SOLIDARNOSC

Decía que Calvi estaba convencido de que estaba tratando con OD, aunque es posible que le engañaran. Sus viajes a Madrid, su plan para restructurar el Ambrosiano con Pesenti, uno de los directivos del banco cercano al Vaticano y al OD no eran imaginaciones suyas.
Pero el optimismo de Calvi duró poco. el 20 de mayo de 1982 fue al IOR y Marcinkus no quiso verlo. Calvi estuvo con el asistente Luigi Mennini. Fue un encuentro glacial. Marcinkus quería que Calvi compareciera ante la comisión de cardenales que iba a supervisar las finanzas vaticanas. La comisión quería saber por qué el banquero milanés había usado el dinero de United Trading sin preguntar.

Que los cardenales supieran de la existencia de United Trading ya es revelador. Calvi sospechó que Marcinkus estaba preparando una querella contra él justo cuando tenía que comparecer ante la justicia por haber burlado las leyes de exportación de capital. Calvi perdió los nervios y gritó a Mennini: "Tenga cuidado si se destapa que han estado financiando Solidarnosc no quedará piedra sobre piedra en el Vaticano."
Resultado de imagen de solidarnosc imágenes

Los detalles de esta conversación que el Vaticano niega, salieron a la luz porque Carboni grabó secretamente la conversa que tuvo con Calvi cuando se lo contó al siguiente fin de semana en Drezzo. Calvi envió a su mujer a Estados Unidos con su hijo, temía por su vida si se quedaba en Milán. La hija no quiso marchar porque tenía exámenes en la universidad.
A finales de mayo Calvi escribió al cardenal Palazzini, le suplicaba que interviniera con aquellos que como Vd llevan los intereses de la iglesia en lo hondo de su corazón. Decía asímismo que tenía pruebas de que los cardenales Silvestrini y Casaroli habían aceptado dinero de Sindona, le pedía otra audiencia con JPII, para poder explicarle el problema por entero y sobre todo para evitar que triunfaran los proyectos de los enemigos de la iglesia.
El primer fin de semana de junio el banquero lo pasó en Drezzo con su hija. Escribió otra carta al Papa en la que acusaba a los directivos del IOR de negligencia y engaño:

"La política de trabajar siempre en la sombra, la negligencia absurda, la obstinada intransigencia y otras increíbles actitudes de algunos "directivos" vaticanos me hacen pensar que Su Santidad no está informado sobre la naturaleza de mis relaciones con el Vaticano desde hace ya unos años...

Por requerimiento expreso de sus representantes autorizados he financiado en varios países a organizaciones político religiosas tanto en el este como en el Oeste. Fui yo quien, requerido por las autoridades vaticanas coordiné a lo largo y ancho de Sudamérica y Centroamérica numerosas sucursales bancarias con el objetivo además de cualquier otro, de hacer frente a la expansión del Marxismo.
Después de todo ello soy el único en haber sido abandonado y traicionado por las mismas autoridades a las que siempre mostré respeto y obediencia."

Calvi decía también que quería mostrar al Papa algunos importantes documentos y explicarle claramente cómo ocurrían determinadas transacciones sobre las que ciertametne Vd no está informado y cómo podrían volver a ocurrir.

Por entonces Licio Gelli estaba de vuelta cladestinamente en Europa. Un agente italiano de los servicios secretos lo vió cenando en Génova con un asociado de Carboni. Poco después Licio gelli, jefe de la desmantelada P2 llamó a Calvi pidiéndole dinero. La presión no cesaba. Anna Calvi se dió cuenta de que su padre estaba en un sinvivir y le preguntó, Calvi le explicó que para solucionar los problemas del IOR habían hecho un plan en el que intervendría directamente el OD, y que el OD tendría que aportar una enorme suma para cubrir la posición expuesta del IOR en el Ambrosiano.

Calvi dijo a su mujer que si "Andreotti no interviene fastidiándolo todo  se solucionará en un par de semanas". Dos días más tarde le comunicaba. "No me gusta nada lo que me ha dicho Andreotti" Calvi dijo que incluso lo amenazó de muerte. La mujer de Calvi declaró que en aquellos meses vivieron en un clima de terror y sometidos a constantes presagios de muerte. Uno de los últimos comentarios de Calvi fue: "si me matan el Papa tendrá que dimitir".

El 7 de junio de 1982 Calvi informó al consejo del Ambrosiano que 1.300 millones de $ estaban en riesgo e los tratos con el IOR. Al día siguiente Calvi salió del banco con dos cajas de cartón de documentos que le parecían esenciales para demostrar que los curas le habían engañado, los envió a dirección desconocida, probablemente Drezzo.

El miércoles 9 de junio voló a Roma. Su chófer habitual que lo recogió en el aeropuerto, Tito Tesauri, notó que el maletín de Calvi estaba más lleno de lo habitual. Pasó la noche en su apartamento romano. Al día siguiente llamó a Mennini y le dijo que no pensaba comparecer ante los cardenales, que los documentos estaban en el extranjero y él no tenía pasaporte para recuperarlos. Acordó una reunión con él para el día siguiente.
El jueves alguien le mostró una orden falsa de arresto. Según la guadia di Finanza la idea de aterrorizar al banquero procedía de Gelli. Gelli  se escondía en Londres bajo nombre falso.Calvi tenía razones para creer que la orden era auténtica y esa misma noche desapareció.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Da la impresión que Calvi estaba confuso y dando palos de ciego. Porque pensaba que el Vaticano quería arreglar el problema del agujero bancario. No podía concebir otra cosa. Era lo que interesaba al Vaticano, y mucho, y confiando en este presupuesto actuaba Calvi. Parece que no concebía que hubiera algunos en el Vaticano que quisieran hacer lo contrario, lo que perjudicaba al Vaticano. Pero esta era la realidad. Algunos en el Vaticano querían crear un grave problema a la Iglesia con el asunto del dinero. Así podían extorsionar al Vaticano.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA