Camaleones

Hoy me ha tocado descubrir otro extraño libro. Se trata de "Escritores antifascistas", si lo patrocinara, no sé, el grupo Z o el País, a lo mejor no me hubiera llamado la atención. Pero es que es una publicación de Rialp, firmada por Federico Suárez, en 2002. La primera cuestión que me hago es si verdaderamente este cura numerario en 2002 está para escribir libros, cuando yo lo conocí hace 17 años ya era bastante mayor.
Y luego el título, ¡madre mía! Federico Suárez que se ha dedicado a estudiar el carlismo y escritores reaccionarios del siglo XIX ahora resulta que saca un libro de antifascistas. Ellos, opusianos, que han prosperado a la sombra de Franco, sacan en 2002 un libro con ese título.

Pero el interior del libro tampoco está mal, hay sorpresas. Resulta que después de hablar de los "antifascistas" (¡qué cara más dura!), una de las conclusiones es que es una "leyenda" eso de que los intelectuales españoles estaban en su mayoría del lado de la República. Había muchos en el lado de Franco... Otra grandísima bola, por supuesto que siempre ha habido escritores conservadores, pero la poesía, la literatura, los intelectuales más señalados de la España justo anterior a la guerra, en su gran mayoría todos se exiliaron. Ahí está la generación del 27, lo que quedaba del 98, tantos catedráticos, que se vieron de la noche a la mañana sin nada como Francisco Ayala. Con la represión y limpieza que hubo tras la guerra no sólo en la universidad, hubo limpieza ideológica de maestros en las escuelas de primaria que fueron desterrados a los últimos pueblos o se les quitó el puesto, ¡qué desfachatez que ellos precisamente ellos saquen este título!

Opus Dei aprovechó tantos huecos para colocarse ellos, sobre todo en la universidad tras la guerra. No se colocaron precisamente en las escuelas de primaria. Florecieron gracias a tanta persecución y represalia de un régimen que utilizó la iglesia y la moral como si fuera la constitución. Lo peor que le puede pasar a una religión.
Parece que en España no tenemos memoria ninguna, todo cuela en lo que se refiere a nuestra historia más reciente. No he escuchad ni una sola crítica ante esta manipulación.

Por eso he titulado esta entrada camaleones, visten todos los trajes para estar en el candelero.

Hay que leer a Laín Entralgo en su Descargo de conciencia para aprender lo que eran los tribunales de oposiciones tras la guerra.

Comentarios

Miblog.Ángel ha dicho que…
Pues Federico Suárez falleció en 2005

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA