TORCIDOS CAMINOS DE LAS FINANZAS



 ¿Qué se dice del finado Fiscal General muerto en acto de servicio por tierras australes de una septicemia más rara que un perro verde? el encarcelador de independentistas ¿hizo algo mal?
Como al papa de la sonrisa, autopsias no es aquí.


 Nos sacarían de dudas y dejaríamos de especular, pero con la prisa que se dan en embalsamar y echar tierra encima del ataúd, la sombra de la duda seguirá amenazante. Si no hay nada que ocultar que no oculten lo manifestable.

TORCIDOS CAMINOS DE LAS FINANZAS

El founder no se cansaba de repetir que su obra era una realidad espiritual y siempre estaba aclarando lo que era de verdad el OD, lo contrario de lo que todos veían. Lo mismo le pasaba a Ruiz Mateos con Rumasa. En agosto de 1978 fue calificado de “rey Midas” por el periódico ABC: “Ha convertido en 15 años un negocio familiar con 7 empleados en un holding de 200 mil millones de pts. con una plantilla laboral de más de 25.000 personas”. El periódico no se equivocaba en las fechas, fue precisamente a partir de 1963, fecha de su entrada en el “Opus Dei” como super cuando empezó el milagro que no era tal. Con artimañas financieras Rumasa se había convertido en multinacional, en 1983 contenía 670 empresas, 60.000 trabajadores y facturaba 350.000 millones de pts. Comprendía bancos, hoteles, bodegas, inmobiliarias y sector de la construcción, grandes almacenes.

Los modestos orígenes son conocidos, Ruiz Mateos de Rota (Cádiz) regentaba un negocio de vino familiar, a ello se le unió la dimensión financiera desde la petición de admisión como supernume en el entonces instituto secular un 19 de marzo. Jose María unió los dos apellidos del padre y empezó la escalada. La sociedad anónima montada por los Ruiz Mateos denominada Rumasa con sólo medio millón de pts de capital fue rebautizada financiera Rumasa, instaló su domicilio social en Barcelona, al contrario que hoy, aunque siguió manteniendo delegación en Jerez de la Frontera. La empresa familiar comenzaba a participar en la estrategia financiera del “opus Dei”. En aquellos principios a los nuevos empleados se les daba un ejemplar de Camino. Además se hacía apostolado con ellos invitándolos a retiros, charlas y conferencias, lo típico con todos los que alguna vez han trabajado en una empresa OD, cuya finalidad affichée es llevar “a la gente a Dios”, es decir, a su redil.

Los contactos financieros de José María Ruiz Mateos, que debió de pensar y seguro se lo hicieron pensar que lo de José María era un signo de sus altos destinos llamándose igual que el founder, se hacían siempre a nivel personal, a través de entrevistas e instrucciones del numerario encargado de las finanzas, Pablo Bofill Quadras instalado en Barcelona. Estos sí que hicieron la verdadera obra de Dios, montando un dispositivo para recoger dinero a mansalva. A partir de 1980, ya cuando empezó la cuesta abajo, intervino Luis Valls, instalado en Madrid. Eran los tiempos en los que OD en Roma se esforzaba al máximo para que el Papa les diera la administración de las finanzas vaticanas.

La estrategia consistió en controlar durante los años 60 el mayor número de bancos locales en España, sin descuidar la implantación en el extranjero. Todo pura estrategia financiera opusina como soporte de sus apostolados, cuando dijo Jesús a sus discípulos que cuando fueran por los caminos no llevaran ni alforja ni nada, estos con la finanza como base. Lectura selectiva del evangelio y fundido en negro sobre los pasajes marginados.

El banco de Siero y el Banco Murciano cerraron obligados por una polémica suspensión de pagos, los compró Rumasa que aumentó su capital y los puso a funcionar “con las debidas autorizaciones” del gobierno controlado por miembros del primer instituto secular del mundo. El precio de compra de los bancos fue fijado por el min de Hacienda, y Rumasa recibió centenares de millones de pts. del Instituto oficial de Crédito de las Cajas de Ahorro y del Banco de España. El de Siero pasó a denominarse Banco del Norte, con operaciones en la zona cantábrica. Ambos bancos pertenecían a la familia Rato, la de Rodrigo, el que llegó al FMI, sacó a bolsa Bankia y luego fue detenido por la policía por sus malversaciones dinerarias. En aquellos años las víctimas de la operación rumasina-opusina de carácter maquiavélico fueron Ramón Rato y su hijo mayor, al oponerse al instituto secular fueron encarcelados, despojados de su patrimonio y presentados con San Benito de delincuentes ante la opinión pública. Por eso lo de Inquisición 2.0, son los mismos métodos.

El que escapó por los pelos fue Rodrigo Rato que llegaría a vicepresidente económico, la cabeza mejor amueblada, decían, del gobierno de Aznar y cuyos derroteros ya he contado antes.

El 80% de las acciones del banco murciano pertenecían al torero Manuel Benítez “el Cordobés”. Así es como el diestro mantuvo importante relación financiera con “Opus Dei” y logró salir en la revista para la familia del entonces Instituto secular aspirante a prelatura.

El holding de Ruiz Mateos participó a todo tren en la estrategia financiera opusina manteniendo a duras penas durante la dictadura de Franco la ficción de su independencia. El holding de la abeja enmarcada en un hexágono, estaba íntimamente conectado con el grupo financiero OD, con el tentáculo de Esfina y el Banco Atlántico de Barcelona y también con el Popular, que más tarde Rumasa intentó utilizar como circuito de emergencia con desastrosos resultados.

En la lista de bancos rumasinos figuraron: el banco Asunción de Paraguay, el banco de Crédito y Ahorro Ponceño de Puerto Rico y el banco de Iberoamérica en Panamá, 3 bancos que en realidad no le pertenecían, pero estaban integrados en su órbita financiera. La financiera Rumasa se encargó de gestionar el holding que actuaría como hospital de bancos y empresas en dificultades dentro del entramado económico de la obra de Dios, hasta que el propio grupo protagonizaría uno de los más sonados escándalos de España.

La actividad de Ruiz Mateos como escombrera del “Opus Dei” no paró cuando Rumasa entró en crisis ni con la expropiación por parte del gobierno español en 1983, continuó hasta los años 90, cuando se encargó de liquidar los intereses financieros del OD en otro escándalo estallado en 1995, cuyo referente principal fue la Fundación General Mediterránea que como entidad sin ánimo de lucro atesoraba donaciones de obras de arte, joyas y sucesiones, cual depósito de la Inqui española en el siglo XX, además de recaudar fondos sin control oficial, con la falsa promesa de beneficios para inversores privados simpatizantes de OD. La deuda patrimonial ascendió a más de 120 millones de euros o 20mil millones de pts.

Nadie puso barreras a Rumasa, hasta junio de 1975 no hubo informe completo del Banco de España sobre el holding, fecha de la muerte del founder y cuando faltaba nada para el fallecimiento de Franco. Rumasa recibió más tarde 16.000 millones del gobierno de Suárez, cooperador del OD entonces ¿después de haber sido supernume?, a través del Banco de España para salvar “un bache de tesorería”.
En mayo de 1975 Rumasa se querelló contra la revista Sábado Gráfico porque había aludido a las dificultades financieras de la empresa, hay que pisar fuerte cuando vives de la confianza: “parece que el coloso rumasino tiene los pies, y no precisamente cubiertos, de barro. Y es que con los vientos racheados que mayo nos ha traido se bambolea peligrosamente. Se rumorea, acaso porque el rumor venga de Rumasa, que el Banco de España hace denodados ejercicios de salvamento. Para los que, claro, no parece contar con los cables de la banca privada. Banesto indeciso.”

Por la publicación de esta noticia de 75 palabras Rumasa solicitó una primera indemnizacón de 1.200 millones de pst y posteriormente de 6.000 contra Sábado Gráfico. Sale caro meterse con la Obra de Dios y sus representantes. La querella criminal ni siquiera fue admitida a trámite pero sirvió para conocer las armas secretas de Ruiz Mateos.

Para sobrevivir y seguir alimentando financieramente al OD Rumasa necesitaba con urgencia ingentes cantidades de dinero y como la especulación era la base exclusiva de su crecimiento, sugerir que se tambaleaba era una pérdida de prestigio insoportable. El problema era que las empresas industriales y comerciales tenían pérdidas que los bancos financiaban y la estrategia consistía en cmprar nuevos bancos para seguir financiando las pérdidas a la espera de un milagro del santo founder. Era una huida hacia delante, nunca se llegaba a repasar y señalar las partidas de las cuentas, ni a cotejarlas con sus respectivos justificantes.

La actividad rumasina se desarrolló en entorno favorable, entre la descomposición lenta de la dictadura que en realidad nunca se descompuso, el único que se descompuso fue el cadáver del dictador, lo demás se transformó, y el alumbramiento de un nuevo régimen democrático, con muchos fallos, entre otros estar dominado por una inqui en la sombra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

GUERRA JUSTA