EL CASO DEL DIARIO MADRID



Video de Trevijano defendiendo al zascandil
 https://www.youtube.com/watch?v=QTU7LI0cVUo
O al palizas, si se le escucha en La Clave 1984, de acuerdo con Carrillo.
 https://www.youtube.com/watch?v=Mt3N0YFDeZI

El vídeo de Periodista Digital sobre el Madrid, Trevijano abogado del Diario
 https://www.youtube.com/watch?v=W-xDVhOPqJI
Lástima de Memorias de RCS que Trevijano entregó al OD.
 si RCS se las entregó a él obviamente no era para que se las diera a Fontán el simpatíco nume sevillano marqués de Guadalcanal. 

Los del movimiento por la República Constitucional, herederos políticos de Trevijano, prometen querella contra  Miguel Angel Aguilar, periodista (ex nume me parece y al servicio du regime). Y es que el tal MAA no ha tenido mejor idea que despotricar ligeramente contra Trevijano en la hora de su fallecimiento precisamente por el asunto del Madrid. Se queja de que Trevijano se llenó los bolsillos con el caso, y él MAA, trabajador de ese diario se quedó con migajas como todos los trabajadores del mismo.

Por lo visto LVT era Lucifer, nombre que se pusieron a sí mismos los del EJE que si he entedido bien era el tal LVT y cuatro damas poderosas de Madrid, entre ellas Paloma, la vda de Botín, hermana de Covadonga, la nume de Telva, de nume nada. Es grande de España con semejante familia riquisísima. Más hermano miembro de la mesa nacional de HB. El de Cartagena dirá lo que quiera pero un resumen de España en una sola familia, está todo concentrado.

María Sánchez del Corral, no debe ser difícil saber si es opus, el de Cartagena lo dice con mucha seguridad, de misa diaria y entera a su  marido por la prensa de que se va a casar con Botín.
Paloma recuerda a Lady Macbeth.
E imagino que el legítimo marido de la Ana PBotín es de la familia del ex min. de Defensa de Rajoy.


EL CASO DEL DIARIO MADRID

El 25 de noviembre de 1971 el gobierno suspende definitivamente la publicación del diario Madrid. Es el colofón a 5 años de pleitos y enfrentamientos entre varios grupos de accionistas por su control político, que al igual que en la esfera gubernamental, se identifican dentro del sector azul y de los tecnócratas del Opus, y entre estos últimos es patente el juego a varias bandas de varios de sus significados miembros. Rafael Calvo Serer, su editor, ha tratado de impedir el cierre, en un último y desesperado intento, publicando un art. en el diario Le Monde el 11 de noviembre. Bajo el título “yo también acuso”, Serer denuncia que el Min. de Información  y Turismo y la Secretaría General del Movimiento pretenden clausurar el diario Madrid, a menos que acepte en la dirección a José maría Alfaro, al que presenta como autor del Cara al Sol. Arremete con dureza contra relevantes miembros del OD –del que Calvo Serer seguirá siendo miembro hasta su muerte en Pamplona en 1988- especialmente contra el vicepresidente del Banco Popular, Luis Valls Taberner, con quien tras progresivos desencuentros ha llegado al enfrentamiento. También se muestra visceral contra Laureano López Rodó, del que dice que no es más que un instrumento del vicepresidente Carrero, quien tampoco se libra de los ataques.

 https://youtu.be/oVre8LyVjRY


Para Serer está claro que Valls y Valero Bermejo, falangista, ex subsecretario de Hacienda se han unido en una alianza extraña a Rodó y de la Mora para apoderarse del Madrid. En su denuncia mezcla por medio el asunto MATESA con Valero y Valls que han pedido a los tribunales la suspensión de la mayoría del capital social que representa Serer. Explica que el antiguo propietario del periódico, Juan Pujol, lo vendió por 40 millones de pts, financiados en gran parte gracias a la mediación de Valls Taberner. Con el tiempo Valls se fue distanciando de la línea editorial defendida por Serer-Fontán, y ha ido retirando el capital con el riesgo de asfixiar financieramente el diario. Calvo Serer concluye su diatriba proclamando que lo que hay que hacer es derribar el régimen para que España pueda entrar en el mercado Común.


 https://www.youtube.com/watch?v=OyZCG2oJ2ko

Franco sigue con interés, al igual que el Gobierno, el desarrollo de este affaire y recaba una mayor información. El 30 de enero de 1972 recibe en el Pardo un informe completo sobre el tema. Probablemente su autor sea Luis Valero Bermejo. Éste es el texto del documento:

“Para adquirir el periódico Madrid, propiedad de D. Juan Pujol, la sociedad FACES aumentó su capital que no se suscribió en los plazos establecidos.
En el mes de julio de 1966 se estableció un acuerdo entre los dos grupos políticos que en 1962 habían constituido la Sociedad FACES. Con el acuerdo, se trataba de evitar la venta de periódicos a otros grupos, dándole una orientación ideológica de identificación con el Régimen. El nuevo Consejero del periódico Madrid D. Rafael Calvo Serer, se sometía a la orientación que señalaba un grupo de accionistas: el marqués de Valdeiglesias, D. Valentín Gutierrez Durán, D. Nicolás Franco y Pasqual de Pobil, D. Salvador Serrats Urquiza y D. Aristóbulo de Juan de Frutos; sólo con esta condición de sometimiento a un criterio colegiado en el orden político se admitió el nombramiento del Sr. Calvo Serer.

En el mes de septiembre de 1966 D. Rafael Calvo Serer, sin que mediara causa alguna, se desentendió del compromiso anterior e inició una línea editorial revisionista de la política del Régimen con pretensiones de influir negativamente contra la futura Ley Orgánica del Estado, cuyo contenido comenzaba a trascender. Ello motivó un requerimiento notarial (se trata del requerimiento de Luis Valero Bermejo en nombre propio y de Valdeiglesias, Gutiérrez y Nicolás Franco) formulado por quienes, dentro de los acuerdos del mes de julio, se consideraban engañados, lo que motivó el apoyo de la mayoría del consejo de FACES y especialmente, de su presidente D. Luis Valls Taberner, a favor de la conducta y actitud del Sr. Calvo Serer.

En octubre de 1966 (coincidía la preparación del referéndum) se hizo una encuesta entre los socios fundacionales de FACES para conocer su opinión sobre la divergencia surgida, que dio por resultado la expresión de una gran mayoría de socios fundadores que, sin embargo, por consecuencia de la ampliación representaban una mayoría menos relevante de capital a favor de la tesis defendida por el grupo que representaba el sr. Valero Bermejo. El resultado de la encuesta se dio a conocer a los socios y hay que señalar que los ministros, a la sazón, sres. Oriol y García Moncó, se abstuvieron de inclinarse a favor de ninguna de las dos posiciones.

Habiendo surgido a fines de diciembre de 1966 la oportunidad de comprar acciones nuevas de FACES, el sr. Valero Bermejo, de acuerdo con el ministro secretario general del Movimiento, señor Solís Ruiz, formó un sindicato de accionistas para administrar las acciones que se pudieran adquirir, asegurando el control político del periódico de forma discreta y en lo posible reservada. (Se trata de movilizar 14 millones, cuatro del Movimiento, cuatro de sindicatos y 8 de un préstamo de la Sociedad de Plásticos de Cádiz). Esta operación fracasó contra todo derecho, debido a la confabulación que se produjo entre el sr. Valls Taberner y el sr. Calvo Serer por lo que dando cuenta previa a todos los accionistas de FACES que habían mostrado su identificación con el grupo del sr. Valero Bermejo (CS dijo que antes había depositado 16 millones para la compra de esas acciones, que le proporcionó a propuesta de LVT, el Banco Europeo de Negocios) se inició una demanda civil en los juzgados de Madrid. Para atender los gastos judiciales y adquirir acciones que accionistas identificados con el grupo pudieran ofrecer, se constituyó un depósito que facilitó la Secretaría General del Movimiento. El pleito ha sido dirigido generosamente por el abogado del Estado don Francisco Galván. En represalia de la demanda fueron desprovistos de su condición de consejeros y ominosamente tratados, el sr. marqués de Valdeiglesias, don Salvador Serrats y don Valentín Gutiérrez Durán.

En octubre de 1969 y con motivo del relevo en la Secr. Gral del Movimiento, el sr. Valero Bermejo informó al sr. ministro y después al nuevo tesorero general del Mov. Del estado en que el asunto se encontraba y de los gastos que hasta entonces se habían ocasionado. El nuevo ministro (Torcuato Fdez. Miranda) dio la conformidad a lo actuado. El pleito se ha desarrollado con toda clase de incidentes provocados por las representaciones de los demandados. El transcurso del tiempo hizo que habiendo surgido divergencias entre don Luis Valls Taberner y don Rafael Calvo Serer, éstas se pusieran de manifiesto en junio de 1970: inesperadamente en esta divergencia, d. Nicolás Franco y Pascual de Pobil se inclinó a favor de la postura de don RCS, cuya autoridad apoyó no sólo con sus votos sino también con los que para fines bien distintos le habían dado en representación el sr. Valero Bermejo. Para zanjar las diferencias, Valls-Calvo Serer se sometieron a un arbitraje de equidad que en julio de 1971 dictaminó don Faustino García Moncó. Este arbitraje respetó como no podía ser menos, la resolución judicial que en su día se dará a la demanda interpuesta por el llamado grupo disidente (Valero). Mientras el arbitraje se estaba desarrollando se produjo el acercamiento del sr. Valls Taberner hacia el sr. Valero, lo que se aprovechó para  pedir y obtener el apoyo de la autoridad judicial para suspender los derechos políticos incorporados a las acciones en litigio, lo que permitiría separar al sr. Calvo Serer del periódico Madrid. Esta suspensión fue otorgada en primera instancia en junio de 1970, pero apelada por Calvo Serer se estimó prudente no hacer uso de ella hasta que fuera firme.

El resultado desfavorable del arbitraje, así como la escasa esperanza de que se revocara la suspensión de los derechos políticos, estimuló probablemente al sr. Calvo Serer a iniciar un escándalo político con el art. que publicó en el Diario Madrid  el 11 de octubre último que anunciaba como el primero de una serie.

Su apasionamiento y su irritabilidad (después de la contestación dada por el sr. Valero en el periódico El Alcázar) y muy especialmente la intervención del min. de Información y Turismo (Sánchez Bella) al conocer estas irregularidades ocurridas en el periódico Madrid puestas de manifiesto en el laudo arbitral provocó su decisión de publicar el reprobable art. en Le Monde cuando estaba persuadido de que la Audiencia de Madrid confirmaría la resolución judicial por la que se le privaba del ejercicio de derechos políticos, única razón por la que podía seguir con el control del periódico. Sorprendiendo a todos la Audiencia Territorial revocó el fallo judicial de suspensión  el 17 de noviembre último.

Tanto don Nicolás Franco y Pascual de Pobil como don Faustino García Moncó, pese a la recusable conducta del sr. Calvo Serer, se han negado a retirar su apoyo a éste con lo que han impedido, por su condición de consejeros de FACES, el que se adoptara un acuerdo que eliminara al sr. Calvo Serer del periódico Madrid. El sr. Franco y Pasqual de Pobil reiteradamente prometió que ya que su amistad impedía hacer un acto hostil contra el sr. Calvo Serer, con su dimisión del consejo de FACES permitiría se arreglara la cuestión, pero en lugar de presentar esta dimisión, lo hizo de su cargo de consejero de MADRID S. A, con lo cual no permitía actuar de la forma antes indicada.

El sr. Calvo Serer en una entrevista que celebró en el mes de octubre con el sr. ministro de Información y Turismo, informó a éste que disponía de fotocopias de documentos demostrativos de la por él llamada confabulación para controlar, a través de la Secretaría Gral. Del Movimiento y de los Sindicatos, el periódico Madrid, refiriéndose sin duda a que conocía el documento (…) una de cuyas fotocopias, en razón a su intervención, dispuso en diciembre de 1966 el sr. Franco y Pasqual de Pobil.

El sr. Valero Bermejo, en 9 de noviembre, dirigió una carta al sr. ministro secretario gral del Movimiento en ocasión de su cese en el Consejo Nacional del Movimiento, en la que le solicitaba fuera relevado de la confianza que en su día depositó en él el ministro secretario gral del Movimiento, sr. Solís Ruiz y que el sr. Fernández Miranda había ratificado, confianza que sólo como servicio político al Movimiento aceptó ( y que tantos disgustos, enemistades y daños le ha causado…) aunque le haya permitido conocer muy a fondo la forma de actuar de cualificados miembros del Opus Dei, no sólo en el campo político sino también en el de los negocios.

(Entre los documentos que se incorporan hay una carta manuscrita de 12 de enero de 1967 del subsecretario de Hacienda Luis Valero a Luis Valls quejándose de que haya dicho en la reunión de FACES que los 14 millones pueden haber salido del ministerio de Hacienda. LE exige una explicación porque es una calumnia que hiere su dignidad. Según Nicolás Franco en la primera reunión de FACES Luis Valls hizo la rectificación pedida.)

No fue un caso menor el asunto Madrid. Sus accionistas prosiguieron pleiteando en los tribunales, hasta que finalmente tras casi 20 años, consiguieron una sentencia que obligaba al Estado a indemnizar a los antiguos propietarios y accionistas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
El sobrino de Franco apoyando, con engaño, a Calvo Serer, en funciones de antifranquista furibundo. Allí donde está el Opus hay farsa, como ahora con su cosa catalana, como el Opus mismo que es una descarada farsa diabólica. Este sobrino de Franco, al que luego mandaron a entrevistarse con Carrillo en París, más farsa, aparece por varias situaciones como agente opusinillo al servicio de Valls Taverner. Como en todo lo relacionado con el asesinato de Carrero Blanco, junto al opusino Joaquín Bardavío, discreto y olvidado pero muy importante.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

ABUSOS JUZGADOS