GUERRA INJUSTA









 Video reivindicativo de la mujer y del campo, éxito del verano que me envían, gracias, me ha encantado
¡Viva la mujer rural! no somos nadie sin el campo







SI EL CAIRO ofreció un ejemplo de cómo OD maneja y dirige su apostolado de la pública opinión, si la reunión de Barcelona con el arzobispo Carles haciendo de portavoz de OD, parece que los hipnotizan a todos, ofreció otro, queda un tercer ejemplo de la misma época. El Instituto de Ciencias humanas había sido fundado en Cracovia bajo supervisión del cardenal entonces Wojtyla. Más tarde, cuando Laureano estuvo de embajador en Austria, si alguien creyó que defenestrado equivocose puesto que en Viena aprovechó sentando las bases del apostolado en el Este, decía que cuando Laureano anduvo por Viena el Instituto de Cracovia se trasladó  a la capital austríaca. Tras la elección papal de octubre de 1978 las reuniones del dicho instituto polaco-austríaco-italiano OD siempre, tenían lugar en Castelgandolfo durante las vacaciones estivales del pontífice. Presidía el mismo. El foco de la reunión de 1994 estuvo puesto en la próxima y nueva cruzada, aunque se le dio otro título oficial “Identidad”.

El papa se sentaba ligeramente aparte en una mesita de madera desde la que seguía los debates, como para salirse del guión estando el papa infalible delante que escuchaba atentamente, que ridícula posición. JP II planeaba un viaje a Croacia y el Vaticano, preparando el jubileo del año 2000 acaba de establecer relaciones diplomáticas con Israel.

El presidente del instituto, el filósofo Krzysztof Michalski avanzó que el colapso del imperio soviético urgía la búsqueda de un nuevo orden mundial. Esa búsqueda implicaba que una de las prioridades de Occidente estaba en frenar o hacer dar media vuelta a la ola de inmigración islámica. 6 meses después de esta reunión “casualmente” el secretario general de la OTAN William Claes confirmó que la estrategia para proteger a Europa del Islam radical se había convertido en la prioridad de la estrategia para la alianza occidental. Otros asuntos de la reunión del Instituto en Castegandolfo se referian a la actitud del mundo islámico hacia su propia identidad, y también en saber si Europa sería capaz de absorber las crecientes minorías islámicas.

Los participantes concluyeron que a pesar de que la hostilidad mutua y la desconfianza de Europa con el Islam eran cosa del pasado, la colisión de Occidente con esta religión dominaría las relaciones internaciones a comienzo del tercer milenio. Hay quien se ha empeñado en darles la razón a estos curas reunidos bajo hégira opusina, nunca mejor dicho lo de hégira.

Señalaron que se había convertido en moda hablar del Oriente Próximo como de un “creciente de crisis”. ¿Pero qué pasaría si esas potencias del Creciente (otrora fértil) desarrollaban su capacidad nuclear? ¿Qué pasaría si Argelia se volvía seriamente fundamentalista? Según Rabah Kebir, presidente en el exilio del Frente de Salvación Islámico, el gobierno islámico futuro en su país sería inevitable. “Los países occidentales tienen que aceptar que pronto o tarde los países musulmanes estarán gobernados por islamistas. Es el deseo del pueblo.”, eran declaraciones de Kebir a La Croix el 20 de enero de 1995. La Bosnia de Izergovic hubiera estado de acuerdo, pero ni Kebir ni Izergovic habían sido invitados al simposio de Castelgandolfo.

JPII creía haber dado un gran paso hacia la “cruzada del entendimiento” cuando se enfrentó en 1991 a la operación tormenta del desierto desencadenada por Estados Unidos que dio lugar a la guerra del Golfo. Entonces no había otorgado el marchamo “guerra justa” a dicho conflicto porque no reunía los requisitos que dan legitimación moral según el catecismo a un conflicto armado. Pensaba que al no reconocer la justicia de las operaciones militares de Estados Unidos en la zona había impresionado a los musulmanes del mundo.

Pero había motivos para dudar del éxito de dicha estrategia papal, pues los musulmanes seguían viéndolo como un agente político que en palabras del que casi se convierte en su asesino, el turco Mehmet Ali Agca, “aunque disfrazado de líder religioso es un jefe de la cruzada” así lo recoge un libro titulado “The Rise and the fall of the bulgarian connection” otro fake de la historia “pa” despistar, tiene toda la pinta ¿qué les importaba a los búlgaros JPII?






El profundo odio y la desconfianza de los islamistas partidarios de la línea dura se puso de manifiesto tristemente en diciembre de 1993, con el asesinato de cuatro Padres Blancos, 3 franceses y un belga en Argelia. En un fax enviado a las agencias de noticias en Nicosia, el grupo armado islámico dijo que la matanza formaba parte de una campaña “por la aniquilación y liquidación física de los cruzados cristianos en los países árabes”.

Hay que se cobarde para matar monjes, me recuerda el asesinato en 1989 de los jesuitas del Salvador.



Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
Imposible de imaginar en ninguna TV de este país:

Gracias Emanuela Provera.

https://www.youtube.com/watch?v=RDK3o2DoXy0

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD