FINAL DE TRAYECTO



Mirando los documentos de la CIA,



en el señalado por el remitente como más importante el 3, la CIA se hace eco de la formación de la Junta democrática



una de las numerosas iniciativas políticas que ha tenido en su dilatada carrera el notario en excedencia, jurista y fundador del MCRC Antonio García Trevijano. Sí que es notorio que organizara una reunión un año antes de la muerte del dictador en el hotel intercontinental ¿o en el Lotti? de París en la que juntó al supercomunista, el supercoco del régimen Carrillo y al opusiano Calvo Serer exiliado entonces dando ejemplo del pluralismo político de la obra escrivariana.

Dice textualmente el documento de la CIA desclasificado en julio de 2016 y que lleva fecha de 20 de junio de 1974:

“La embajada de EEUU en Madrid informa de que don Juan, el pretendiente al trono va a sacar un manifiesto este fin de semana reclamando una mayor liberalización en España. Se dice que la declaración cuenta con el apoyo del partido socialista español, el partido comunista, algunos militares,  y el Opus Dei, la influyente organización laica católica, todos ellos estiman que los recientes acontecimientos en Portugal son un modelo que España puede seguir. Hasta los rumores de una declaración pendiente tendrán impacto en el gobierno español que ya está debatiendo el grado de liberalización que debería permitir. Los que se oponen a la liberalización utilizaran la declaración de Don Juan y de su asociación con la oposición como excusa para posponer las reformas, sobre la base de que las concesiones realizadas servirán para estimular el apetito de la oposición por cambios de mayor alcance.”

¡Cosas veredes!, la Inquisición y los comunistas en el mismo sarao, eran españoles ¡ah entonces sí!

La puesta de largo de la junta democrática ante la prensa tuvo lugar en julio y ya en junio los de la CIA informaban de que “andaban en tratos”.



Siguiendo con Renatina, en 1982 tras el colapso que le llevó a pasar un tiempo con sus padres en Italia pudo resolver el asuntos con la mutua. Sintió el amor de Dios pero no el del médico que la atiborró de medicamentos. A pesar de lo mal que la trataban quería volver a Bélgica, Focolares era su vida, empecinamiento vocacional que diríamos ¿no tuvo nadie que le aconsejara “desde el cariño”? Se había autoaniquilado a base de obediencia, era tan obediente que no existía para sí misma, y entonces es ley que vengan las patadas y te traten cual balón de reglamento. Sí Renata sí. Así son las cosas. En Od, en Focolar y el en mundo humano en general. Pero estábamos ciegas. El “soma” hacía sus efectos.

Renata como una drogadicta que no puede pasar sin su dosis llamaba a Bruselas para que la capo le diese la meditación determinada para esa semana. Y la Genevieve que le decía que se pusiera mini falda y jugara a tenis. Me maravilla cómo entienden algunas personas las vocaciones en la iglesia  la “salida”, despéjate, date a la buena vida. Sin criterio.
Renata aprendía a conducir, aprendía inglés, se ocupaba de las personas con movilidad reducida de la parroquia y cantaba en la coral. Pero no estaba contenta. Volvió a Bruselas, la médico que le correspondía por su trabajo fue el alma caritativa que le habló de stress y le recomendó lo lógico, dejar los focolares y apuntarse a la parroquia italiana de Bruselas. Para Renata era una propuesta de infidelidad a la vocación, pero por otra parte las jefas de Bruselas no hicieron nada para recibirla, la daban de lado y más bien parecían querer deshacerse de ella.
Más tarde supo que el médico italiano había dado un diagnóstico que no era el mismo del servicio médico oficial, el oficial era depresión profunda más episodio de delirio religioso.
Tras dos años en Italia en el que a pesar del interés de Renata las focolarinas no le hacía mucho caso, tenía que volver a Bruselas para no perder el puesto de trabajo. Ahí parece ser que las jefas bruselenses decidieron que volviera y continuara pero sin vida de comunidad, sino en piso independiente. Como tantas y tantas numerarias de cierta edad.
Las focolarinas le buscaron un apartamento, aunque al principio tuvo que vivir con otra “expatriada” del focolar que tampoco se hacía a la vida comunitaria.
Notó un cambio de actitud, le dijeron que podía llamar por teléfono si necesitaba cualquier cosa en cualquier momento, se mostraron cariñosas con ella.

Escribió a Chiara la fundadora para recibir su bendición en su nuevo modo de vida  y recibió como siempre cuatro frases bastante clichés de su secretaria personal, cartas  que se podrían tirar a ciclostil y mandar a todas las focolarinas del mundo. Yo también tuve derecho a cartas de esas…El cliché en el hablar es una de las cosas que peor sientan, necesario en circunstancias sociales, pero no cuando una piensa y vive “en familia” y se entrega con amor y ardor juvenil.

En cuanto al secreto médico, no había tal secreto, los dossiers médicos de todas las focolares estaban  en un armario de la capo focolar, así descubrí yo también los informes de casi todas las numerarias de mi centro en el armario de la directora, me pareció tan normal. Las personas no eran dueñas de su salud. A parte de que los médicos tanto los focolares como los OD están comprados por la jerarquía interna. Dice que años más tarde se hizo una consulta y hubo progresos. Lo dudo. Los dictadores espirituales son muy celosos de su poder.

Renata también “guardaba la vista” cuando iba por la calle para no ver las numerosas marranadas de los carteles, así que las focolares no paraban de encontrar céntimos por las aceras. A tanto no llegué. ¿Qué decir de las numerosas mortificaciones: no tomar café, no beber cuando se tiene sed? Éramos de la misma escuela.

Cada mes tenía que escribir a principio de mes lo que iba a ganar  y lo que iba a gastar y al final del mes la realidad. Las dos hojas las rellena todo focolar y se envían a Rocca di Papa. Las montañas de papeles  y el control exhaustivo. Y todo lo que no gastaba, para la orden focolar. A forrarse a costa de otros. Había que mantener una burocracia de 500 personas en Rocca di Papa.

Y como nosotras, comprarse un helado sin permiso le hacía sentir culpable. Si se hubiera tomado un café de más, Renata habría ido a confesar, no al cura, a la capo focolar.
Cada noche tenían que rellenar una especie de formulario que se entregaba a la capo a los 15 días, cumplimiento de oraciones, apostolado cotidiano, direcciones de nuevas personas para el fichero focolar. Gastos realizados, todo ello coronado por la frase “Palabra de vida” del mes. Era el examen de conciencia antes de irse a dormir.

Un día Renata confesó a su neuropsiquiatra que de vez en cuando tenía tentaciones de beber para olvidar, el médico le dijo que si cogía una botella la tirara por la ventana.

Por aquí y por allí salen muertes de gente no especialmente vieja. Todo normal, también en OD moría gente no especialmente vieja.
Cambió de capo y las cosas eran más fáciles por la personalidad de la nueva. Recuerda que participó en la tournée de una compañía de danza en la que estaba una focolarina bailarina, original pero la tournée servía para el apostolado focolarino. Liliana Cosi se llamaba la bailarina, número 1 de la Scala de Milán.

Renata preparaba los papeles para pedir ayudas para los proyectos focolares en el tercer mundo. AMU era una ONG focolar, con un responsable fue Renata a presentar un proyecto y de paso pedir dinero para la Genfest, es decir, el festival focolar dirigido a los niños (cantos, mimos, experiencias/testimonio del evangelio…) lo consiguieron, organismos internacionales financiando el “prose” juvenil de Chiara Lubich. El festival era el domingo y hasta el viernes por la tarde no se decidió darles el dinero. Todo milagros de la virgen y el Señor.
A partir de ahí no se dice el nombre del organismo, pero conste que de las instituciones europeas se financian los proyectos focolares con familias, jóvenes, mayores y hasta 1999 Renata era el enlace.

Hacia el cambio de milenio, la herencia de Renata. Se le ocurre invertirla en construir una casa “verde”, o sea, de salud para focolares mayores en Bélgica. Chiara dio su visto bueno y este proyecto le costó abundantes dolores de cabeza a Renata.
En 2003 sufrió otro colapso nervioso por exceso de trabajo. La médico que la trató conocía focolares, la habían invitado a formar parte pero vió el pastel. La médico sabiendo las verdaderas causas de su stress le recomendó pedir la invalidez en el trabajo. Inició los trámites y tras la concesión se dedicó todavía más a los trabajos administrativos dentro del movimiento.
En 1995 un ex Focolar inglés Gordon Urquhart sacó un libro “The Pope’s Armada” en el que analizaba su ex movimiento, CyL, Camino Neocatecumenal. Se dejaba lo principal pero hizo mucho sufrir a Chiara y les dijeron que no lo leyeran, además de que lo retiraron de las librerías italianas para que nadie lo comprara. Aquí ni siquiera lo he visto.

También en esa ocasión Renata habló de que había que cambiar las cosas y una vez más le dijeron “que se cortara la cabeza”. 

Otro encargo de Renata consistió en traducir al italiano las experiencias de la gente que se encontraba con Jesús a través del movimiento. Pero no podía hacerlo tal cual: había que traducirlo en lenguaje focolarino. Se convirtió en literata focolarina y su mala conciencia no hizo sino crecer porque se daba cuenta de que deformaba la verdad para adecuarla al esquema pedido.
Lo más difícil de transcribir si se habían encontrado con una personalidad política, la “tertulia” con él, o los fines de semana y vivencias, o si tenía que escribir a Chiara por su santo o cualquiera de los aniversarios del calendario focolar. Según el tema había un color y según el color se enviaba a una persona u otra y había que inventar para no escribir siempre lo mismo.
Cada zona tenía que informar al centro de la economía, el apostolado, el diálogo interreligioso, la salud y la marcha al cielo de los focolares, la construcción de edificios, arte, estudios, editoriales, y cada una de estas cosas en cada rama: focolares, focolares casados, niños, obispos, curas, religiosas/os….

¿Todavía no se han dado cuenta de que esta Chiara Lubich ha fundado su propia iglesia? Les guio, vayan al párrafo tercero de la pág. 117 de estas memorias.


 También hay empresas que adhieren al espíritu focolar “Economía de comunión” y aparte está la “política de la unidad”….el opus italiano en suma se llama Focolar. Había que mandar estadísticas y atención ¡mapas! Como si fuera la segunda guerra mundial, con los puntos donde estábamos presentes…otra inquisidora hitleriana. 

Anécdota de la fondatrice que me recuerda al founder :
-¿cómo es que no hay nadie en este sector?
-Chiara, es que es la montaña y ni siquiera hay pueblos…

También como nuestro santo fundador había arrebatos de “un día toda la iglesia será Focolarina” Idéntico. No hay suficiente humanidad para tanto loco visionario.

Veían las películas cortadas tras haber pasado por el sector “verde”
Sector higiene y salud, recuerdo. Y sobre la sexualidad, inmadurez total e inexistencia total del tema, salvo una vez que un profesor tuvo un acercamiento inadecuado y se quejó. Renata piensa que tal vez le hicieron pasar su “purgatorio”.
Les metían miedo: “os podéis enamorar también a los 60”…

Hasta en la cama del hospital en sus últimos días Chiara tenía que controlar todos los papeles con los resúmenes anuales que llegaban de las diferentes zonas.

En 1984 Juan Pablo II visitó Rocca di Papa, y se dio cuenta de que allí había un segundo vaticano, pero no se lo tomó a mal. 

En 2004 aunque se moría de dolor y de contradicciones Renata hizo los votos perpetuos.
Prerrequisitos: confesión general, testamento hológrafo, conversación con la capo, rellenar montaña de papeles. Los focolares se pasan la vida escribiendo para que el centro esté informado de la última mosca que vuela en una de sus casas.  A la minucia.

