EL CRISTIANÚNCULO



En “Iglesia y posfranquismo, 17 años de transición 1976-1992” hay artículos muy buenos, interesantes y cargados de ironía salidos de la pluma de Xosé Chao, cura que entiendo se secularizó. El volumen recoge los comentarios del autor a la actualidad eclesiástica española y tiene poco desperdicio.
Observamos como funcionaba a tope la inquisición romana liderada por Joseph Ratzinger, el cancerbero del papa polaco, a su vez la voz de su amo OD. No pasaban una. Dejando de lado la persecución inmisericorde a teólogos y demás gente de mal vivir ¿a quién se le ocurre pensar la fe en vez de repetir las fórmulas como hacíamos nosotras?, hay que subrayar que en aquellos tiempos si se convocaba un sínodo en Roma de obispos para el tema que fuese, una acaba por preguntarse para qué rayos se convocaba, puesto que los documentos conclusivos estaban firmados antes de empezar.

Por no hablar de que si alguna conferencia episcopal emanaba documento tras ligera encuesta social sobre algún tema de interés, iba Ratzinger y metía la tijera hasta que la cosa quedaba “gusto romano”. Que la inquisición estuvo vigente, por mucho que de cara afuera de la iglesia el papa viajero y reunidor de multitudes hiciera pensar otra cosa, el alemán y el polaco al alimón con OD sin duda, provocaron sufrimientos indecibles en un montón de creyentes, tanto o más que ellos.

Todo cura, fraile con dos dedos de frente fue sancionado, no dejaron títere con cabeza. Se dedicaron a la poda y corte, cualquiera que sobresaliera era inmediatamente desposeído de su cátedra, el primero Hans Küng, se le cerraba la revista, como a Benjamín Forcano o era llamado a Roma pa marearlo hacerlo que se retractara y sino fuera: Leonardo Boff. Me pregunto como han podido hacer santo a tamaño inquisidor, los mismos inquisidores que allí siguen, claro, nadie ha dicho que los hayan echado ni que sea fácil echarlos. Menudo lavado de cara que le hizo el OD a la iglesia posconciliar con solo poner su Papa, la domesticación del moderno y peligroso teólogo del concilio Ratzinger, esa obra si que fue divina.

Las obsesiones del episcopado español en época de gobiernos socialistas eran la libertad de enseñanza y el derecho a la vida. Expresiones ambas que necesitan traducción, puesto que un colectivo que salvo honrosas excepciones había sido y seguía siendo la voz de su amo, el dictador reclamara libertad ninguna, y derecho a la vida cuando el dictador murió matando…pues no sé, es poco creíble.
Libertad de enseñanza significa seguir con los privilegios en educación que todavía hoy sigue teniendo la gente de iglesia, que enseña religión católica sin opositar en los institutos y que es nombrada por el obispo pero pagada por el Estado. Y derecho a la vida, el asunto del aborto que tanto preocupa a determinados ambientes que sin embargo no mostraron interés ninguno por la suerte, vida y trabajos de personas hechas y derechas salidas del vientre de su madre años ya, y que sufrieron en sus vidas por los desmanes eclesiales u opusinos. Nunca se ha preocupado la jerarquía española de la caza y pesca que lleva a cabo el opus dei entre los jóvenes, por poner un ejemplo.

Salen los grandes próceres de la iglesia española, hombres muy políticos que pasan por de fe, pero son políticos, claramente, con tortícolis de mirar a Roma como dijo alguien. En especial sale Angel Suquía, Tarancón también. De Angel Suquía simplemente parece que la etimología del apellido significa serpiente, y no sé si este fue un monseñor con el que me crucé una vez por los pasillos de la clínica de Pamplona, sin séquito ni nada, de pronto una cara de obispo que sale en la tele paseando por allí. ¿Nació en Zaldivia?


El artículo que me ha gustado y traigo es el escrito con motivo del 17 de mayo, allí estábamos, llenando a reventar la plaza de san Pedro y callejones aledaños. Yo con una blusa morada recuerdo, herencia de una madre difunta, era buena la blusa, de calidad y una falda negra que la llevé hasta que se me cayó a trozos, primero era festiva, luego ya pasó a diario. Hizo calor y hasta hoy no he caído en como pensaron la fecha para que coincidiera con el cumpleaños del papa al día siguiente 18, otra misa en san Pedro y cantando cumpleaños feliz al vicario de Pedro, como si fuéramos los únicos “hijos” o algo así, las huestes privilegiadas y todo el mundo al paso. Qué tiempos más duros.


El artículo viene detrás de otro dedicado al Padre Llanos, que pasó de jesuita pastor de alta burguesía a trabajar con los pobres de Madrid y que murió en aquellas fechas. La cara y la cruz de la iglesia española.

LA SANTA VANIDAD

El santo para quien lo trabaje, como el obispado de Avila para Cañizares. Si yo fuera ejecutivo estaría contento de que me fabricasen un santo a la medida. Si Buda fue un santo bastante laico, no lo consiguió por quedarse mirando el ombligo, sino porque la cosa onfálica le conectó con el nirvana, que es el extremo contrario de la tecnocracia. Y puesto que de ombligos hablamos y Alvaro de la Iglesia verificó que todos son redondos, el 17 de mayo, si el tiempo que falta no lo impide asistiremos a la cuadratura onfálica.

Llamarle Obra de Dios es mucho si Pelagio anda por medio. Y anda. Supongamos que usted es tecnócrata y que vive esa omnipotencia narcisista que les caracteriza a esos señores a los que nada humano les es ajeno, no por humanistas, sino porque nada se les resiste, ni siquiera la Naturaleza, que la están arruinando y ahora conquistan la gloria de Bernini. Pues bien, enganchado en la rueda de la razón instrumental que todo lo iguala usted no dejará, sin embargo, de tener su corazoncito que acaso sufra. Creador desde su cerebro mecánico, no deja de ser débil que necesita convertirse en criaturita en su sentimiento y afectividad: usted necesita un padre: El Padre, no el Celestial, que le queda muy lejos, sino uno que le propicie dependencia afectiva infantil. Así conjugará usted la omnipotencia de la modernidad que le engendró y la impotencia del ser castrado que es.

Lo mejor es el regreso al útero, que el narcisismo necesita retroalimentación, y allí está la Obra, con todos sus ingredientes mágicos, entre los cuales uno, el secretismo, puede llegar a ser excitante, porque le ampara ante una persecución exterior que usted imagina a priori porque necesita ante todo, sentirse protegido.

No lo olvide, usted es deudor a esa Gran Obra que pretendían los alquimistas en su intento de producir el homúnculo y de ahí que ya nación el cristianúculo, ese ser superprotegido envuelto en el líquido amniótico de una madre y la conducción de un padre que le dirá todo lo que tiene que hacer, los libros que puede degustar y las amistades que le han de cuadrar si usted no quiere quedar con el ombligo al aire.

Por supuesto, ese padre no tiene por qué ser el celestial ni la madre es la comunidad de bautizados. Usted sigue siendo un ejecutivo pelagiano y el cielo tendrá que ganarlo a pulso, no sólo mediante las obras, sino sobre todo gracias a la Obra. Esta le absorbe a usted totalmente, pues tiene sus tentáculos como ese pulpo que en inglés se llama Octopus y que, mire usted por donde, también significa en ese idioma monopolio. ¡Qué se puede esperar de un idioma tan extraño en el que se escribe Shakespeare y se pronuncia Schopenhauer!

El cielo está muy alto, pero usted, que ya tiene la tierra medio ganada, no ceje. Ni cambiar de tercio tiene: le es suficiente con santificar su trabajo, sea el que sea, que no hay trabajo que no se pueda santificar ni capitalismo, como veremos, al que no le quepa bendición. Si Jesús de Nazaret escogió el camino contrario, de ir a los marineros y a la clase de tropa de su tiempo, allá él y sus asuntos temporales. El de Nazaret, en el fondo, era un ingenuo, y a pesar de su experiencia en el mar de Galilea, no supo aprender el Camino de que los “peces se cogen por la cabeza”.

¿Quiere usted la prueba? A su santo padre le atribuyen, entre otros pecados minúsculos,  pecadúnculos, el mayúsculo del culto a la persona (propia), el pecado capital de soberbia.  Y aducen como prueba mundanas influencias y esfuerzos pecuniarios por conseguir un título nobiliario.
No les haga usted caso, antes le concedieron el marquesado espiritual que le convertía en “monseigneur”, esa frivolidad vaticana antievangélica, y nadie se escandalizó. ¿No ve usted que todo puede santificarse, como sucede con el propio trabajo, aunque algunos estén en pésima situación objetiva con relación al reinado de Dios y el “miseñorato” procede de la santa Silla y de los Palacios Apostólicos?

Entonces ¿por qué va a sorprenderse nadie que el Camino para subir a los altares sea el de la santa vanidad? Buenos denarios les ha costado y mucha paciencia aguardando que llegase un Santo Padre que comprendiese el padre santo de ustedes. Es cierto que algunos católicos marxistoides andan pregonando que un tal Oscar Romero debería subir antes a la tribuna celestiante, pero un santo es un aristócrata del espíritu y no puede consentir con liberaciones heterodoxas con las que maculó su armiño episcopal. También andan diciendo por ahí que el Papa Bueno debían darle “palante” en eso de la canonización, pero ¿cómo va a suceder eso si a su Concilio le están dando por detrás?





Ni se crea que su padre santo es racista, y esperemos que el cielo escribá recto con líneas torcidas, y ahí tiene usted la providencia que le va a poner al lado al aristosanto, como de sagrada mucama, a una negrita sudanesa que antes fue esclava  y que recordará a tantas como ustedes humildemente querían, sino que tendrá la asistencia de una imagen de ébano negro, que siempre decora y además evoca universalidad de la empresa.

Pues ya sabe el 17 de mayo iremos con flores a porfía a los santos lugares de la diócesis aragonesa, pues ese día el magisterio pontificio habrá puesto su recho alquímico muy alto, elaborando ese beatúnculo que ¡ave josemaría purísima, qué barbastridad!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Cambios en el gobierno Puigdemont. Nuevo Consejero de Presidencia, Jordi Turull Negre, hombre de CDC que flanqueó a Oriol Pujol Ferrusola cuando fue a declarar por primera vez (el otro ya es Consejero), su primo también tiene canonjía, en este caso canónica.

Y nuevo Secretario del Govern, Víctor Cullell Comelles, hijo de Josep Maria Cullell Nadal, Conseller de los comienzos de Pujol.

En la toma de posesión, televisada en directo, "chupando cámara" el supernume Joan Maria Piqué Fernández, chico de los recados de Artur Mas, salido del opusino "Diari de Tarragona" (PROMICSA = Sánchez-Friera). El propio Mas, chico de los recados de Fainé, también dando la mano a quien se dejara.

Fuerte olor de azufre OD.
Anónimo ha dicho que…
Tiempo de verano y dentro de unos días el "ferragosto".


https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Cardenales
Ana A ha dicho que…
no entiendo a qué viene la lista de cardenales
una gerontocracia sin igual en el planeta

a propósito del chiripitiflaútico jefe de prensa
de Artur Mas
me he reido a mandíbula batiente con el párrafo
que aquí http://selectodigital.es/?p=2156

le dedican ¡las gafas de pasta blanca
tan características son dos tallas menos!
típico de alguien que no quiere hacerse notar
¡qué solo Jesús se luzca! como dijo su padre
http://selectodigital.es/?p=2156
Magí Ribas Alegret ha dicho que…
Dime de donde vienes y te diré a donde vas, podríamos predicar de Joan Maria Piqué Fernández. La "hoja parroquial", como yo lo llamo, fue su incubadora:

"Diari de Tarragona, bajo la impronta de José Luis Sánchez-Friera, tiene una línea muy conservadora y próxima al "sector negocios" de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya y se le considera un medio muy influido por el Opus Dei, como demuestra el perfil del nuevo director, Juan Varela, que ha sido profesor de la Universidad de Navarra."

http://www.eltriangle.eu/es/notices/2016/09/-que-polemico-director-de-diario-ha-sido-sustituido-6274.php

¿"Medio muy influido por el Opus Dei"?, copado hasta la bandera.
Magí Ribas Alegret ha dicho que…
En cuanto a Luis Antonio Sánchez-Friera y González de Palazuelo, capo del "Diari de Tarragona", e instructor del ubicuo Joan Maria Piqué Fernández, veamos como santifica su trabajo:

http://comunicacion.e-noticies.es/el-amo-del-diari-de-tarragona-se-sentara-en-el-banquillo-30896.html

Hermanos/as, ¿os suena eso de "envolver el mundo en papel de periódico"?.

Este personaje, residente en un lujoso apartamento del barrio de Pedralbes, nunca pernocta en Tarragopus. Sacrifica dos horas diarias in itinere.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA