LA ESTRATEGIA DEL DIABLO



Al adoptar en el Cairo la estrategia opusdeística el Vaticano iba a la contra de la posición común que habían hecho suya las potencias occidentales, consistente en no tratar con los países favorecedores del terrorismo internacional. Para algunos católicos ponerse a cerrar acuerdos con renegados internacionales era estrategia imaginada si acaso por el diablo.


Navarro Valls justificó el asunto apostillando que “en el Cairo nos jugábamos el futuro de la humanidad”, el mismo podría haber admitido que exageraba. Negó que el Vaticano estuviera bloqueando el consenso en torno al control de la natalidad, y declaró “nos interesa un consenso con respecto al bienestar (¿o bien ser?) de hombres y mujeres, no un consenso de palabras y todavía menos un consenso de slogans.”
 Resultado de imagen de navarro valls en el cairo
Los asuntos tratados en la conferencia del Cairo interesaban a todo el mundo. Hubiera sido inmoral imponer al tercer mundo los modelos permisivos de las sociedades seculares occidentales en especial en lo referente al aborto. De todas formas había que encontrar una solución plausible para resolver el problema de la población mundial. De 5,5 billones en 1995 se esperaban alcanzar 10 en 20 años. No ha sido para tanto. La Fundación de la ONU para la población esperaba encontrar una salida de modo que la población se pudiera estabilizar en 7,2 billones en 2050. En lugar de trabajar hacia un programa constructivo de estabilización, la estrategia vaticana inspirada por el “Opus Dei” estaba orientada a realizar el mayor mal posible.

Miembros de la ONU que presenciaron las maniobras con disgusto calificaron las acciones de la santa Sede como la campaña diplomática más vehemente y concertada que el Vaticano ha emprendido en los últimos años para influir e la política internacional” (International Herald Tribune, 9 agosto 1994)

Por su parte el “Opus Dei” se jactaba de haber hallado la alianza vaticana con el Islam radical. Durante la conferencia del Cairo, miembros de la prela especialistas en AOP organizaron encuentros con las comunidades islámicas locales para asegurarse su apoyo en la línea anti politica ONU. Haciendo ostentación pública de participar en estas reuniones, el “Opus Dei” pensaba jugar su carta de manera a no ser acusados de “antiislamistas”.
Resultado de imagen de el cairo
El Cairo

Andrew Soane, en aquella época portavoz OD declaró “La O no está contra nadie y no va a empezar una cruzada que se emprenda contra ninguna religión ni tampoco va a formar parte de ninguna. El beato Josemaría escribio en Conversaciones que el punto de vista cristiano y laico os alejará de todo fanatismo, de toda forma de intolerancia y os hará capaces de vivir en paz con vuestros conciudadanos para promover el entendimiento y la armonía en todas las esferas de la vida civil. El respeto por la dignidad y la libertad de otras personas es fundamental para el Opus Dei.” Ya, un gran ya…..

Cinco meses después, OD organizó un seminario sobre inmigración ilegal en Europa en una de sus casas de retiros cercana a Barcelona, el seminario estaba cerrado al público. En dicho seminario se defendió lo contrario que había dicho el portavoz Soane. El seminario concluyó que la tasa de crecimiento de la emigración islámica en Europa corría el riesgo de provocar un conflicto social serio en los años a venir.

“Para el año 2000 todas las ciudades más grandes de Europa serán multiculturales. La población autóctona de Europa envejece mientras que los inmigrantes son jóvenes y prolíficos” Así se expresaba monseñor Ricard Maria Carles, cardena y arzobispo de la ciudad condal además de aliado OD “Dicho desajuste sólo puede traer inestabilidad y conflicto para las generaciones futuras.” Por ello si se continuaba en la misma línea una sociedad europea rica y secularizada, en bancarrota moral, serían incapaz de hacer frente a una población inmigrante más motivada y espiritualmente disciplinada y determinada.

El cardenal Carles trazó un paralelismo entre la situación actual y la caída del imperio romano, cuyos ciudadanos no eran conscientes de su propia decadencia. En nuestros dias dijo el Cardenal, los tres valores cristianos de trabajo, libertad y amor han sido corrompidos” así terminaba un informe conclusivo del seminario (“Inmigración el cardenal de Barcelona teme un crecimiento de los delitos en Europa”, APIC, 40, 9.febrero.1995)
En el seminario barcelonés fue clara y común la preocupación por la amenaza islámica para Europa por el hecho de que siendo una religión en alza y más dinámica estaba atrayendo prosélitos incluso entre los católicos europeos que se convertían por centenares cada año.

Después de haber ahogado las creencias cristianas en los países donde surgió el cristianismo, oriente medio y Asia menor, el Islam amenazaba la Cristiandad Europea y en tiempos de recesión económica mundial no lo estaban haciendo demasiado mal. Para los protectores de la iglesia todo este asunto constituía una señal de alarma y preocupación.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
A la vez el Opus, también en Barcelona, fichaba a Eduardo Rozsa Flores convirtiéndose en un salvaje terrorista yihadista. Contratado por el opusino Ricardo Estarriol para La Vanguardia.

Estos días terminales opusinas como José Apèzarena y Jose María Irujo "sueñan" con el atentado de marca yihadista más salvaje. Sería del comando opusino Rozsa Flores.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA