EL FUGADO

El artículo sobre el Banco de España que no vigila adolece de exceso en la utilización del impersonal "se hizo", "no se miró", "se permitieron las fusiones", " se maquillaron las pérdidas", "se cobraron sueldos astronómicos"...es evidente que hay nombres y apellidos, que fulano y zutano maquillaron, y perengano se asignó supersueldo. Y sí algo me suena, en efecto abundan los enchufados y los masajistas en cargos que deberían de estar ocupados por oposición no por enchufe o personal de confianza del político de turno dispuesto a hacer favores a troche y moche.


Algún contacto con alguna consejería que no es aquella de la que depende mi puesto de trabajo he tenido y a nivel "Sevilla" es verdaderamente penoso el modus operandi. A tono con la falta de civismo, el amiguismo y compadreo que nos caracterizan. Llega un momento en que una se dice a sí misma "prefiero no saber".




Entre todos los casos de picaresca que acabó mal pues ni siquiera sabemos fecha y lugar de fallecimiento del interfecto, destaca el del nume Gregorio Ortega Pardo. Después de ser un directivo con importantes responsabilidades financieras, fue el mayor ejemplo palpable del peligro que se corre en OD cuando sacan el lado mafioso a relucir.

VENEZUELA


Ortega Pardo es un apellido que ya no gusta en OD y que han borrado de su memoria. Gregorio OP era un directivo de mucha confianza para el founde, lo llamaba Goyo y lo envió como enviado suyo personal a Portugal. Nació en una familia valenciana y fue uno de los primeros en integrar la OD en la ciudad del Turia. Su hermana Encarnita ostentó altos cargos en la sección femenina OD, hasta que exageró en el culto a Escrivá y la tuvieron que sacar de Roma con destino España para dedicarse al “apostolado de la moda”, como suena. La conocí en carne mortal en Torreciudad, una mujer mayor arrugada y vestida de negro, algo así como un espectro de mujer, lo de exprimirse como un limón se cumple. Estaba rodeada de chiquillería opusina que la agasajaba como si fuese una reliquia viviente por haber sido tantos años directora al lado del founder. Por supuesto que ignorábamos los porqués de su salida de Roma, pero la función de talismán emocionante y emocionador de  masas de jóvenes numes lo cumplía a la perfección.

Su hermano Goyo, premio extraordinario de doctorado, profe en la cátedra de derecho civil en la u. de Madrid, directivo del OD. Carrera fulgurante que para su desgracia no quedó ahí. En 1945 fue enviado a Portugal, desempeñó cátedra de derecho civil en Coimbra con la recomendación del ministerio de Justicia luso. En Coimbra fue publicada la primera edición de Camino en portugués. Ortega se dedicó a montar la infraestructura económica, finanzas y tesorería imprescindibles para los futuros apostolados OD.

Como consecuencia de la actividad desplegada por el OD en el mundo de los negocios los numes más metidos en el engranaje económico comenzaron a disfrutar de un estatuto especial que en los principios opusinos sólo disfrutaban los catedráticos universitarios, por aquello del “apostolado especial con los intelectuales”. Por eso tanto Ortega Pardo como Valls Taberner fueron de los favoritos del barbastrense, por su versatilidad, produjeron ganancias universitarias y dinerarias para OD. A fuerza de oír el mensaje de expansión y su inevitable prerrequisito económico, los OD se mentalizaron en la “eficacia” de la misión. Al principio la cohesión interna se basaba en “cumplidme las normas”, poco a poco se impuso el sentido práctico simbolizado e la expansión geográfica, financiera y política.

En 1960 Ortega se mudó a Lisboa donde se vinculó al Banco portugués do Atlántico y al mundo financiero y turbio de las dos dictaduras ibéricas del momento, Franco y Oliveira Salazar. Los opus se permitían regalar al dictador luso un servicio completo de té de porcelana de Limoges por navidad. En Lisboa Ortega estuvo en la inauguración de la casa central OD, rua Doña Estefanía, y en la de la residencia de rua Doctor Antonio Cándido, 10. De director figuraba el sacerdote nume Nunho dos Santo Girao. OD pasó a controlar la editorial Aster que editaba la revista “Rumo, revista de problemas actuáis”, cuyo domicilio social estaba en rua Doña Estefanía, 8. A partir de 1961 comenzó el éxito opusino en Portugal.
1961 coincide con Ortega en Lisboa y el reconocimiento canónico de la universidad de Navarra por parte del Vaticano. Poco a poco OD fue trasladando millones de pts al vecino país y adquiriendo bienes. Con financiación del Banco Popular compraron el Banco da Agricultura y Ortega fue nombrado presidente del consejo de administración. Después intervino en los bancos Portugués do Atlántico, Pinto e Sotto Mayor, Banco do Fomento, Comercial de Angola. Los negocios del OD se ampliaron con la fundación de Lusofina y la entrada en el negocio cinematográfico comprando los cines Roma y Aviz, en la Siderúrgica Nacional portuguesa y en una fábrica de montaje de tractores a cuya inauguración asistieron el embajador español y el dictador Oliveira Salazar.

La Lusofina fue la gran obra, era una sociedad de estudios financieros a imitación de la Esfina que habían montado en España. Su finalidad era realizar este tipo de estudios, pudiendo adquirir derechos, participaciones, acciones en cualquier clase de negocios salvo bancos y seguros. Su creación estuvo patrocinada por los gobiernos español y portugués y en ella participaron el ministro de Hacienda, Navarro Rubio, otro opus, y el de Economía portugués, Pinto Barbosa. Gracias a estos apoyos se puso en marcha uno de los fines principales de Lusofina, facilitar la obtención con avales del Estado de créditos a medio y largo plazo, operaciones que interesaban a la banca internacional. En Lusofina participaban el banco de Bilbao, el Central, el Español de Crédito, el Popular, el Santander y el Vizcaya. Gregorio ocupaba el puesto de representante en su consejo de administración del Bilbao y en el comité ejecutivo, de toda la banca española. Por parte portuguesa figuraban los bancos antes citados, en los que OD intervenía por medio de Ortega, junto con los grupos financieros internacionales Rotschild Frères, Desdener Bank, Irving Trust Company, Société Financière Européenne. Lusofina intentaba entrar en la colonización de la economía portuguesa dominada por los bancos Hispano Americano y Urquijo y la Soc. Portugueso-Americana de Fomento Industrial de capital americano con extensión a empresas de antibióticos, frigoríficos, tractores, supermercados, motores eléctricos…etc, entidad que ayudaba a financiar la guerra colonial de Portugal, cuyo gobierno no podía sostener la fuerte sangría económica.

En 1963 el embajador español Ibáñez Martín, que en el pasado había protegido al OD en su papel de min. de Educación tras la guerra civil, condecoraba a Gregorio con la Gran Cruz del Mérito Civil, a la vez que las figuras máximas del Opus portugués, como Daniel Barbosa y Arthur Copertino de Miranda, presidente de la Lusofina. Ortega era visto en Lisboa como un importante diplomático de la embajada española y cuando el min. Navarro Rubio visitó oficialmente Portugal, Ortega fue asiduo acompañante, respaldándole el ministro con sus visitas a Lusofina, Banco da Agricultura y otras empresas dirigidas por el administrador general de los bienes opusinos portugueses.

Mientras los negocios iban viento en popa, Ortega se dedicaba a la vida nocturna. Misionero sin misión, así nos denominaba el founder, se rumoreaba que gustaba del restaurante-boîte Montes Claros, y daba a la orquesta mil escudos de propina para que le dedicaran valses llamándole Archiduque de Austria. Vividor, aventurero de vanidad delirante se rodeaba de un lujo estrafalario de toda clase de diversiones al tiempo que militaba en el OD  y supongo que “me cumplía las normas”. También le gustaba la política, negocios y política dos vías reales de santidad. Pero cierto día de 1965 precisamente por esta época del año se hartó de la doble vida. No ha sido el único. En otra escala y orden de las cosas el famoso ex opuslibrero Satur no pudo más con las dos velas encendidas a señores tan distintos, la conciencia existe. Y también tomó las de Villadiego. El Ortega tomó las de Villadiego con las joyas de la corona en la maleta y atravesó el Atlántico. Uno de los más mimados por Escrivá se había fugado.



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
La suma de todas las grandes corrupciones y las innumerables corruptelas es pecata minuta comparado con lo que dice esa información sobre la banca controlando al Banco de España. Esto es la organización del sistema corrupto, en su totalidad. Organizado para que unos pocos saqueen continuamente a todos los españoles. Organizado desde que el Opus toma el poder en los años sesenta. De los últimos tiempos, cuenta, algo que debería ser bien sabido, que la crisis de estos años ha sido organizada deliberadamente. Dice que se dejó caer a las Cajas de Ahorros deliberadamente. Lo que no dice es que lo hicieron para que se las quedaran los grandes bancos, especialmente La Caixa. No da datos ni operaciones concretas. Pero es que es todo y son todos. Es el sistema intrínsecamente corrupto. Por ejemplo, un caso no estrictamente opusino, el gobernador del Banco de España Luis Angel Rojo -que nos lo presentan como un serio y concienzudo profesor- entregando el Banesto a Botín -por cierto, sin que este firmara su puja- y después ingresando en el consejo del Banco de Santander. Con todo el descaro. Ultra corrupción ultra institucionalizada. La maldad institucionalizada de un régimen opusino. En el caso contado, con la verdadera dialéctica del régimen, que no es PP-PSOE, sino Opus-Botín.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI