CSIC y Arbor

Gracias Noelia por tus aportaciones siempre tan documentadas. Me sienta un poco mal que me cites como si fuera el Génesis, "dijo Ana Azanza que tal". Espero que se entienda y se vaya más allá de las palabras que dije hacia el sentido, siempre apuntado y a lo mejor nunca del todo desvelado.

Hoy digo que Carlos Ollero ha jurado el cargo de miembro del tribunal constitucional y que es a la vez numerario, además de catedrático de derecho. No estoy segura si es de esas cátedras que en este país heredan los padres de los hijos. Un señor muy enrollado y simpático, que no deja de pertenecer a una organización siniestra, con un lado muy oscuro, unas finanzas, unas pertenencias y unos métodos de captación todavía más oscuros. Ya dije que este va de liberal. Me gustaría traer a colación cualquiera de las entradas que hay en este blog sobre control y cuestiones psicológicas, qué liberalismo cabe. El liberalismo del que, por los motivos que sean, le dejan hacer su vida. Este señor que debe decidir si algo es conforme o no a la constitución pertenece el mismo a una organización cuyos estatutos y modos de vida REALES no podrían ser aceptados por asamblea legistativa democráticamente elegida ninguna. Por un dictador sí podrían ser aceptados y una asamblea como las cortes franquistas sí podrían serlo. Dicen que llevamos desde el 78 en democracia. Ya, esta es la democracia más "sui generis" de las que hay en Europa occidental, a quien supongo queremos parecernos. Muchos países que no pertenecen al club del euro nos han dado lecciones a los españoles. La democracia española es para "los de siempre" y los que a ellos se han arrimado.
Aquí tenéis una foto de este numerario encantador
http://ecodiario.eleconomista.es/politica/noticias/4085040/06/12/Quienes-son-los-nuevos-miembros-del-Tribunal-Constitucional.html

Respecto a Natalia, qué decepción más grande. Su teoría de la risa no me parece muy acertada, no nos reímos sólo de lo ilógico, los chistes muchas veces son más lógicos que los razonamientos cotidianos. Pero no le voy a andar refutando a la señora catedrática de bioquímica. Tiene poca gracia que una numeraria como ella, de las jefas, que ha sido directora de centro de numerarias, gran cargo en la universidad y por lo tanto no es una ingenua "Ana Azanza" cualquiera, se ponga a hablar de lo sano que es la risa y de que la vida no es tan trágica. Faltaría más, menos mal que el mundo es infinitamente más grande y está lleno de muchos más seres humanos que vosotros y vuestras mentiras. Pero a mí no me da la risa precisamente cuando os miro y miro mi bien puteada vida.




EL CSIC y ARBOR

¿Memoria histórica o patrimonio histórico en la fachada de la sede del CSIC?
Edificio del CSIC en calle Serrano, Madrid



Siguiendo con mis lecturas veraniegas he encontrado más sobre el célebre Consejo Superior de Investigaciones científicas que tras la guerra sustituyó a la Junta de Ampliación de Estudios. Iba a decir que dicha Junta era republicana, pero no, había sido creada antes de la República. Ya Ortega y Gasset joven estudiante pudo a principios del siglo XX beneficiarse de una beca y empaparse en Alemania de la filosofía centroeuropea, sacudiéndose las posibles telarañas escolásticas que le hubieran caído de quedarse en Madrid.

Demuestra este hecho que pequeños avances que se hicieron en la cultura española antes de 1936 por defecto de visión inculcado por el franquismo, pensamos que era republicano, antiespañol y anticatólico. Pues no. El régimen nacido del pronunciamiento del 18 de julio de 1936 dio en tierra con muchos pequeños logros que se habían hecho en los años anteriores, como esa Junta, como la Institución Libre de Enseñanza creada en 1876. Detalle no menor que el Opus Dei que “nunca se dedicaría a la enseñanza” pues ese no era su carisma querido por Dios, sea conocido en sus inicios por esa ocupación de los cargos en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas que se incautó de los bienes y edificios de la Junta de Ampliación de Estudios.

Importante, porque Escrivá no quería para su Obra eso de andar con críos, ellos directamente a las cátedras universitarias. A la cima, nada de ir paso a paso, desde abajo. Falta de clase del que tiene que empezar piedra a piedra.
Al final no les ha quedado más remedio que ejercitar sus mayores esfuerzos con la juventud.

Es Jose Carlos Mainer, otro aragonés, el que nos pone sobre la pista al hablar de “equipos capitalizadores de la victoria de 1939” en su obra “Literatura y pequeña burguesía en España (1890-1950)”.

Los conservadores tradicionales tras la guerra toleraban a los falangistas “tradicionales” pero les caían mal los “falangistas intelectuales”, como Laín o Dionisio Ridruejo. Estos falangistas eran también denominados liberales. El falangismo en España se quedó en fascismo poético dada la temprana muerte, ejecución, de su fundador José Antonio Primo de Rivera y la toma en mano de Falange por Franco durante la guerra. Ahogado in nuce.

En 1942 Serrano Suñer es separado del gobierno y con él acabó la influencia del grupo “Escorial” que eran estos falangistas intelectuales liberales, todo lo liberal que se podía ser dentro de aquel régimen. ¿Quién toma el testigo de luz de luces en la paramera de la España de la posguerra? Nuestros amigos al frente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Frente al talante orteguiano de los de “Escorial”, es decir gentes que siendo fascistas o asimilables habían abierto sus ventanas a otros aires, se presenta una nueva “dirección espiritual” del alzamiento de 1936. Fueron los “cristianizadotes” desde arriba, José Ibañez Martín, propagandista (ACNP) como ministro de Educación, y Albareda, Opus al frente del CSIC.

Los nuevos directores espirituales de España postulaban un retorno a las esencias patrióticas y religiosas de una línea política y cultural que comenzaba en Menéndez Pelayo, seguía con Vázquez de Mella y finalizaba en Ramiro de Maeztu y el grupo de Acción Española. La revista “Arbor” en la que afilarían sus plumas todos los Opus del momento ¿preparando el concilio Vaticano II? Se convirtió en 1945 en órgano oficial del Consejo.

¡Como estaría España cuando los liberales eran los falangistas!, al menos algunos falangistas. En esa España alrededor de Arbor y el CSIC se van a congregar los sectores de la vieja militancia católica (de antes de la guerra) que explícitamente se reclaman de las posiciones políticas y doctrinales de la contrarrevolución. Es decir, el Opus Dei inicial, que no es el de las inspiraciones divinas porque las inspiraciones divinas no pertenecen a los hechos históricos comprobables, era “la derecha de la derecha política y religiosa”. Catolicismo conservador era la ideología de los seguidores de Escrivá que primero se hicieron notar en España como luminarias que debían cumplir el punto 1 de Camino.

Dicen que la idea original del CSIC, creado el 24 de noviembre de 1939 había sido de José María Albareda, después factotum del Consejo y después segundo rector de la universidad de Navarra tras ser ordenado sacerdote en 1959. Albareda, edafólogo uno de los primeros seguidores de Escrivá no ha dejado palabras ni hechos que se comenten dentro del Opus, no ha dejado la huella de los Zorzano, Casciaro o (del) Portillo o Hdez de Garnica u otros famosos de los que si hemos tenido derecho a escuchar anécdotas edificantes. Muchas ignorancias: no sé cuál sería su personalidad ni si hizo algo que no fuera desempeñar esos cargos que se le atribuyen, si quedará alguien vivo que lo haya conocido, pero al menos ha pasado a la historia del Opus Dei sin que se hagan demasiadas lenguas de él. Han celebrado algunos aniversarios, pero da la impresión de ¿segunda fila entre los famosos primeros apóstoles?

Habría que hacerse con la biografía que le dedicó el supernumerario y químico Enrique Gutierrez Ríos. Seguramente no por encargo ni nada de eso. De momento todo lo que sabemos de él lo escriben gentes Opus.

Ellos mismos aseguran que Albareda habló con el propagandista José Ibañez Martín sobre el futuro de la investigación científica española durante la guerra. En efecto, coincidieron en Burgos en 1938, pero ya se habían visto antes, refugiados en el Madrid de la guerra en la embajada de Chile. Ya entonces, 1938, era de prever la disolución de la Junta de Ampliación de Estudios ¿aún no había tenido lugar la decisiva batalla del Ebro y estos andaban repartiéndose los despojos de la República? ¿por qué no? Al fin y al cabo si estaban en Burgos no era por su catedral, sino por el general que organizaba la nueva España limpia de herejes.

Lo maravilloso del caso es que Albareda había sido becado por la Junta de Ampliación de Estudios y había estado en Alemania formándose en Edafología. Pero parece ser que dicha Junta no tenía la apertura suficiente, copio textualmente: “ese vacío –el que ya preveían que iba a dejar la eliminación de la Junta- había que llenarlo con una institución de mayor amplitud, abierta a todos los sectores del saber  y a toda la geografía de España, sin los criterios estrechos, minoritarios y centralistas de la Junta.”

El Opus Dei no deja de sorprenderme con los apaños. ¿La Junta que becó tanto a un Ortega y Gasset, filósofo, como a un Albareda, edafólogo, tenía criterios estrechos y minoritarios? ¿qué pretendían decir? ¿pensaban abrir la Junta de Ampliación de Estudios a los pobres y miserables de España que eran el grueso de la población en 1939?

Dejemos que sigan ampliando lo amplio.


Pongo esta foto de la universidad de Navarra porque me ha chocado el parecido con el edificio del CSIC, no sé si lo hizo el mismo arquitecto, si hicieron un precio por el material y diseño de las dos fachadas o si hay muchas de la época que se parecen, si alguien puede aclarar la autoría de ambos sería interesante. Ya digo que en las preguntas tontas suelen salir respuestas listas....Además en el edificio de arriba supongo que trabajaría Albareda en sus años madrileños,  y en este edificio central acabó su trabajo profesional, cuando lo hicieron rector y cura no sé en qué orden. En uno de los alfombrados salones sancta sanctorum, imagino que corresponden al balcón central, hay un retrato al óleo de Albareda junto al de los sucesivos rectores.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pequeña corrección. El que ha sido nombrado miembro del Tribunal Constitucional es Andrés Ollero, no Carlos Ollero, que también existe.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA