¿CUAL FUE EL FIN DE CALVI?



Sí claro es posible que lo quitaran de en medio una vez que lo habían echado del banco. Pero no estoy segura porque lo llevaron a Londres en plan encerrona, eso parece acreditado. El quería ir a Zurich. O sea que habían decidido darle pasaporte antes de que saliera de Italia. La familia pagó investigación privada porque no estaban de acuerdo con el veredicto inicial. Fue un avance que se declarara homicidio 20 años después.

Hay película que no he visto. Parece evidente que había muchos interesados en su desaparición de la escena. También los “vaticanos” que por supuesto no se dedican a eliminar gente, pero hubo epidemia de “eliminaciones” en el pequeño estado en los tiempos de JPII…la hija de un trabajador, el guardia suizo, el propio Papa. Para ser cuatro los gatos que viven allí no está mal.


¿Cuál FUE EL FIN DE CALVI?

Si se da crédito a la teoría del suicidio, Roberto Calvi habría dejado la habitación, salido por la puerta de seguridad que daba a la parte de atrás, ir a pie o en metro un trayecto largo, 6 estaciones de metro, 7 km, bajar a la orilla del río, buscar una cuerda, llenarse los bolsillos de pedruscos, subirse a una plataforma y colgarse haciendo un buen nudo corredizo. Es una hipótesis que muchos expertos médico-legales han puesto por escrito en vasta literatura como altamente improbable.

En un testimonio jurado del 20 de enero de 1989 el pintor Cecil Gerard Coomber dijo que se había encontrado con Roberto Calvi en el pasillo del Chelsea Cloister el 17 de junio hacia las 22 horas mientras el banquero acompañado de dos jóvenes si iban de la residencia. Coomber ocupaba la habitación 834 en la misma planta que Calvi. El pintore se dirigía al ascensor en compañía de un amigo.

“El hombre mayor llevaba un traje gris azulado, con corbata. Tenía pinta de un elegante hombre de negocios. Llevaba bigote, miré sus bigotes, estoy seguro de que llevaba bigote.  Un bigote sutil, su mirada era penetrante y parecía pensativo y meditabundo. Estaba apartado de los otros dos, miraba hacia abajo y lejos, como si quisiera evitarlos o tuviera miedo de encontrar sus miradas. Tenía el dedo índice de la mano derecha o izquierda apoyado bajo el mentón en actitud preocupada y pesarosa. En cuanto nos acercamos se dio la vuelta para ponerse en otro lugar como si no quisiera ser reconocido. Esperamos casi medio minuto a que llegara el ascensor. Los dos hombres más jóvenes hablaban italiano entre sí. El hombre mayor no llevaba maleta ni ninguna otra cosa en las manos. Uno de los otros quizás llevara una bolsa, maleta o maletín.

Cuando salieron del ascensor Coomber y su amigo se dirigieron hacia la salida mientras los italianos se fueron por una puerta de atrás. Nadie vigilaba dicha puerta. En los siguientes días Coomber vió la foto del hombre del ascensor en los periódicos. El pintor afirmó que eran las 22 horas que el sol se acaba apenas de ir y estaba poniéndose oscuro. Dos afirmaciones en aparente contradicción pero sorprendentemente precisas. El Royal Greenwich Observatory de Cambridge establece que el 17 de junio de 1982 la  puesta de sol tuvo lugar a las 21.21 y el final del crespúsculo a las 22.08 hora a partir de la cual empezó la oscuridad.

Este testimonio del pintor coincide con otros elementos relevantes. Vittor dijo que Carboni llegó como mucho media hora después de ponerse el sol, es decir en torno a las 22. El alibi de Carboni sin embargo pareció débil a los instructores. Las declaraciones de William Morris, el británico casado con una italiana, la tía de Laura Scanu, ex pareja de Carboni, no parecen ciertas. En particular cuando dijo que Carboni había pasado todo el día buscando piso había muchas contradicciones.
Según el juez Almerighi, aquella noche no hay duda de que Flavio Carboni hizo todo lo posible para ganar tiempo de forma que los asesinos de Calvi pudieran sacarlo de la habitación 881 del Chelsea Cloister y hacer de manera que nadie estuviera con él hasta el momento de su muerte y si fuera posible durante toda la noche.
Según el magistrado Carboni tuvo la precaución de evitar el riesgo de encontrarse co los asesinos o con las personas encargadas de conducir a Calvi hasta sus asesinos. Por tanto era preciso que Vittor se alejara de Calvi para dejarlo solo y a la merced de quienes debían acompañarlo a su cita con la muerte.

Coomber dijo también que su amigo Peter Barton había visto en la tarde del 17 de junio ante la salida posterior del hotel un coche de lujo esperando y que dio importancia al hecho cuando supo de la muerte de Calvi. Además lo había visto circulando por los alrededores ese día y el anterior. Coomber es muy preciso: “Peter Barton estaba en una habitación en la planta baja cuya ventana daba a la parte de atrás del edificio, era mi amigo y tenía 70 años, actor de cine. Me contó que mientras estaba en la ventana esperando la llegada del coche de un amigo vió un coche de lujo aparcado esperando a alguien en frente de la entrada de atrás del hotel. Me dijo que sólo le dio importancia al saber de la muerte de Calvi, que el gran lujo del coche le hizo pensar en que estaría esperando a un VIP, era un coche negro y muy largo, tipo limusina, con chófer al volante y otra persona de acompañante. Esto ocurría en la tarde del 17 de junio de 1982. Cuando mi amigo me lo contó lo relacioné con el que yo había visto. Mi amigo me dijo que lo había visto dar vueltas por la zona ese día y el anterior.”

¿Quién estaba en el misterioso coche aparcado en la puerta trasera del hotel? ¿Los 2 hombres que estaban dentro eran los mismos que se llevaron a Calvi la noche del 17 a as 22 horas? Estos aspectos aparecidos en los últimos años tienen gran importancia. Lo primero es que parece que hay que excluir que Calvi haya sido obligado por la fuerza. La ausencia de señales de violencia en la habitación y la reconstrucción de los hechos del pintor Coomber inducen a excluir esa posibilidad. Calvi era muy prudente, siempre se encerraba con llave en el apartamento y tenía una señal para saber que era Vittor quien llamaba, tres golpes.

El banquero sabía que estaba siendo en el centro de un violento choque de poderes, de lo que es legítimo deducir que Calvi fue inducido a dejar el Chelsea Cloister contra su voluntad, quizás para encontrarse con alguna de las dos personas con las que había dicho a Vittor que quería encontrarse. Esa cita tenía que ser de la máxima importancia para que Calvi aceptara abrir la puerta a los dos desconocidos.

Otra hipótesis posible es que los dos individuos hubieran tenido que convencer al banquero de que le iban a ayudar a escapar, para ello tenía que subir a un barco que estaba en el Támesis que lo hubiera llevado a otra embarcación con destino Sudamérica o Centroamérica, así evitaría los controles del aeropuerto. Una fuga para huir de los asesinos más que de la policía italiana.

Hay un detalle que apoya esta hipótesis, Calvi se llevó dos pares de mudas, dos relojes, cuatro pares de gafas, una considerable suma de dinero en diversas divisas. Todo apropiado para una persona que se prepara para un largo viaje, a la aventura, menos para un hombre desesperado que sale de la habitación del hotel con intenciones suicidas después de recorrer 7 km.

De ahí que está claro que R. Calvi fue inducido a abandonar el hotel. Tenía consigo la bolsa en la que guardaba los documentos reservados con los cuales pensaba presionar al Vaticano, a los partidos políticos, a los servicios secretos y los aferistas que lo rodeaban ¿OD incluido?

R Calvi fue asesinado, la familia está convencida de ello. Su hijo Carlo y el abogado Alessandro Gamberini declararon: “Lo del puente de Blackfriars fue una puesta en escena. La reconstrucción de los hechos realizados por la policía londinense en primera instancia hace aguas por todas partes. Todas las indagaciones que se han hecho después contradicen totalmente las primeras que no aclaraban en absoluto la muerte de Roberto Calvi.”
Según la familia, Calvi no estaba solo cuando salió del apartamento del Chelsea para ir al puente de Blackfriars. Esa noche hubo gentes que se lo sacaron con engaño de la habitación en que se alojaba.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
El pintor Cecil Gerard Coomber ¿declara siete años después? ¿Dónde declaró? No encuentro información sobre este. Da la impresión de un testimonio amañado, una cortina de humo. Por lo que se ve no describe a los dos italianos ¿por qué? Que son los que se hacen notar hablando. Pero se fija con detalle en el bigote de Calvi. No cuadra.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA