Sobre Garzón


Me interesa el asunto Garzón, otra cuestión nacional disputada en el curso que acaba de pasar. ¿La relación con el Opus? No mucha, comparte hagiógrafa con Escrivá y no diré más.

Al principio fue “El hombre que veía amanecer” en ese bestseller navideño de Pili. Luego cuando él escribió sobre sí mismo “Un mundo sin miedo” y en el libro del que me he nutrido es “Tigre de papel”. Apasionante personalidad. Además me toca de cerca, porque los adolescentes de Torres, su pueblo natal, son alumnos del instituto y me animaron a firmar lo del Nobel de la Paz.  Además otra característica, es un pisacallos. Al final lo han corrido a gorrazos desde todas las esquinas, pero cae bien, en este peloterismo nacional característico.

Se le acusa de juez estrella y vanidoso. Ojalá hubiera más españoles "vanidosos" como él dispuestos a trabajar a destajo para encarcelar terroristas, drogodelincuentes, políticos mafiosos, dictadores y tanto espécimen humano deleznable. La gente que se sale de la áurea mediocridad no tiene futuro en la península ibérica. Somos un país de gente envidiosa y mezquina. He visto que afecta a los ciclistas: dos españoles y un francés disputando una etapa del Tour ¿quién ganó? El francés porque los dos españoles no fueron capaces de llegar a un acuerdo.

Muchas filias y muchas fobias ha despertado. Amigos que se le volvieron enemigos como el juez Gómez de Liaño. Los enrevesados porqués están en el libro de Mariano Sánchez Soler.

En los últimos procesos que se le abrieron y acabaron por echarle ya no era cuestión de los "affaires" tratados en el libro y que lo hicieron famoso: proceso contra el GAL, operación Nécora contra el tráfico de drogas en Galicia, proceso a Pinochet, montó el macrojuicio del 11M procesando islamistas… Ha cometido errores y también ha creado doctrina jurídica nueva dice el libro. Al final viene un balance detallado de todos sus procesos, con número de encausados y condenados para que se puedan sacar conclusiones.

Lamentablemente esta biografía para en 2005. Nos faltan los seis últimos años que lo han llevado a que lo puedan trincar, preferentemente sus colegas en la carrera judicial. Vaya cuchilladas de los jueces entre sí, a destajo.

Se hizo amigo de los periodistas del Mundo, como Melchor Miralles. Hubo entente para destapar lo de los GAL. Pero cuando Garzón acepta meterse en política creyendo que Felipe le iba a dar más protagonismo los del Mundo la emprenden contra él. Fue un fallo, pero del fallo se aprende, la política y los políticos son un mundo aparte, y no van a dar tajada de poder a un advenedizo habiendo “profesionales” del partido, tal Juan Alberto Belloch, ministro de justicia e interior, un incombustible de la política española. ¿Sigue de alcalde? Belloch de los socialistas de siempre dispuesto a ponerle una calle al Escrivá, no en vano fue chico de san Rafael.

¿Creyó Garzón que iba a cambiar la Justicia desde el gobierno? En menos de un año se dio cuenta de que le había servido a Felipe de flotador para su última victoria electoral.

En ese viaje se ganó la enemiga de los socialistas, porque una vez que renunció a la política la emprendió “de plus belle” con los del ministerio del Interior Barrionuevo y Vera responsables de la organización de los GAL. Entre 1995 y 1996 lo intentó todo para llamar a declarar a González por ese caso. Se las paró en Tribunal Supremo en diversas ocasiones, la penúltima en noviembre del 96, y la última en 1999 cuando se desclasificaron papeles del CESID y hubo otros cuatro nuevos juicios de los GAL, pero Felipe como cualquier ex presidente, salvo catástrofe, es un intocable.

Es impresionante la guerra que desplegó con ese sumario de los GAL contra el ejecutivo y el Tribunal Supremo. Ahí con un par o dos pares, Supergarzón nunca se amilana.
Se ve muy bien lo que es el poder en España, quien lo tiene y quien no.
 



A partir del 96 Garzón instruye como loco contra el entorno de ETA. Hoy se acepta comúnmente que ETA no eran sólo los de las bombas. Que había un bonito caldo de cultivo en la formación y recluta de la juventud, un poco como hace el Opus, que no es sólo el Opus propiamente dicho, sino cantidad de cosas y gentes alrededor que les hacen la ola aunque parezca que no. En esa parte se le reprochan muchos defectos de forma en la instrucción. Mayor Oreja que entonces era el ministro del Interior, encantado con el superjuez que arramblaba cerrando periódicos, sedes, llevando a toda la Mesa nacional de HB a la cárcel, incautándose de vídeos electorales por “apología del terrorismo”…. Con la guadaña.  Nadie lo hizo antes de él. Hacer la siesta es muy cómodo y criticar  desde la barrera también.

De todas formas ya estaba el Tribunal Supremo para ir moderando.

Luego lo de Pinochet también tuvo su carácter épico. Encausar a un viejo dictador, tengo la pena de que nos vamos a buscar Pinochets por el mundo y a los de casa los dejamos estar. Pero será Garzón el que pase a la historia, no todos los que protegieron la cara del opresor, “que si estaba enfermo y era un anciano”. Por poco lo consigue. El opusino Jesús Cardenal que estaba entonces en el puesto de Torres Dulce protegiendo al dictador con recursos y dictámenes para que no prosperara el Auto de Garzón. Hubo cinco catedráticos de Derecho que apoyaron la competencia de Garzón en el caso en un escrito titulado “Contra la impunidad” y reprochaban al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional “su concepción territorial y excluyente de la competencia, ajena al principio de justicia universal. No puede afirmarse que las normas internacionales sean indiferentes ante cualquier actuación de los regímenes dictatoriales, ni mucho menos ante aquellas que se encuadran en los crímenes contra la humanidad.”

El caso Pinochet lo lanzó a la fama mundial, movilizó a las víctimas de la dictadura argentina. Le llovieron los premios y reconocimientos a nivel mundial.

En 2002 fue la propuesta del Nobel, en abril en el círculo de Bellas Artes, fueron sólo los de su pueblo y la familia. Todos los colegas jueces tenían excusas, los socialistas por lo del GAL, los nacionalistas vascos no querían saber del “destructor del entorno”. Entre los otros candidatos al Nobel de la Paz estaban los de la “guerra de Irak”, el alcalde de NY por lo de los atentados. Al final se lo dieron a Jimmy Carter.
Aspiró a nombramientos honoríficos: fiscal jefe de la Corte penal internacional, pero fue vetado por USA, así pagaba su oposición a la guerra de Irak, el argentino agraciado con el cargo no tenía los méritos del español. Ni siquiera  lo contrataron de fiscal adjunto por no saber inglés. Excusas.
En 2004 optó a presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Multitud de publicaciones, doctorados honoris causa, mil puestos en el escalafón por delante del que se lo llevó: Gómez Bermudez, el del macrojuicio 15M. Pero eran los tiempos del PP y Garzón “se había significado” mucho contra la guerra de Irak.

Garzón molesta y estorba a personajes poderosos y por eso al final estos se encargan de que no consiga sus ambiciones de progresar en la carrera judicial. Piensa que si las decisiones de ascenderlo dependieran del pueblo otro gallo le cantaría.
Es un juez estrella que no le importa brillar con luz propia sin pertenecer a asociaciones ni grupos. En su audacia reconocen que ha abierto nuevas corrientes del derecho, especialmente las víctimas de dictaduras iberoamericanas y familiares de toxicómanos. Las víctimas más de abajo. En definitiva.

No obstante tiene sus claudicaciones y límites.


Y la traca final antes de irse de permiso a NY en 2005 fue la operación Dátil por la que interrogó a un periodista de Al Jazzera en Madrid y 41 islamistas fueron sentados en el banquillo,  6000 páginas en 300 tomos tiene el sumario. Garzón se hizo experto en terrorismo islamista con su instrucciónT tanto que compareció en el parlamento español durante cuatro horas para explicar cómo funcionan los islamistas, muy diferente a la organización piramidal etarra. En abril de 2005 empezó el macrojuicio que se basaba en diligencias abiertas por Garzón diez años antes. Parece que la sentencia refleja la idea de hacer pagar a los encausados más por lo que habían hecho por lo que podrían hacer en el futuro, porque no había suficientes indicios.

Yéndose a NY se alejaba del nido de víboras que es la Audiencia Nacional Cualquier otro en su lugar se hubiera quemado a los dos años de estar en ese destino. Mucha presión, demasiado trabajo, se dispone de poder y se tiene a los políticos encima constantemente. Muchos jueces se han ido de ahí en cuanto han podido.

¿Qué hacer con los jueces estrella? Peces Barba escribió al respecto diagnosticando los síntomas que estropean los procesos: vías de investigación politizadas, procesos paralelos en los medios, filtraciones parciales, presencia de los partidos políticos como acusadores. Hay que cambiar la instrucción en los procesos penales. En vez de dejar que el juez instructor tenga que resolver la investigación y a la vez garantizar la seguridad procesal de los sospechosos, una solución sería como en EEUU, el fiscal investiga el hecho criminal y el juez garantiza.

Los colegas juristas le acusan de ir a por la eficacia en lugar de las garantías procesales. Los procesos de Garzón han ido muy lejos y han tenido peso en la política. Pero le acusan de que en el sumario del 11S corta y pega de los informes policiales. Ha querido abarcar tanto que es normal que haya pufos.

A veces se tiene la impresión de que las garantías procesales, necesarias, están para proteger a los grandes delincuentes. Por ahí escapan todos.

Nos falta la segunda parte de la vida de Garzón, 2006-2012.

Comentarios

Isabel C ha dicho que…
Ana, harían falta fiscales que investiguen de VERDAD, BIEN y SIEMPRE, como en las películas americanas (no sé si en la realidad americana, será siempre igual que en las películas, a mí me parece imposible que pueda ser peor que aquí, aunque cada día me explico más cosas del por qué).

Hace un rato he leído esta noticia,
http://es.noticias.yahoo.com/blogs/episodios-nacionales/los-ministros-tambi%C3%A9n-se-apuntan-al-timo-las-110729295.html

Hasta en el gobierno que está recortando - por más señas, hasta Rajoy que vive en la Moncloa con todos los gastos pagados -, cobra 1823€/mes en concepto de "dietas" (gastos para alojamiento y comidas), que se da a los diputados, igual que se le da (o daba, ya no sé), a cualquiera que lo envían fuera unos días a trabajar.

No concibo tanta hipocresía y mentira incluso a la vista. ¿Cómo va a funcionar bien la justicia en España?.

¿No es delito vivir en Madrid y cobrar de las arcas públicas "dietas" por trabajar en Madrid?

Para un trabajador, que colase una cantidad mucho menor a su empresa en concepto de dietas, viviendo en la misma ciudad, estaba en la calle al minuto siguiente.

Hay un art. en el Cdgo. Penal que dice que cualquier funcionario que conozca un delito público, tiene obligación de denunciarlo.

¿Esto no lo conocía ningún funcionario?. Ningún fiscal?

Si con esto que se ve, no sucede nada ¿qué va a suceder con un telefonazo, un encuentro o un tu me das y yo te doy o te daré, para que no se haga justicia?.
Anónimo ha dicho que…
Garzón es un hombre que no comulga con los cárcamales del franquismo, que ha caído bien al pueblo por solidarizarse con sus ansias de justicia. Es lógico que todos fueran a por él porque a nadie le interesa que se remueva la transición, excepto a las familias que siguen esperando justicia. Problema fácilmente resoluble porque van muriendo los que reclaman. Es cuestión de retrasar, dar largas y esperar.

¿La historia? A la derecha le importa 3 bledos. En primer lugar porque no tienen vergüenza y en segundo lugar porque la izquierda actual es muy tolerante. Hasta con Zapatero se ha editado una enciclopedia o algo parecido donde se dejaba bien al "caudillo".
Anónimo ha dicho que…
Y hasta con Zapatero (para no perder votos, porque España es un país profundamente dividido) se siguió subvencionando a la Iglesia, incluso en la crisis.

Entre otros, se inició esta parroquia dedicada a Sanjosemaría en Alcorcón. ¡Ojito! entre la Universidad Carlos III y el hospital ¡qué vista tienen!
http://youtu.be/M8brKnvaxA4

El elenco de madres jóvenes es para morirse de risa. Al final tenemos lo que somos. Pagamos imbecilidad tras imbecilidad porque somos imbéciles.
KppadoR ha dicho que…
El franquismo ha desaparecido de la sociedad y se ha refugiado en la judicatura. Ése es el verdadero atado y bien atado de Franco, con él muerto hacer todos los jueces franquistas, en una especie de linaje, para preservar la impunidad jurídica y penal de los que, afectos al régimen, sobrevivieron a Franco.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD