LA PRELATURE DE L'OPUS DEI




Si el integrismo musulmán está en las portadas de los periódicos, las actividades de la derecha cristiana a menudo se efectúan en la sombra, como se puede comprobar en la inquietante ascensión del “Opus Dei” llamado “la Obra” por sus seguidores.


¡Opus Dei! Esta palabra suscita controversias encarnizadas. Sociedad secreta, pulpo clerical, guardia blanca del Papa, santa mafia….He querido saber algo más..
Internet es una estupenda herramienta. El OD tiene una web de propaganda de unas 50 páginas. La red Voltaire es una asociación de periodistas que defienden la libertad de expresión ha publicado muchas notas informativas sobre las personalidades relacionadas con “Opus Dei”.

Hemos sacado información de los archivos de Monde Diplomatique, del Nouvel Observateur y algunos otros periódicos así como libros que figuran en la bibliografía.

No se trata de denunciar una religión, sino de denunciar una asociación que so capa de fe católica, quiere dominar el mundo económico en beneficio de unos pocos dirigentes cuyo ardor es conocido no para defender la fe sino su poder.


Pequeño resumen histórico.

José María Escivá nació el 9 de enero de 1902 en Barbastro, ciudad de Aragón en el norte de España. Tuvo 5 hermanos. En 1915 el negocio de su padre que trabaja en el textil quiebra.

Se ven obligados a mudarse a Logroño. En esta ciudad Jose María Escrivá recibe por primera vez noticia de su vocación. Inicia estudios en el seminario de la ciudad que seguirá en Zaragoza.

Una orden militar católica, Santiago de la Espada, fundada en 1170 tenía como misión la conservación del poder por parte de los católicos y la seguridad de los peregrinos. La Orden terminó hacia 1500.
En los años 20 un cardenal español reorganiza en la sombra dicha orden ¿el cardenal Verone? Cuyo emblema es un corazón atravesado por una flecha. Los miembros de la Orden de Santiago de la Espada ejercen un gran influencia sobre los jóvenes católicos.

Jose María Escrivá fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 28 de marzo de 1925. En 1927 se instala en Madrid para realizar un doctorado civil en derecho.
El 2 de octubre de 1928, tres años después de su ordenación, en el curso de un retiro espiritual, funda el Opus Dei y comienza a reclutar en la élite, estudiantes universitarios y profesionales liberales.

La República española llega en abril de 1931. La Iglesia católica no tardó en declarar la guerra a la democracia: el 7 de mayo de ese año el arzobispo de Toledo, Cardenal Pedro Segura publica una pastoral en la que anima a los fieles a tomar las armas contra la República.

Escrivá tuvo un cargo como superior en el Seminario de Zaragoza, vigilante de los demás seminaristas. En Madrid fue rector del Real patronato de Santa Isabel.
También en Madrid trabajó en una escuela de periodismo perteneciente al  Debate, órgano oficial de la ACNdP, fundada por el jesuita Ayala en 1909.

Dicha ACNdP tenía y tiene como finalidad: la formación de minorías selectas, formadas por hombres apostólicos, pertenecientes a las profesiones más variadas sin necesidad de que formulen ningún voto religioso.

ACNdP es un movimiento muy rico e influyente (hoy tienen las universidades CEU), Ayala dirigía todo un imperio: agencia de información, agencia de prensa, editorial Católica, 6 periódicos, un semanario y estuvo en el origen de la CEDA, Confederación Española de Derechas Autónomas, y se encargaba de preparar tanto a los directivos de Acción Católica como a los dirigentes de los movimientos que apoyarían a Franco en la guerra.

Según él por inspiración divina en un momento de anticlericalismo violento, (este punto no está nada claro), José María Escrivá declara que los católicos tienen que ejercer su fe en la masa sin dejarse ver.

Director de conciencia de Franco, Escrivá selecciona y forma las élites de la Dictadura y logra controlar lo esencial del poder.
Es un místico, un iluminado. Sus discípulos y él mismo echan de menos los buenos viejos tiempos en los que el catolicismo ordenaba todos los ámbitos de la vida: economía, agricultura, industria y finanzas españolas.
Muchos de sus seguidores vienen de la ACNdP y de la Orden Santiago de la Espada. Todos ellos quieren llegar a la santidad participando en un régimen teocrático del que Escrivá se muestra profeta.
La guerra civil española (1936-39) fue la ocasión propicia para establecer el Estado católico de sus sueños, un regreso a la religiosidad pura y dura.

En 1933 abren el primer centro en Madrid: Academia DYA, en la que se imparte Derecho y Arquitectura. Más tarde DYA será residencia universitaria. Los miembros seguidores de Escrivá proponen una formación cristiana y difunden la catequesis del OD que se resume en: Santificar el trabajo de cada día.

Una parte de ese trabajo consistía en visitar pobres y enfermos en los barrios pobres de Madrid, pero no para solucionar, sino para mover a los jóvenes a adherir al movimiento OD. Enseguida la personalidad del fundador pervierte la inspiración OD: de mentalidad pequeño burguesa, ambicioso, iracundo, vanidoso, engorda debido a la diabetes y no parece que haya ningún carisma en su persona.

En 1935, Jose maría Escrivá publica un pequeño libro que más tarde se traducirá a lenguas diversas, también al braille. No es ni la Biblia en miniatura, ni el programa del partido socialista, ni el libro rojo de Mao. Se titula “Camino”, consta de 320 páginas y 46 capítulos, son 999 máximas, consejos y preceptos. ¿Por qué 999? Hace referencia a la trinidad: 3 por 3, 9 y tres 9, 999.

Es el fundamento del “Opus Dei”, una referencia inevitable para los adeptos. El “Mein Kampf” de José María Escrivá. Es el Padre que habla en nombre de Cristo. El Vaticano lo presenta como un manual de santidad.

En 2000 Camino iba por 3 millones 700 mil ejemplares y más de 250 ediciones en 40 idiomas. Algunas de las declaraciones de Camino:
“Borra con tu vida de apóstol la señal viscosa y sucia de los sembradores impuros del odio” (punto 1)
“Bendito sea el dolor, santificado sea el dolor, glorificado sea el dolor”
“Hay que dar al cuerpo un poco menos de lo necesario para que no traicione” (196)
“Si sabes que tu cuerpo es tu enemigo porque lo tratas con tanta blandenguería” (227)
“Los tesoros del hombre sobre la tierra son hambre, sed, calor, frío, dolor, deshonra, pobreza, soledad, calumnia, cárcel.” (194)
“¿Cómo hacer penitencia? Haz la que te manda tu director, un cuarto de hora más de cilicio por las almas del purgatorio, cinco minutos más por tus padres, otros cinco por tus hermanos en el apostolado, hasta que hayas agotado el tiempo previsto en tu horario. ¡Qué no valdrá tal mortificación!! (899)

En refuerzo de la idea de que dentro del Opus Dei las mortificaciones corporales son moneda corriente está el hecho de que José María Escrivá solía darse golpes con un látigo en la espalda.

El libro Camino está trufado de mitología fascista, alienado por la idolatría del jefe, con sumisión total a la jerarquía, duro, sin sentimientos, militarista intolerante, convencido de que él solo y los suyos son los buenos.

“El padre lo ha dicho, el Padre lo quiere…El único derecho de los miembros es cumplir el deber.” (53)

“Las mujeres no tienen porque ser sabias, basta que sean prudentes” (946)

“obedeced como el instrumento en manos del artista” (617)

“Tu obediencia ha de ser muda” (627)

El vigor preconizado por Escrivá engloba todos los ámbitos de la vida espiritual y afectiva.

“¿Quién te ha dicho que no es viril hacer novenas? (574)

Según él la oración ha de ser: “Vigorosa y viril” (691)

Y las lágrimas de los llamados a la milicia (escrivariana) serán también: “Ardientes y viriles” (216)

Por eso hay que adoptar un modelo de conducta que no preste un flanco a la crítica: “Si no eres viril y  normal no serás apóstol sino su ridícula caricatura” (877)

Y subraya en consecuencia: “Ser niño no significa ser afeminado” (888)

Al final del libro teoriza el concepto terrorífico de

“Obediencia ciega a la obra y a su jerarquía” (941)

“¿Quién eres tú para juzgar de la sabiduría de tu superior? ¿no ves que tiene más juicio y experiencia que tú?...” (457)

Da la solución al problema de los arrebatos de voluptuosidad.

“No tengas la valentía de ser cobarde, huye, cuando has buscado la compañía de la satisfacción de los sentidos…¡qué soledad luego!” (136)

Y la explicación del misterio que gravita en torno al “Opus Dei”:

“No reveles a la ligera detalles íntimos de tu apostolado. ¿No ves que el mundo está lleno de incomprensión egoísta?” (643)

Con estos pocos preceptos Jose María Escrivá consiguió transformar a sus seguidores en un cuerpo único y fanatizado.

Durante la guerra civil Jose María Escrivá escoge su bando, el de Franco. Atravesando los Pirineos “se pasa” a la zona nacional y llega a Burgos donde el general sublevado había instalado su centro de operaciones. Dicen que el caudillo se hizo supernumerario.

En Alemania Hitler se proclama católico por cuestión pragmática en “Mein Kampf”, obra en la que anuncia su programa político, afirma saberse instrumento de Dios. La Iglesia católica no incluyó este libro hitleriano en el Indice.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Tiene poca gracia que hagas residir la tradición opusina en la existencia de la orden de Santiago ( y cierra España)
Te contaré lo " española " que en realidad era esa tal orden, que al gran pintor Velázquez le costo sangre sudor y lágrimas ante la inquisición demostrar la " pureza de sangre" necesaria para poder acceder a ella dado que era ESPAÑOL, Y por tanto para la monarquía Alemana de Austria y la Iglesia católica tradicionalista del antiguo régimen era " JUDAIZANTE"
¿Qué te parece? ¿ no es un poco nazi? Como ves , el pobre Velázquez no era vasco o navarro querida... Esos que hoy por hoy tiene cupo "católico", por supuesto.
Ya ves de que cosas tan "españolas" viene el opus.
Por cierto ¿ Por qué te olvidas de que la Iglesia católica hizo nacer en Francia la Orden del Cister de la cual nace la orden de caballería del Temple, la mas antigua de las ordenes de Caballería, en la Borgoña, o la existencia secular de la orden de Malta o la Teutónica con la que conquistaron Polonia en las que pudo inspirarse tanto el fundador del opus como el carlismo tradicionalista que tanto daño ha hecho a España y a los españoles, tanto que negaban honores a un pintor como Velázquez solo por ser ESPAÑOL es decir "judaizante"?
La Iglesia católica no es española es romana y global.
Magí Ribas Alegret ha dicho que…
"No se trata de denunciar una religión, sino de denunciar una asociación que so capa de fe católica, quiere dominar el mundo económico en beneficio de unos pocos dirigentes cuyo ardor es conocido no para defender la fe sino su poder". Si es así, la Santa Sede debe adoptar medidas.

Hasta ahora la atención se dirige a la "Obra de Dios" en perspectiva macro, pero tal como sucede en Economía, el análisis micro pone de manifiesto una realidad específica y, en mi opinión, crucial. Debemos denunciar al Opus de proximidad, identificando a sus franquiciados y sicarios.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI