DESHACIENDO YUGOSLAVIA



Una vez recibida la copia del acuerdo de préstamo, el periódico serbio Politika
la emprendió contra el Vaticano por colaborar con la ruptura de Yugoslavia. Desde una posición parcial sin duda, Politika informó en febrero de 1991  de que el cardenal Franjo Kuharic de Zagreb había tomado parte en el trato,
y que el préstamo había sido firmado por el primer ministro croata Josip Manolic, su vice Mate Babic, el ministro de finanzas Hrvoe Sarinic y una asesora del ministerio francés de finanzas Madame Mirjana Zelen-Maksa. Pero lo que escapó a los serbios fue que en la prisa por firmar la financiación de la primera compra de armas al extranjero los croatas habían sido víctimas de un engaño.

En el anuario vaticano no había mención alguna de “monseñor” Coppola y los caballeros de Malta molestos por la publicidad no querida que les daba el caso, aseguraron que el documento de préstamo era falso, que era parte de un intento del embaucador por quedarse con una comisión de 200.000 $ arrancada a los croatas. El fraude fue descubierto a tiempo, y se dijo que el culpable, a pesar de que alegó inmunidad diplomática presentando pasaportes al efecto de varios países occidentales, acabó en una prisión italiana. De hecho el departamento antifraude de la orden de Malta presidido por el conde José Antonio Linati, tenía un archivo bien repleto referente a Roberto Coppola, empresario napolitano con una historia de “falsa representatividad” desde los años 70, y ya había alertado a las embajadas de la orden por el mundo de estar alerta con respecto al falso “monseñor”.

Politika informaba de que los financieros vaticanos habían apoyado la fundación de una aerolínea de mercancías embargada que operaba entre el puerto adriático de Split y la isla de Malta. El dinero para la aerolínea había sido transferido a los croatas a través de un banco en Luxemburgo que anteriormente se había utilizado en algunas de las transacciones de United Trading.

Dejando aparte las manifestaciones del diario serbio, la evidencia sugiere que la red OD, contraviniendo el embargo de la ONU al comercio de armas de 1991, facilitó la creación por parte de Croacia de un ejército bien armado y eficiente, primero mejorando la imagen del país en Occidente de manera que lograra escapar de las sanciones internacionales y segundo facilitando contactos con la administración Clinton. Los esfuerzos por rearmar Croacia se habían iniciado antes del reconocimiento por parte del Vaticano de la República de Tudjman.

Cuando las fuerzas federales serbias abandonaron sus posiciones alrededor de Zagreb en 1992 olvidaron dos viejos MiGis de la fuerza aérea yugoslava y algunos tanques inutilizados. En septiembre de 1993 los croatas habían comprado 28 MiGis en stock de la República checa. Los MiGis listos para ensamblar  fueron transportados a Croacia en camiones que atravesaron Hungría por carretera- Zagreb consiguió también dinero de Washington destinado a la ayuda exterior. La red del Opus Dei en Wasington que iba desde la nunciatura en Massachusetts Av hasta la Casa Blanca, el FBI y el Pentágono, proveyó a los croatas de los contactos correctos de manera que supieran exactamente qué tenían que pedir y como formular sus requerimientos. Los serbios recibieron las sanciones internacionales en plena cara, pero los Croatas responsables de su propia depredación en el oeste de Bosnia, consiguieron evitarlas.
 Resultado de imagen de juan pablo II en estados unidos
Un movimiento que dejó perplejos a los observadores: Alvaro (del) Portillo pasó varias semanas del verano de 1993 en Warwick House, la casa que la prelatura tiene en Pittsburgh. El director, el numerario John Freeh, era hermano de Louis J. Freeh director del FBI con Clinton desde 1993. Oficialmente Portillo estaba en Pittsburgh para dirigirse a los católicos más visibles de la ciudad. Pero no pasó desapercibido que esta ciudad tiene o tenía su sede la Croatian Fraternal Union of America, una aseguradora de 150 millones de $ de capital y la mayor organización de emigrantes croatas en el mundo. El Presidente nacional de la misma Bernard M.Luketich, gozaba de tal consideración por Roma y Washington que estuvo presente en la delegación oficial de la Casa Blanca que dio la bienvenida a Juan Pablo II en su visita oficial a EEUU en 1995.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD