No hay peor ciego

Leo en opuslibros que una tal Rocío sólo le llena el Jesucristo del Opus: precisamente ese es el problema y la herejía opusiana, has caído en el saco amiga. Jesucristo no es ni del opus ni de los franciscanos ni de nadie en particular. Es tan sencillo de entender... si se tiene una creencia en un ser que ha hecho el mundo, la distancia entre ese ser y las cosas o las personas es tan tremenda, tan infinita que verdaderamente ponerse a pensar que alguien está más cerca porque pertenece a algo es de una tremenda ingenuidad. Cuando no de una gran maldad ir predicando esa mentalidad de elegidos.

No me gustan los falsos irenismos, la falsa paz de no pasa nada, "todo el mundo es bueno". Sencillamente porque no es verdad y esas personas que ingenuamente se creen que en el opus las acogen y las aman yo les diría: espérate a que cambie tu situación económica y social. O a que te deje tu marido, o a que tengas un desastre económico. Te garantizo que no va a ser el opus el que vaya a socorrerte en la necesidad.

También leo la desgracia profesional que supuso para Emevé su pertenencia y "despertenencia". Efectivamente y en eso estamos, a mí también me afectó, teniendo todas las posibilidades en la mano para hacer lo que hubiera querido, irme por el mundo adelante donde me hubiera dado la gana, fui encerrada en un submundo, engañada hasta lo más hondo, manipulada sin piedad.

Yo también me doy cuenta de que fui cómplice en mi desgracia por no ponerme a pensar un poco en lo que me estaba pasando. Con mi cilicio y mi ducha de agua fría no fui capaz de recapacitar, no tenía los medios, nadie a quien acudir para salir, ni siquiera debo decirlo, en 19 años se me ocurrió que tenía que salir de allí.

Y en el tema profesional, la verdad que perdí el tiempo, ¡cómo me engañaron y cómo se aprovecharon de mi buena voluntad! de mi ingenuidad, de mi fe. Claramente todo el mundo tenía una colocación a mi alrededor, numerarias, agregadas, supernumerarias. En la universidad de Navarra o en "tareas internas" como ellas dicen. Ni siquiera hubo una beca para que yo pudiera hacer el doctorado en Navarra. ¡Qué pasada! cuando lo había dado absolutamente todo desde mi adolescencia, cuando vivía en un centro y tenía que trabajar para pagar la pensión de ese centro, viviendo mi madre en la misma ciudad.

Evidentemente todo esto no tiene remedio ya en mi caso. Lo pasado está pasado. Pero no puedo dejar de decirlo, por si hay más ingenuas por ahí, que se creen que con la entrega de su vida al opus se la están entregando a Jesucristo. ¡Qué grandísima mentira! se la estás entregando al banco Popular, por decir una de sus instituciones financieras florecientes.

Porque eso sí que no falla, si no hay dinero en una familia, suerte para ellos: Dios no habrá distinguido con la vocación "desde la eternidad" a ninguno de sus miembros. Seguro y "Craché par terre" como dicen los franceses.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA