TAMBIÉN EN CROACIA



LA MAQUINA DE GUERRA CROATA

OD y JPII compartían en aquellos años 90 una formidable devoción mariana. La prelatura hizo prácticamente suyo el lema “Totus tuus” del escudo papal, “todo tuyo” en referencia a María, virgen y madre. Los miembros OD eran distinguibles en las grandes manifas pro JPII por las pancartas con el lema, alguna que otra se pintó en el club Isaba,
de cara al viaje papal de 1982. Según las doctrinas clericales María es corredentora, cooperó diciendo sí a la propuesta divina de ser madre de Dios. Pagana propuesta, hoy lo sé, el Dios de la Biblia no tiene madre por definición, pero nos machacaban con esta predicación porque viene bien para enlazar con la divina llamada que nos era dirigida a cada uno de los miembros fieles OD.
 Resultado de imagen de BANDERA CROATA
El papa polaco estaba convencido del importante papel de María de cara a la preparación del tercer milenio. Las apariciones de María significaban aquí y allí, ayer y hoy, estaciones en la peregrinación hacia la segunda venida de Cristo, el fin del mundo. Pero antes de la Parusía, sigue vigente la orden de Cristo de evangelizar a todas las naciones, “luego vendrá el final” (Mat 24, 3 y 24, 14)

También María era una figura especial para los rebeldes Hutus de Rwanda, muchos de ellos eran musulmanes recién convertidos. Hasta la guerra civil, Rwanda aparecía como uno de los países africanos más y mejor cristianizados (Hospital navarro de Rwanda). Sólo el 10% de la población era musulmán. Los Hutus representaban más del 80% de los ruandeses pero paradójicamente casi la mitad del clero católico era Tutsi.

“Era una situación insoportable para los extremistas hutus” explicó el padre Octavio Ugiras, cura tutsi director del Christus Centre en Kigali. Durante los disturbios que hicieron famoso el país, los militares hutus mataron a 17 curas y monjas acusándoles de haber apoyado al Frente patriótico ruandés dirigido por los tutsis que más tarde ganaría la guerra civil. “Los militares nos dijeron que no teníamos nada que ver con Dios, que la Virgen María era una mujer tutsi y que no la matarían”

Cosieron a balazos una estatua de la virgen. Mientras el sínodo africano se celebraba en Roma, en esas mismas cuatro semanas, murieron más de 200.000 ruandeses, entre ellos el arzobispo de Kigali, dos obispos, 103 curas y 65 monjas, todos fueron asesinados por los extremistas.
 Resultado de imagen de medjugorje videntes
30 años antes de esta masacre, la virgen María se había aparecido en el pueblo bosnio croata de Medjugorje pidiendo paz y reconciliación. Viendo los trágicos sucesos que siguieron en la zona, podemos asegurar que nadie se enteró del mensaje celeste, y a pesar de todo Medjugorje se convirtió en el cuarto destino más visitado por los peregrinos cristianos de todas las confesiones, llevando a los Balcanes antes del estallido de la guerra cientos de miles de personas al año.

En 1986 el Vaticano empezó a interesarse por las apariciones, la Congregación para la Doctrina de la Fe inició una investigación sobre la “autenticidad” de las mismas. Se corrió el rumor de que el Papa mismo había acudido secretamente al lugar. Cuando en enero de 1987 un obispo italiano le preguntó cómo reaccionar ante los sucesos de Medjugorje el Papa respondió: “¿No es Vd consciente de los maravillosos frutos que produce?”
 Resultado de imagen de Medjugorje
Pocos días más tarde la virgen habló a través de uno de sus “médiums” en el lugar de las apariciones sobre su tristeza por lo que estaba sucediendo en el mundo, “habéis dejado que Satanás domine” habría dicho María. Cuatro años más tarde la región se inflamaba en un agudo conflicto interreligioso. Los serbios dominaban el campo de batalla dada su aplastante superioridad armamentística: llevaban a cabo una guerra al estilo medieval que amenazaba con arrasar Sarajevo hasta los cimientos y que encendió la mecha de una décima cruzada. Un tercio de los croatas y casi tres cuartos de la población bosnia sucumbió ante la agresión serbia.

Los serbios temían  al “lobby croata" de Roma más que al ejército croata. Los medios de comunicación serbio etiquetaron la política vaticana con los adjetivos deshonesta y nada de fiar. En Belgrado estaban convencidos de que el trabajo obstinado e inteligente de la Santa Sede guiada por el OD y el recientemente nombrado nuncio en Zagreb, el arzobispo Giulio Enaudi, harían lo posible por dotar al ejército croata de un arsenal impresionante y moderno. De hecho, fuentes serbias informaron de que el padre Stanislav Crnica, el vicario regional OD en Zagreb tenía acceso directo al presidente Franjo Tudjman.

El arzobispo Einaudi tomó posesión 6 semanas después de que el Vaticano se convirtiera el 13.01,1992 en el primer “poder” extranjero en reconocer la independencia de Croacia. Anteriormente había sido nuncio en Chile donde cedió a los encantos  el ex vicario regional OD , Adolfo Rodríguez Vidal que a la sazón había sido nombrado obispo de Los Angeles de Chile. Durante el período de Einaudi en la nunciatura hubo hasta 4 obispos OD en Chile. Einaudi no sólo era amigo y cooperador, sino que tenía exactamente los mismos pensamientos que el Vicario Regional croata Crnica en todos los temas importantes.

Las sospechas de colusión Vaticana expresadas por Belgrado recibieron confirmación cuando los servicios secretos serbios sustrajeron del ministerio de finanzas croata el borrador de un acuerdo de préstamo de 2.000 millones de $ que el Vaticano había acordado supuestamente mediante intervención de la Soberana Orden de Malta. El préstamo era por 10 años sin intereses. Aunque el documento de 12 pág no llevaba fecha ni firma, la correspondencia adjunta entre el gobierno croata y monseñor Roberto Coppola, que se autodenominaba ministro plenipotenciario de la (extraña) Orden de Malta y embajador extraordinario, llevaba fecha de octubre de 1990, 8 meses antes de que Croacia declarara su independencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA