamos el odio o el amor de los demás y a correr. Dejémonos de tonterías, hechos y no palabras es lo que nos hace falta. Y que conste, siempre los opus atacan desde el anonimato, nunca sabremos si los que vienen al blog con insultos lo hacen desde el despacho de Diego de León, su sede principal en España o a lo mejor desde Roma. ¡Qué honor! me escriben de parte del Padre.... Por favor, que ya llevamos muchas horas de vuelo libre para tanto cuento.

Me encanta esta estampa andaluza, y los enganches de cinco mulas. Las mulas con sus orejeras para que no se distraigan, lección que se enseña a los miembros opusianos. Los objetivos pocos y claros. Aunque sea por aburrimiento destruiremos siempre a quien nos lleve la contraria.

Por mi parte, si hay que morir que sea luchando. Y con esta gente callar es dejarse vencer.

Ana Azanza

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
buenas. te pregunté un día donde puedo encontrar tu libro. estará en "metrópolis" ó en el corte ingles¿? En la primera me da "corte" llegar preguntando por el...

1 abraz

"jaenero"

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA