ABUSOS JUZGADOS

Anuncian por ahí el hecho interesante de que Francisco se está pensando en dar el estatuto de Prela a los de la Fraternidad San Pío X, los desobedientes de Lefebvre, que ordenaron obispos hace 30 años sin permiso del Papa, y qué casualidad recuerdo al prelado opus anunciando en tertulia masiva allá por el  89 en un hotel parisino, que si de tradición se trata la primera tradición era la obediencia al Papa.
Luego puse en el blog una ordenación de San Pío X en la que  celebró Arrieta de Chinchentru un cura Opus que ha debido de ejercer como  embajador opusino del Vaticano y del propio Opus para las relaciones con FSPX. Una misa en una capilla rococó del sur de Alemania en el que las vestimentas también eran rococós del todo, puntilla va puntilla viene.


Pero en estos momentos parece que hay cercanía OD y FSPX por el tema del estatuto jurídico. Clericalismo, antisemitismo, abuso de menores, todos los problemas de cierto clero católico reconcentrados...yo no sé qué le ve el papa Francisco a los de FSPX, por las noticias que me llegan son totalmente prescindibles. Y si no para muestra un botón:

Fraternité Saint-Pie-X : André, 12 años, y los tocamientos impuros del cura  P.


E
A 12 años, André ya dió cuenta de los tocamientos impuros de que fue objeto por parte de un cura, pero no le hicieron caso. "Sr, cura, quisiera hablarle de las grandes faltas cometidas contra la pureza del abbé P."
Asuntos tapados, denuncias archivadas... Hay varios casos de abusos sexuales en las escuelas de la FSaint-Pie-X. Pero la comunidad católica integrista vive en un mundo cerrado y reina la ley del silencio.

André tenía 12 años cuando escribió una carta para denunciar los tocamientos impuros de los que era víctima desde un años antes. El abbé P le daba catecismo en una escuela de la FSPX en Bruselas. La carta fue enviada a un alto responsable de la Fraternidad, sin respuesta. 

"Mis padres eran y siguen siendo fieles de la Fraternidad, minimizaron el caso, un cura era incapaz de hacer esas cosas. Enterré el asunto, pero cuando ví que este cura seguía ejerciendo y en contacto con menores no pude callar. Quise arreglar el asunto en el seno de la fraternidad, sin éxito. Denuncié a la policía en 2012."

La pimera denuncia se archivó por prescripción pero la instrucción se reabrió a principios de enero. Ho a sus 38  André va quizá a conseguir que se haga justicia. No sólo por él, ya que a lo largo de su investigación André descubrió que él no fue la primera víctima del abbé P.

Tocamientos permanentes
A finales de los ochenta dos hermanos en el norte de Francia sufrieron abusos de un cura. La madre se queja a las autoridades de la  Fraternidad, pero el asunto es acallado. La familia no quiere denunciar. El silencio sigue siendo la norma. Uno de los chicos está hoy en coma tras un accidente, el otro quedó y sigue en la Fraternidad. André nos cuenta :
"He oido que hay más víctimas, pero ahí dentro impera la ley del silencio. Me dí cuenta de que si se hubiera hecho algo en cuanto lo dije la primera vez hubiera podido escapar a todo eso." Todo eso son los tocamientos, sus ataques que prefiere poner por escrito:
"Me sentaba en sus rodillas y metía las manos por debajo de mis bermudas. Una vez me llevó en coche, cogió mi cabeza y la frotó contra sus partes primer por encima de la sotana, luego me puso debajo. Por poco me caigo encima del acelerador, el coche dió un bandazo y pasé bastante miedo. 
Hable del asunto con mis padres, sin muchas precisiones, tenía muchísima vergüenza de lo que había pasado. En la "Tradición" todo eso es impuro. Pensar que un cura tenga algún tipo de sexualidad es casi
imposible."

André se defiende, les dice a sus padres que no quiere volver al catecismo. El cura que ve que la víctima se le va, se presenta en su casa. "Les dijo a mis padres que iba mal, les forzó a que me dejaran ir a un campamento en Vendée. Y vuelta a empezar, vino  a mi tienda de campaña. Le pegué."

Un pilar de los campamentos de escuts 
Cuando vuelve al colegio quiere denunciar los hechos. "Otros chicos lo sabían" el cura era un pilar de los campamentos. "Había señales, por ejemplo le encantaba bañar a los más pequeños en el río".
Pero las alertas resultan inútiles.Todavía peor, una advertencia según la cual se le prohibía el apostolado con menores es anulada. El abbé P. tiene un temperamento colérico, protesta, quiere seguir dirigiendo a los chicos. Y gana, se sale con la suya. 

Las instituciones educativas, iglesia y escuela, protectoras de auténticos sádicos.
Como suele decir la gente, yo me lo haría mirar...Y es el entorno quien les da calor.

En una conversación grabada por André y que pudimos escuchar, uno de los responsables de la Fraternidad explica molesto: "Hay fieles que lo apoyan, hace bien su trabajo, se ocupa de su capilla. Hay cartas de padres que lo apoyan, dicen que dejemos al abbé P que siga ocupándose de los chicos, que lo hace muy bien."
En una carta de 2009 el mismo responsable dice que está de acuerdo con André, que ha reconstituido el recorrido del abbé P y ha descubierto que en 2008 seguía trabajando con jóvenes. Entre 1993 y 2002 trabajó con scouts en la zona de París. Ayudaba al abbé  Cottard, que será objeto de investigación y juicio por homicidio involuntario, tras la muerte accidental de tres chicos y del aficionado a la vela que intentó socorrerlos, más tarde en Charente seguirá con niños hasta 2009. 

Frente a las acusaciones de André el responsable de la Fraternité, molesto, reconoce algunos fallos pero explica que es muy cabezón, astuto, deshonesto, con gran capacidad para engañar a sus superiores."

La ley del silencio
Habrá que esperar a 2014 para que el abbé P. sea juzgado en un procedimiento canónico y se le impida el apostolado con menores. 25 años después. Un decreto que sorpresivamente fue validado en 2016 por Roma, por la Congregación para la Doctrina e la fe, una forma de dar muestras de que las negociaciones avanzan. 
"Puede parecer mucho tiempo pero estábamos al corriente más que de las actitudes sospechosas como bañar a los chicos en el río", eso dice el abbé  Thouvenot, portavoz de la FSPX que asegura al Obs que en la instrucción en el caso de André : "Vamos a cooperar con la justicia."

La línea de defensa de monseñor   Fellay, superior de la FSPX desde 1994, está clara, repite sin cansancio que los hechos reprochados eran anteriores a su toma de posesión. O como dijo a André en una carta: "Sepa que deploro como se arreglaron las cosas en el pasado dentro de la Fraternidad" y le ofrece el pago de médicos y psicólogos: "Un deber de reparación por la injusticia que sufrió".

Comentarios

Anónimo ha dicho que…

Es muy intrigante el interés que manifiesta el Opus para que le den a los lefebvristas una prelatura. En teoría, debería interesarles lo contrario. No conozco bien el tema y no imagino cuál es el interés del Opus, pero no tengo duda que será oscuro.

Anónimo ha dicho que…

http://ramblalibre.com/2017/06/14/10190/

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA