DEL BUEN USO DE LOS TRAUMAS

 Me alegro de que guste el descubrimiento, yo también pensé como tú. Si ves más deutsche Sache no dudes en avisar. Lo de Hertel, Drewermann and cia fue un gran punto que no se ha valorado lo que se merece. Gracias.


A raíz de que una ex numeraria escribió su testimonio, y a raíz de como es tradicional en el orbe de los exes mostraba su agradecimiento a una persona una que no es como las demás,  cura escrivariano comprensivo y salvador con su trauma, llevaba  de los 7 a los 14 siendo violada por un hermano, otra víctima directa de incesto e indirecta de OD le contesta. Por si sirve.


Resultado de imagen de je suis un risque imagenes
Hola: 


OD como cualquier secta sabe usar los fallos, sufrimientos, traumatismos, problemas de identidad de las personas en su proceso de recluta y lobotomía espiritual e ideológica. Nada nuevo bajo el sol.

 El incesto constituye un traumatismo del que OD  se va a servir para inocular su ideología   anti sexualidad, anti sentimientos. Los de Escrivá practican  una forma de sacralización  de la violencia y de los traumas sexuales. Es instrumentalización que consiste en hacer del trauma una forma de iniciación a la santidad. Razonamiento perverso y corriente a la vez en este tipo de grupos siempre al acecho de nuevas piezas que cobrar. Te conducen a otros abusos.

El incesto muy presente en las buenas familias burguesas católicas es un gancho precioso para los grupos semisectarios.

En mi familia sucedió que mi padre había sido víctima de niño por parte de su madre, quizás de su tía, y reprodujo la violencia pegando a mi madre y abusando de mi hermana de mí. Motivos todos entre otros que hicieron de él un miembro supernumerario OD sumiso y obediente. 
Hasta que un día comprendió que el grupo no paraba en barras si era precisa la solución final, incluisa sobre sus propios adeptos, pues descubrió que su mejor amigo, aquel que debió de conducirle a la vocación se había colgado. Cuando descubrieron que había descubierto, también fue eliminado.

Al haber estado en la misma situación de incesto que relata Marie Philothée, ningún director de colegio, ningún maestro ni confesor ni monja ni fraile que sin detalles pero estaban al corriente de las violencias intrafamiliares, abrió la boca. 

Así son las cosas en las buenas familias sean católicas o no. El principio es no mencionarlo. La persona que descubre el pastel es un escándalo y ensucia. El docente que osara meter las narices en lo que no son sus asuntos sería víctima.

El 24 de diciembre de 1990, cuando el confesor opusino de Marie Philothée descubría el pastel, mi hermana y yo corríamos por las calles nevadas del pueblo huyendo de nuestro padre que nos perseguía cuchillo en ristre, mientras a nuestro paso oíamos como se cerraban ventanas y puertas y perdíamos el aliento por miedo a ser acuchilladas. 

En aquella ocasión, nadie se atrevía a levantar el dedo frente a una persona influyente del pueblo e incluso de la región. Todas las personas que tenían negocios con mi padre ni se planteaban denunciarlo, ni siquiera cuando lo vieron dando voces diciendo que nos iba a matar sin nos pillaba....

Surrealista pero la cruda realidad.

Todavía hoy cuando se da un caso en una buena familia, policía y hospital llegan a un acuerdo, lo mismo que a mí me ocurrió hace 30 años. Compra del silencio judicial y culpabilización de la víctima, por comprometer la carrera del padre y ensuciar el nombre de la familia.
"Hay que honrar padre y madre".  Se pide ayuda a los religiosos amigos para que insistan y se hace pasar a la persona por fabuladora y loca. Luego el dinero compra silencios, un puesto en una empresa puede ser convincente. Y si es posible se remata con presión psicológica de tal calibre que al final la persona coge depresión, necesita internamiento en hospita psi, con elección de médico complaciente que receta medicación fuerte y adictiva, que te deja fuera de juego, incapaz de protestar o denunciar. 

Lo sé porque así funcionó mi padre con mi madre cuando quiso denunciar malos tratos. Es la realidad de muchas personas abusadas en sus buenas familias.
Nadie denuncia. La gente que pertenece a la misma clase social de notables no tiene el mal gusto de denunciarse unos a otros por motivos privados. Desde siempre los intereses de clase están por encima de sufrimientos y crímenes.


El incesto en dichas familias y sobre todo si se trata de chicas es visto como una forma de doma y educación a la sumisión. Los hombres tienen derecho a hacer padecer lo que les venga en gana. Y las chicas a no abrir la boca, sólo callar y padecer por la gloria de Dios y su propia edificación. 

Si para colmo la familia tiene que ver con estas otras familias espirituales ultraconservadoras, el silencio se impone todavía con más fuerza y la violencia es santificada. Incluida por los curas que saben y no abrirán la boca además de animar a la víctima a sobre llevar y si puede ser a hacer profesión religiosa para reparar el pecado del agresor. 

Las mujeres aprenden rápido en esas familias cuál es la situación, más vale callar, y si hablas ya sabes que te espera la exclusión social, religiosa, financiera, afectiva. 
Entre pobres como entre ricos, estas barbaridades pasan.


Marie-Philothée se crió en una familia super religiosa. No tenía salida. El colegio, el entorno social fueron una prisión ideológica y religiosa.
Así que era lógico la instrumentalización religiosa de algún grupo oportunista. Si no OD cualquier otra. Fuiste el tipo de presa ideal. Dinero, familia superconservadora, trauma, culpabilización, autonegación personal e identitaria

 Si una no rompe con ese medio social no se entera nunca de lo que pasó. Te parece que podrás salir adelante pero es ilusorio. Hay que cortar los puentes con el medio envenenado que te vió nacer para descubrir que tu verdadera vida está lejos de ahí.Y que sólo saliendo del acuario familiar y od, resucitarás. Quedándose dentro de la tribu y manteniendo lazos y relaciones es imposible. Es peligroso y destructivo, lo digo por experiencia, el chantaje sigue adelante y toma diferentes caras. Las familias incestuosas son creativas. 

Aceptar el chantaje equivale a considerar que el agresor primero tiene derecho al silencio de toda la familia. Es pisotear la propia integridad e intimidad como lo hicieron él y sus cómplices. Y por otra parte es de lo que se trata, si lo logran, pueden seguir abusando sin que la justicia haga nada. La víctima participa en su propia destrucción. 

No es fácil poner al agresor ante su responsabilidad, denunciar los hechos, cortar puentes y reconstruirse. Pero sólo así se puede encontrar la propia autonomía y integridad física y moral. Vivir una vida plena y libre.
Las víctimas han de saber que en el mundo exterior a la familia hay mucha gente que les dará la mano. 
Me pasó, así como a mi madre y hermana. Nuestra familia no apoyó, encontramos ayuda fuera de nuestro medio social, familiar y religioso. Ayuda que nos ayudó a reconstruirnos. Hay que olvidar la diabolización del mundo exterior para hallar apoyo en él, ayuda judicial, amistosa, tepéutica, amorosa.


Clave para salir de las amenazas y chantajes


Claro que puede dar miedo lanzarse al vacío de una nueva vida, una se siente insegura. Sin embargo  dar el paso y despegarse te permite con el tiempo terminar con la historia incesto, la dominación abusiva afectivo- familiar- religiosa y poder reparar las heridas. Armonía en una vida.
Mucho ánimo a Marie-Philothée (y a todas las Marie Philothées en situación similar). No sois la única mujer católica por crianza y convicción que ha tenido que afrontar el doble trauma.

Saludos cordiales a la audiencia
Françoise

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

Otra consulta memorable de Enrique Rojas, supernumerario del Opus Dei y psiquiatra de postín