AISLAMIENTO

Biografía de español notable años posteriores a 1939, biografía en la que por un lado o por otro "aparecen" ellos, los seguidores escrivarianos. Luis Martín Santos, psiquiatra y escritor prometedor, discípulo de López Ibor. Su primera y única novela Tiempo de silencio es de obligada lectura si se quiere conocer  la literatura española del siglo XX. Y con respecto a López Ibor, psi od, hay que decir que no le facilitó la vida "opositora", se la entorpeció, lo mismo que a Castilla del Pino, preguntándole algo por fastidiar, y dejando desierta una plaza que merecía cualquiera de ellos.
A pesar de que fue cruel y a pesar de que Martín santos dijo de él que no sabía lo que era la ética, se lo recomendó a su amiga Maria Josefa Rezola, para su madre superdepre. Sin ética pero eficaz, en aquellos años la solución era el electrochoque, estaba empezando los psicofármacos, pero en la clínica de López Ibor años 50 a las señoras depres electrochoque al canto. Martín Santos era el amo de la palabra, para escribir y para aliviar el sufrimiento de los enfermos. Un accidente de tráfico acabó con su vida meses antes de su 40 cumpleaños.

Psiquiatra culto, con tesis en la que aplicaba la filosofía de Dilthey y Jaspers a su campo profesional. Lector de Heidegger en alemán, por supuesto. Una figura que optó por ingresar en el PSOE clandestino, lo que le valió pisar la cárcel en 3 ó 4 ocasiones, hasta que vió que no había que hacer entre aquella dictadura tan imponente, y la dirección histórica del partido de Toulouse que no se enteraban de la evolución del interior.
Resultado de imagen de vidas y muertes de martin santos
Hijo de vencedor, su padre médico militar en San Sebastián, encargado de la depuración de los médicos desafectos. Franquista recalcitrante, militar africanista, de hecho Luis Martín santos nació en Larache. Tiene unos apuntes o pinceladas de España alucinantes, como la del cura marianista del colegio al que acudían los niños bien donostiarras. Llegaba al aula cargado de boinas rojas y fusiles de madera, que repartía entre los mejores. En aquellos tiempos no se daban notas como hoy sino clasificaciones sumarísimas, eras el 1, el 2º o el último de la clase. Los estudiosos iban delante con los fusiles al hombro y la boina de requetés. Los vagos formaban el segundo grupo de los ejecutables. Todos frente a la pared del frontón. Los estudiosos apuntaban y al grito de ¡Viva Franco!, ¡Arriba España! simulaban la descarga y entonces los "rojos" se tiraban al suelo retorciéndose.

No eran bien recibidos los franquistas recalcitrantes entre la burguesía y clase media de corte nacionalista vasco. Al respecto anecdotón con motivo del funeral de José Antonio Aguirre, lehendakari durante la república que en guerra gustaba de decir: "Con ayuda de Dios recuperaremos las posiciones", "Con ayuda de Dios venceremos a los fascistas". Martín Santos como psiquiatra notable de San Sebastián acudió con su amigo cineasta al funeral que tuvo lugar en 1960. El tal Aguirre había muerto en el exilio y dice el amigo cineasta: "nosotros sabíamos que la iglesia iba a estar llena de comehostias nacionalistas, de beatos y tíos del PNV. ¿Qué coño teníamos que ver él y yo con el nacionalismo biempensante, jesuítico y etnicista?"

"Yo creo que fuimos porque sabíamos que los otros bienpensantes, los franquistas de Donosti, aquel acto les indignaba;  y esa nos parecía una razón suficiente. ¡Y joder si les indignaba! Cuando llegamos a la puerta de la iglesia nos encontramos con un grupo de fachas, señoritos de Donosti, todos de chaqueta y corbata, pero con barras de hierro en la mano, obligando a la gente que quería entrar a cantar el Cara al Sol.

El que estaba al frente era un tío concejal del Ayuntamiento, un arquitecto muy conocido. El hecho es que ejercía de jefe de aquella pandilla de matones de ultraderecha. En cuanto nos vio se dirigió sonriente a Luis:
-¡Hombre! qué interesante verte por aquí, así que a misa ¿eh? ¡pues venga! ¡a cantar el Cara al Sol o te parto la crisma!
Y Luis lo mira con cara seria y contesta:
-Oye, te veo mal. estás proyectando una agresividad muy sospechosa, vamos a ver...Mañana tengo media hora libre a eso de las 9, así que lo mejor es que te pases por mi consulta, charlamos un rato y veremos qué se puede hacer por tí.
-¡no hombre no!, ¿qué coño iba a ser paciente de él? tampoco eran amigos pero se conocían perfectamente, Luis era el director del Psiquiátrico, el otro concejal del Ayuntamiento, todos se conocían en SS en el año 60.
-¡Que cantes el Cara al Sol, coño!
y Luis mira su agenda:
-No a las 9 no, mejor a las 9 y media, te espero mañana en la consulta, que esto te lo debes tratar-
Se dió la vuelta y nos largamos sin que el facha dijese ni una palabra más."

Ambientazo de la España 1960.

La tortura del aislamiento:
en la Dirección general de Sguridad, hoy la Puerta del Sol del 31 de diciembre, La técnica era de absluto vació hasta tenerlos "maduros". Absoluto vacío. Luis un día me explica la técnica del lavado de cerebro. La técnica no es el golpe sino el aislamiento. Cuando el individuo lleva un mes sin hablar con nadie, sólo se le abre una ventanilla, le ponen la comida y el agua pero nadie le habla) un día entra una persona muy simpática, muy agradable, y se pone a charlar con él. Entonces el preso que está deseando hablar con alguien, pues también se pone a hablar y en ese momento, la idea que quieren meterle en la cabeza pues la suelta el simpático. Y el otro protesta, y entonces ¿Cómo? ¿protestas?, y se va. y luego vuelve a aparecer: ¿ya habrás pensado que estarás conforme con lo que dije?. Y como el preso está deseando comunicar se deja convencer de modo profundo, muy profundo. No hay tortura, es sencillamente aislamiento de palabra y de obra y de la humanidad entera. El único contacto con al humanidad es esa persona que le está convenciendo. Sí ese es el lavado de cerebro. Y con él puedes hacer que un comunista salga convertido en católico ferviente.

yo creo que lo practican allá dentro.

Y volviendo al tema. El  número 1 de la clase era Urbistondo que como no luego se hizo ingneniero de Caminos y del Opus. Y la cuestión es que cuando los hijos de Martín Santos quedaron huérfanos de padre y madre en 1964, 3 niños, la mayor 8 años, reaparece el Urbistondo a ser tutor ¿raro, no?

Comentarios

Ricardo ha dicho que…
Cada dia pienso que esta gente sectaria y fanatica. Sean del Opus o de cualquier otra Institucion semejante al Opus, no tienen corazon, ni etica y mucho menos humanidad. Son unos autenticos egolatras narcisistas, Que como andes descuidado te aplican el tercer grado del lavado de cerebro. Es decir te culpabilizan haciendote creer que ellos los autenticos narcisistas egolatras, tienen toda la razon. Lo mejor huir de ellos, pero no hasta perderlos de vista, huir de ellos siempre y en todo momento, los tengas a la vista o no los tengas.

Entradas populares de este blog

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

Otra consulta memorable de Enrique Rojas, supernumerario del Opus Dei y psiquiatra de postín