También por esa época da cuenta de reuniones de las Focolares con diputados europeos, haciendo el apostolado de la unidad y la espiritualidad con los srs. Parlamentarios, ¡Qué edificante! De esos encuentros se envia redacción a la maestra de Roma. Con las reflexiones de esas personas “la política sin espiritualidad no va a ninguna parte”…etc. Chiara Lubich recibía así los nombres de todos a los que llegaba su mensaje.


La ceremonia de votos perpetuos se hizo con gran fasto, hasta 1500 personas asistieron, focolares del mundo entero, pantalla gigante y mini pantallas, la que dirigía la ceremonia decía nombre, apellidos, país de la que subía al estrado para besar el crucifijo que Chiara besó con 23 años y ante el que hizo sus propios votos. Evidente culto a la personalidad. Les ponían una cadenita de oro con un crucifijo como signo de los votos. La capo de la zona  ponía la cadenita, no una  misma ni cualquiera.

Los acontecimientos se precipitan y no da muchos detalles.

En 2007 todas las focolares del centro zona de Bélgica se marcharon, eran 3, dieron sus razones en sendas cartas que por lo visto Renata ha leído, y que estima no fueron tomadas en consideración. 

Renata escribió a Chiara, no sabe si la carta le llegó, la hizo entregar en mano por un focolar de su confianza. Le envió también unas orquídeas. Le contestó la secretaria como siempre y se sintió traicionada. Una vez más.
Un obispo belga jubilado del movimiento focolar también le aconsejaba que se quedara fuera de los problemas, estimo que ya llevaba tiempo fuera. Aparcada como enferma para lo importante y decisivo.

Dice que la salud de Chiara en los últimos meses era el secreto mejor guardado, sólo los más cercanos estaban al corriente.Había pánico al "día después". normal, ese supercontrol carismático no hay quien lo mantenga.

En mi opinión Renata no se atrevió a  irse de Focolares hasta que la fondatrice no entegó el espíritu. Una verdadera dependencia focolarina en toda regla, que le costó una enfermedad.
Chiara murió el 14 de marzo 2008 y Renata dimitió el 13 de abril.

En su última carta a Chiara que piensa ni siquiera leyó su amada fundadora denunciaba mentiras, manipulaciones, calumnias, acusaciones.

Escribió a todos sus amigos, incluso al cura que de niña le hizo conocer focolares, de él recibió una respuesta muy sobrenatural y nada natural, lo mismo que otra focolarina que estaba en Pakistán. Los demás ni respondieron. Del centro de Rocca di Papa le aceptaron la dimisión según los estatutos art. 80 y una tiene la impresión o que hacía tiempo que se la hubieran quitado de en medio o que de hecho prescindían de ella, aunque no de su dinero ni del dinero de su familia.

Vaya vida.

El libro termina bien porque el capítulo final lo dedica a la terapia del instituto teológico de los jesuitas bruselenses donde Renata ha podido reconstruirse en todos los planos en los que durante años había sido machacada. Auténticas monjas, personas consagradas, auténticos curas, auténticos teólogos, sin carisma ninguno pero gente católica de toda la vida, pies en la tierra que le han ayudado a faire le point.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Como señalabas, es intrigante que la CIA en 1950 le diera tanta importancia al Opus en la política, cuando entonces apenas oficialmente tenía poder. Pero no es raro si tenemos en cuenta el testimonio de Antonio Pérez Tenassa, que contó que en 1947 en la finca opusina de Molinoviejo tuvo lugar el primer encuentro entre los enviados de Franco y don Juan para tratar la educación de Juan Carlos, un asunto que ya entonces era decisivo en política dado el futuro de este. Participando Carrero Blanco y Escrivá. Esa decisiva influencia del Opus en el asunto capital parece claro que no provenía de su propia fuerza, entonces pequeña. Tenía que provenir de una instancia externa que usaba al Opus como instrumento, la de los verdaderos dueños del Opus.

Como a Hormiguita, me llama la atención que en 1976 la CIA diga que el Opus es una organización secreta, al hablar del primer gobierno de Suárez. Repasando, así denomina la CIA al Opus en 1950, 1971, 1974 y 1976:

1950: designed to exert a conservative influence on Spanish young.

1971: grupo católico que ha favorecido la liberalización económica desde que domina el gobierno desde octubre de 1969 (traducción chapucera, no tengo a mano el original en inglés)

1974: the influential Catholic lay organization

1976 the secret lay catholic society


¿Cómo puede decir en 1976 que el Opus es una sociedad secreta cuando entonces era bien conocida, oficial, y ellos mismos en 1971 decían que dominaban el gobierno, lo que todo el mundo sabía? ¿Cómo puede ser secreto si era conocido? ¿Eran tontos los de la CIA, que no, o se referían a otra cosa? Parece claro que dan a entender otra cosa, que el Opus había cambiado de táctica y ya funcionaba en política usando la influencia secreta. La CIA en ese documento de 1976 analiza el gobierno de Suárez. Dice que hay la “notable ausencia” de hombres del Opus, lo que le llama la atención. Pero a la vez dicen que hay al menos dos ministros que están “linked” al Opus. Lo que está señalando la CIA es la nueva táctica del Opus, actuar en secreto en política, hacer sin que parezca que están. Hasta el asesinato de Carrero, al lado y a la vista de la sede del Opus, actuaban en política con hombres que eran conocidos por todos como socios del Opus, al menos algunos de ellos. El gobierno de 1969 era conocido como el monocolor del Opus. Por lo que sea, cambiaron de estrategia.

Una nueva estrategia de secretismo que es muy visible contemporáneamente con lo que hicieron en los medios de comunicación. En los sesenta y primeros setenta el Opus tenía periódicos propios, señaladamente Nuevo Diario, Madrid, El Alcazar, Noticiero Universal en Barcelona.. Luego los cerraron. Pero no porque se retiraran de los medios. Todo lo contrario. Porque ya controlaban a los medios no formalmente opusinos. Un caso claro es el que entonces era el periódico más importante, el ABC, que en los setenta controlaron con el opusino catalán Cebrián Boné como director.

Desde el asesinato de Carrero esa fue su nueva estrategia, posiblemente porque ya tenían un control total. Desde entonces y hasta ahora han mandado completamente en política, usando testaferros de todos los colores. En ese gobierno de 1976 con el propio Adolfo Suárez, que fue del Opus, y al que seguían controlando. Parece que a eso se refería la CIA en 1976 al llamar extrañamente al Opus como una secret lay catholic society.

Anónimo ha dicho que…
Una golondrina no hace verano. Pero dos o tres es otra cosa. Se ha comentado que Ocariz ocultara la cruz episcopal en su visita al Papa. Algunos pensaban que pudo ser casualidad, que se enredara con algo y la tapara la chaqueta. Ahora se ve claro que es deliberado. Luce la cruz episcopal en todos lados. Pero la oculta en sus visitas a altos eclesiásticos, el primero el Papa. Se puede comprobar en las fotos de su visita al cardenal Omella, obispo de Barcelona.

http://www.opusdei.es/es-es/article/fernando-ocariz-prelado-opus-dei-visita-barcelona/

Lo mismo en la visita a un obispo portugués.

http://opusdei.org.pe/es-pe/article/fernando-ocariz-prelado-opus-dei-portugal-fatima/

¿A qué se debe que Ocariz oculte la cruz en sus visitas a los altos eclesiásticos? ¿Está usándola indebidamente? No entiendo de qué símbolos corresponden a cada jerarquía, pero lo parece.

El catalán Ocariz en su visita a la exacerbadamente nazionalista Barcelona no habla catalán en las reuniones públicas, al menos en los videos que ha puesto el Opus. ¿Para disimular que es el Opus quien maneja ese cotarrro de supremacistas?

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD