LA PEQUEÑA BURGUESÍA DE 1930 Y LA CUESTION RELIGIOSA

Cuanta hipocresía con el asunto del obispo argentino, era eliminable, pertenece a determinada cuerda no integrista. Los del otro lado pueden hacer lo que les dé la real gana, con hombre, mujer o niño. A señalar la celeridad con la que se ha resuelto este caso. En contraste con la lentitud de los casos de abusos a menores, primero décadas para salir a la luz,
además de enfrentarse al silencio por "ley eclesiástica", luego la negación, el "hacerse los mártires" , y finalmente ya nos hemos tragado que el mismo que impidió la solución de todo esto hace veinte años es el que lo ha barrido. Otro héroe más de la limpieza.

Manifestación de poder y capacidad de maniobra en la burocracia vaticana, eso demuestran los anuncios de procesos de beatificación más recientes. Que el Escrivá esté en los altares antes que Juan XXIII que convocó el Concilio y cuyo talante era pacífico y no intransigente, y que era el Papa, dice hasta que punto el Opus Dei sabe colocar sus peones. Juan XXIII no fundó nada, sólo pasó haciendo el bien. Un papa "tonto" para los listos burócratas que saben perdurar.
¿Qué van a presentar que atestigüe la santidad del sucesor del santo bala? ¿los miles de adolescentes engañados durante su mandato? ¿las familias extorsionadas? Un señor que dió ideas al sistema y continuó con la extorsión de su antecesor, que vivió tan ricamente en Roma, a mesa puesta y a sotana planchada, a informes hechos de todo chichifú en el Opus y fuera del Opus. Sin mancharse las manos por defender alguna causa justa de las que la humanidad está sobrada. Cuya participación en el concilio se limitó al puro interés privado del Opus Dei con vistas a una "figura jurídica" que sancionara su hacer lo que les da la gana. Extorsionando. Sin dar la cara, sin presentar argumentación racional, sino atacando por la espalda y ahogando cualquier iniciativa que los denuncie. Escondiéndose detrás de una muchedumbre de directores, directoras que le deben el cargo, y de fieles que le deben todo lo que tienen en la vida. Una organización católica que tiene como norma esconderse, no dar los nombres de sus miembros. ¿Es santa? ¿qué necesidad tiene de esconderse la gente que hace el bien en nombre de la fe? ¿acaso los misioneros se esconden o los miembros de ONGs?

Continuó con la política de captar adolescentes a espaldas de sus familias, engañando con un campamento, un curso de verano, el inglés, el fútbol, la música o sus colegios pijos repijos. Todo diversidad de anzuelos. Aunque él sólo se limitaba a hacer de sucesor de un santo.

¿No habíamos quedado en que el Opus Dei estimula la santidad entre los laicos "gente corriente"? ¿qué tiene de corriente dirigir el Opus Dei? contradicción performativa: sus dos primeros santos son curas. Mucho menos mujeres.

He estado mirando sobre la Cienciología, calcados los métodos, calcadas las estrategias. Lástima que no haya un reportero hispanohablante valiente que saque "todo" como el de la BBC, incluido el espía cienciólogo que controla sus movimientos mientras está haciendo el reportaje. A plena luz el cienciólogo desprestigia al que habla en su contra: es un pervertido sexual, condenado por posesión de drogas...etc. No os perdáis al delegado de la cienciología intentando evitar el reportaje. Sus gafas, su traje impecable, su corbata, su corte de pelo... lo ponemos de "gorila" en un acto masivo de Torreciudad y es un numerario más.
Interesante las entrevistas a actrices de Hollywood mezcladas con la cienciología que la alaban  por su buena influencia en sus vidas (Sharon Stone). Lo mismo que hace el Opus Dei: Buscar gente guapa, famosa, rica a la que por supuesto no van a extorsionar sino a usar para propaganda.
La gente de a pie no tenemos más que enemigos en los grandes de este mundo.

Al final el reportero se cabrea, pero esta gente es muy pesada. Como máquinas programadas, no sienten ni padecen. Los demás sí.
Una estrategia de la cienciología es reclamar derechos de autor sobre sus documentos secretos si alguien los quiere filtrar.



Para una versión menos ácida de la crítica a este grupo tenemos a Homer Simpson,  Joy of sect



Como son americanos su mitología tiene que ver con la ciencia ficcion y los OVNIS. Aquí la mitología es la construcción de la biografía del fundador apañada y la historia de España también apañada.

Para encontrarme de frente con los hallazgos espirituales del Opus Dei para la humanidad, el precursor del concilio y de la espiritualidad de los laicos sólo he necesitado leer sobre cómo pensaba la pequeña burguesía española de los años 30 . La pequeña burguesía es la clase social de la que salió este cura acomplejado de serlo.

Pequeña burguesía significa artesanos, medianos propietarios rurales, tenderos, funcionarios, pequeños industriales, profesionales. Durante el período republicano adquirió un considerable peso político de signo "negativo", negando el apoyo al régimen a la vez que ocultaba su oposición al mismo. Esta burguesía constituyó el apoyo de la CEDA, partido conservador que garantizaba sus intereses. En aquella época el 60% de la población vivía en el campo o en ciudades pequeñas, en las que el estilo de vida se parecía más al siglo XIX que al XX. En breve, nuestra pequeña burguesía estaba mentalmente atrasada, nada preparada para una sociedad más democrática, ni mucho menos para mejoras de civilización. Sólo temían por la pérdida de lo que tenían.

Atrasos de aquella sociedad nada afectada por los cambios sociales que hubo en Europa tras 1918: las muchachas no salían solas a la calle, las mujeres no fumaban, las bodas eran de conveniencia, el cortejo era con la chica en el balcón y el pretendiente en la calle... Todo muy romántico y que hacía de nuestro país las delicias del viajero europeo a la búsqueda de "costumbres indígenas".

Para esta pequeña burguesía española la religión era más importante que el negocio, y cuando los asuntos económicos le preocupaban no era para montar negocio y hacer dinero según se hacía en Francia sino para conseguir dinero y dejárselo a sus hijos. El pequeño burgués europeo que defendía los valores de la revolución francesa, que veía en el divorcio la forma de resolver sus problemas matrimoniales pero que no se sentía preocupado por su "masculinidad" no tenía equivalente en la España provinciana.

Esta masa fue monárquica hasta que cayó la monarquía pero luego no estaba preparada para ser una base republicana sólida y liberal ni para enfrentarse claramente a ella. De ahí el éxito de la CEDA de Gil Robles que proponía la defensa de la religión y el orden social, sin salir del marco de la república.
Las clases medias se asustaron ante la ofensiva anarcosindicalista que hubo durante la república.

Dionisio Ridruejo, falangista de la primera hora luego arrepentido, fue criado según la educación tradicional de la clase media, católica y patriótica en manos de jesuitas y agustinos.
Alegría por las calles de Madrid tras proclamarse la II República.

A su modo de ver: "desde el punto de vista económico un tendero, un maestro o un pequeño funcionario estaban más cerca del proletariado que de la clase alta. Pero el hecho de llevar zapatos y corbata le daba una dignidad personal que le hacía sentirse cerca de la clase alta. En las ciudades provincianas había pocas diferencias entre el estilo de vida de los distintos estratos de la burguesía (....) Objetivamente esta pequeña burguesía provinciana, habría encontrado su lugar en algún partido reformista bajo la república. Pero sus prejuicios culturales y religiosos, la mantenían firmemente sujeta a sus posturas tradicionalistas. La religión era lo que mantenía unida a esta clase tradicionalista. El hecho de que grandes sectores de la izquierda se opusieran violentamente a la iglesia producía una polémica innecesariamente cruda que influía en amplios sectores de la pequeña burguesía, del mismo modo que influyó en mí. El anticlericalismo era un anticuerpo corriente de un clericalismo que desde hacía tiempo venía siendo la fuerza motriz de la historia de España. Por todas estas características la clase "tradicional" se veía fácilmente manipulada y dominada por las fuerzas conservadores que representaban a los intereses capitalistas, militaristas, clericales..."

La imagen que yo tenía de la república estaba en gran parte formada por los relatos sobre la vida de Escrivá de las publicaciones internas y de sus biografías. Se puede ir a consultar  y comprobar que sin excepción se subraya el anticlericalismo y las fuerzas desatadas de comecuras. No se habla de las injusticias sociales, de la miseria, del analfabetismo de gran parte de la población, del atraso económico del país... Lo único preocupante era la persecución religiosa.

La religión era una de las causas importantes que separaban a la pequeña burguesía de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona más dispuesta a la democracia liberal de la pequeña burguesía provinciana. La de las ciudades heredaba el anticlericalismo liberal del siglo XIX, que no habían llevado la revolución liberal hasta el final. No hubo ruptura. El dominio ideológico de la iglesia constituyó el reverso del fracaso de la burguesía al intentar hacer su revolución ideológica. Según el historiador A. Elorza, desde el período absolutista precedente la iglesia aportaba las categorías ideológicas que justificaban la represión y la intolerancia necesarias para mantener el sistema y las había traspuesto al plano religioso, la intolerancia asumía el carácter de santidad...

Ya sabemos de donde salieron, la santa intransigencia, la santa desvergüenza y la santa caradura precursoras del concilio vaticano II y que hoy merecen los altares.

30.000 curas, 20.000 monjes y frailes, 60.000 monjas hacían de la iglesia española la de más alta proporción de clérigos por habitante fuera de Italia. Con estos mimbres sociales sale un Escrivá y un padre Ayala, el founder de la ACNP a decirnos que había que ¿reforzar la iglesia que perdía terreno en la sociedad? se asustaron con las movidas republicanas que hicieron ver por un poco más de libertad que había españoles no en su línea y reaccionaron a la "descristianización".

La fuerza de esta iglesia estaba en el dominio ideológico sobre la población, en especial en la educación. La religión era lo que mantenía ideológicamente atados a todos los sectores de la sociedad al dominio de la clase dirigente. Hoy como ayer, ideología católica al servicio del poder.
El régimen republicano se echó de cabeza a la batalla, divorcio, entierro y bodas civiles, disolución de la SJ, prohibición de enseñar a las órdenes religiosas....La reacción no se hizo esperar.

Pedro Saíz Rodríguez, diputado monárquico atestigua: "muchos españoles se consideraban católicos por el hecho de haber sido bautizados. En su actitud poco más denotaba que lo fueran. En tiempos de la monarquía, cuando llegaba el día del Sagrado Corazón siete de cada cien personas ponían colgaduras en sus balcones. Cuando la república prohibió las colgaduras, de pronto empezó a ponerlas gente que no creía en el sagrado corazón, en Jesús ni en Dios..."

La quema de conventos que se extendió desde Madrid al sur al mes de proclamada la república fue la excusa perfecta. La república actúo torpemente al no impedir la provocación que posteriormente sería condenada por los partidos republicanos. Estos sucesos tuvieron una repercusión tremenda aunque fueran muy pocos los que en ellos participaron. Otros recordaban que en tiempos de la monarquía también hubo quema de conventos y asesinato de sacerdotes.

La causa de la batalla no fueron estos incendios sino el asunto de la enseñanza, se quitó el crucifijo de las escuelas estatales. Esto despertó odio, simbolizaba el intento de arrancar la creencia religiosa del pueblo. Al tiempo se permitió abrir las escuelas los domingos para el catecismo
Había curas como Régulo Martínez favorable a la disolución de los jesuitas, enemigos encarnizados de la república, a abolir los estipendios de canónigos y obispos, a la separación de la iglesia y el estado. Pero la ofensiva contra la iglesia le pareció exagerada.

En el País Vasco la reacción del clero fue menos antirrepublicana. Un cura vasco afirma que por supuesto que la quema de iglesias era indignante pero él estaba a favor de la separación iglesia-estado. De que el apoyo a la iglesia fuera cosa de los fieles: "El clero vasco conservaba la fe en las gentes humildes y corrientes. Si en otras partes no existía el profundo sentido de la religión que tenían los vascos, la culpa era de los sacerdotes y no del pueblo. En otras partes la mayoría del clero estaba demasiado apegada a los ricos y poderosos". En Cataluña también el clero había participado de la renovación cultural impulsada por el catalanismo y aunque sin grandes alaracas dan testimonio de que era una iglesia más abierta al mundo.

Esperar que la gran masa de españoles afrontase simultáneamente una nueva situación política y una nueva situación religiosa era esperar demasiado.

Afrontar de golpe todo el problema de la dominación religiosa representaba atacar de frente a la clase dirigente en el nivel ideológico sin privarla de su verdadera fuente de poder: el control de la economía. Quizá porque habían sufrido más a causa de los problemas ideológico-culturales que a causa de los socioeconómicos, a los republicanos de izquierda les preocupaban más aquellos que estos; no fue casualidad que los mayores progresos conseguidos por la república durante los primeros dos años tuvieran por escenario la enseñanza. Sin embargo, los dos tipos de problemas eran inseparables si lo que se pretendía era establecer una democracia parlamentaria. La reforma agraria amenazaba el poder económico del mismo modo que la enseñanza laica amenazaba el dominio ideológico.

Mucho más y mejor explicado en el segundo vol. de "Recuérdalo tú, Recuérdalo a otros" de Ronald Fraser.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Dicen que el tal Escribá no fué mas que un copiata perverso de Nietzsche;
pero creo difícil que tuviese la capacidad intelectual para entenderlo.
Al leer tu reflexión he recordado está máxima de Nietzche sobre la superación de uno mismo:

"No nos desagrada el agua por que esté sucia, sino por que sea poco profunda."

Hay que tener estómago para este tema de la religión y el opus.

Muchas gracias por tu trabajo.
Anónimo ha dicho que…
El día que España vuelve a ganar la Eurocopa se nos aparece. Caspa, anís y puro. ¿Es un video de los años setenta?

http://www.opusdei.es/art.php?p=49617
Anónimo ha dicho que…
¿Sabe algo de este nombramiento?


http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2012/07/02/religion-iglesia-vaticano-doctrina-fe-congregacion-muller-ratisbona-benedicto-levada.shtml
Anónimo ha dicho que…
El nuevo presidente de México es Enrique Peña Nieto y...

http://pulsociudadano.com/2012/01/el-opus-dei-en-mexico-pena-nieto-y-sus-alianzas-con-la-ultraderecha-vaticana/
Marcos de Peralta ha dicho que…
Para entender la funesta ideología de Escrivá, basta con leer "El miedo a la libertad" de Erich Fromm.

Cuando hace el retrato de la pequeña burguesía europea, de sus complejos, de su desprecio por lo humano, de su falta de altura de miras, de su envidia; la que votó al NSDAP de Hitler, la que apoyó a Mussolini en Italia, a Salazar en Portugal, la que constituyó el apoyo social a Stalin en la Unión Soviética, la que apoyó al PCE y al negrinismo (que constituyeron los sectores más autoritarios, y responsables de la derrota del bando antifascista) en la España republicana y al franquismo sociológico en el "bando nacional". La misma pequeña burguesía de funcionarios, militares, tenderos, comerciantes y pequeños propietarios rurales y urbanos que recibió con entusiasmo a la Wehrmacht en Francia, Bélgica, Holanda, Austria; la que apoyó al fascismo de Antonescu en Rumanía, al régimen búlgaro y al griego.

La que apoyó a Pinochet en Chile, a Perón y a Videla en Argentina, la dictadura brasileña en los 60, la de los que envidiaban a la burguesía pero a la vez la protegían con su violencia en ocasiones larvada y en otras abierta.

El gran éxito del franquismo fue intentar destruir y/o embrutecer a unos pueblos, los ibéricos, y ampliar la pequeña burguesía. Y de aquellos polvos estos lodos.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA