EL CASO DEL TELAR



DELITOS FINANCIEROS EN ESPAÑA

El de Matesa fue un caso sonado, tuvo lugar en los últimos años de la dictadura franquista y en él estuvieron implicados miembros del OD. MATESA era el acrónimo de Maquinaria Textil del Norte de España.
Dicha empresa había instalado un holding multinacional con vistas a la exportación de un telar sin lanzadera fabricado en Pamplona, feudo del “Opus Dei” y territorio foral. Juan Vilá Reyes era el propietario, hijo de empresarios textiles catalanes, era un financiero sin dinero. Los miembros del OD, sus “hermanos” instalados en el gobierno franquista, le ayudaron a obtener créditos del Estado para empezar. La empresa no era factible con sólo eso, y también tanta ayuda a un don nadie era sospechosa. Así que ya desde el principio se pensó que había gato encerrado en financiar dicho telar, más bien al parecer con la excusa del telar miles de millones manaron sobre la Casa generalicia opusina en Roma, sobre la universidad de Navarra  y sobre dos colleges opus en EEUU, la uni de Piura en Perú. Dio para mucho el telar.

En el proyecto estaban todas las características del timo de “la maquinita”. Bastó la licencia para la fabricación en España de una máquina textil francesa para que llovieran los créditos del Estado. Llegaron a sumar 9.828 millones de pts, impresionante cifra entonces y ahora.

En el mes de agosto de 1969 estalló el escándalo. El mismo año y mes en el que Juan Carlos era nombrado sucesor a título de rey en las cortes españolas. Se dijo que lo iniciaron los falangistas, eternos rivales del opus, pero luego se dice que como todo lo gordo es un opus contra opus para salir ganando el opus. El asunto lo llevó el Tribunal Supremo, ya que los implicados eran ministros, pero el caso se endenteció y los opus ministros fueron indultados por otros opus ministros en 1971. Uno de los implicados Mariano Navarro Rubio se sintió en la obligación de pedir que se revisara el caso porque e autoindulto enterraba su honor, todos los encartados indultados habíanse visto envueltos en el más irremediable de los descréditos. Le dijeron que era en el momento cuanto tuvo que reaccionar.

Los miembros del OD intentaron que delitos como fraude, prevaricación y la asociación para delinquir en perjuicido del Estado fueran olvidados. En tiempos de Franco la investigación del caso MATESA se redujo a la península ibérica, cuando la expansión se había realizado primero hacia Europa y luego hacia América. El grueso de los créditos concedidos por el Estado se hallaba depositado a través de accionistas interpuestos en sociedades financieras domiciliadas en Suiza, Liechtenstein, Luxemburgo y Panamá. Los miembros del OD tutores de MATESA fueron beneficiados porque se echara tierra sobre el asunto, pero Vilá Reyes y familia sufrió largo y superfluo proceso judicial que nunca aclaró adonde fueron a parar los miles de millones de pts.

Cuando en 1976 salió de la cárcel declaró a la prensa “el caso MATESA empieza ahora”. Seguimos esperando. Han pasado cuarenta años y hoy nadie sabe ni recuerda.

Dijo que tenía material para un libro y hasta película. Mientras estaba encerrado acumló reflexiones, datos, experiencias, meditaciones en torno a MATESA. Incluso había iniciado novela titulada “El cepo” y le faltaba el capítulo final. Mediante amenazas Vilá Reyes intentaba ejercer presión dentro y fuera del OD anunciando que iba a dar publicidad a las inversiones, principalmente en América Latina y en Luxemburgo con Sodetex, una filial de MATESA. Cuando en la víspera de navidad de ese mismo año fue abatido Jean de Broglie en una calle parisina, se refirió a las inversiones de MATESA desde Luxemburgo que habían servido para financiar el partido de los republicanos en el que de Broglie militaba como dirigente al lado de Giscard.

Los directivos opus en Roma estaban más pendientes de la sucesión de Pablo VI que del que amenazaba cantar y al final nada. Sus amenazas fueron útiles para que se siguieran fabricando los famosos telares bajo administración judicial y que Vilá Reyes declarara satisfecho que su empresa fabricaba telares para muchos que se ganaban la vida con ellos en todo el mundo.

También salió en un programa mano a mano con Ruiz Mateos, dos damnificados del “Opus Dei” o semi damnificados, la verdad es que no sé como calificarlos. A fin de cuentas la tradición de los que amagan  y no tiran de la manta en España forma ya una clase especial de ciudadanos.

Tanto MATESA como RUMASA fueron negocios planteados por miembros del OD que tuvieron un crecimiento fulgurante y que recibieron a fondo perdido subvenciones y créditos del Estado con deudas enormes. Muchos se preguntaban si el caso MATESA no se repetiría “nunca más”. Los delitos financieros en España fueron presentados por los miembros OD como extraordinarios, cuando llegaron  a ser habituales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

ABUSOS JUZGADOS