SALVADORES




 Me vas a meter en un lío, mira que si explota algo estos días en Roma tal y como vienes anunciando, me buscará la police...😊

 Voy a responder a la tal Isidora que se queja de que el Papa no nos echa un cable.


 En realidad no hay salvadores exteriores a uno mismo. Cada uno hemos de hacer la parte que nos toca y el Papa hará la suya. Como ex comprometida en la denuncia pública del tema las mejores "leches", perdón, me las he llevado en toda la cara y con la mano bien abierta de parte de supuestos ex o former numeraries. No voy a linkear a comentarios ofensivos y cuasi insultantes, tengo una papelera por ahí con los epítetos que me dirigieron  hace diez años cuando abrí el blog. 
Quiero decir que si las propias víctimas tenemos tan poca claridad y definición sobre lo que pasó y en vez de apoyar la moción de quien da la cara nos dedicamos a pública denigración, no habrá Papa que nos salve.

Somos mayores y adultos, por tanto con conocimiento de causa, responsabilidad y libertad sin necesidad de estar esperando que venga nadie a salvarnos. Ciudadanos de un país donde hay libertad de expresión con limitaciones. Ni siquiera nos atrevemos a dar la cara haciendo uso de las libertades que la constitución nos reconoce y seguimos apareciendo con pseudónimos, demostramos nuestro poco valor.  

Vendrán a salvarnos en la medida en la que nosotros mismos nos salvemos primero. No hemos hecho nuestro papel, grande o pequeño que nos corresponde. No esperemos que nadie lo haga en sustitución.






 Prosigo con la sentencia dada por la Audiencia de Amiens el 26 de julio de 2016 en relación con la denuncia presentada por la ex numeraria auxiliar Catherine Tissier. 

En su honor pongo esta canción que yo relaciono con los tiempos en los que quizá yo llegaba a Dosnon y ella se iba con sus padres de vacaciones de Navidad.



B Condiciones de trabajo y de remuneración

Catherine Tissier declaró que desde el primer año en la escuela había una hora de clase por la mañana y cuatro horas por la tarde (clase normal o relacionada con la hostelería), además trabajaba preparando la comida, a veces para casi cien personas, limpiando la escuela y el castillo anexo. La jornada comenzaba a las 8.15 y se acababa como tarde a las 21.15, con dos períodos de media hora para comer y para cenar. Además antes de ir a dormir las alumnas tenían una reunión con las profesoras.

Catherine Tissier precisa que en septiembre de 1988 con 18 años pasó diez meses en un centro del Opus Dei en Londres (residencia de estudiantes y oficinas de asesoría regional) en los que se suponía que iba a aprender inglés, pero donde sobre todo realizó las tareas de la casa, diez horas al día, siete días por semana. En julio de 1989 firmó un contrato de trabajo de 18 meses con el ACUT en el centro Garnelles, en la calle Jean Nicot en París (residencia de estudiantes y trabajadores jóvenes) donde realizaba las tareas de la casa diez horas al día. Fue entonces cuando dejó de ver a sus padres y empezó la depresión teniendo que acudir al dr. Descout que le recetó tranquilizantes y antidepresivos. Su salario se lo pagaban mediante cheques ingresados en su cuenta del Crédit Agricole pero tenía que dejar los cheques firmados en blanco a la responsable del centro Carmina Malgosa que los utilizaba sin indicarle el destino del dinero. De hecho su sueldo, equivalente al salario mínimo, se lo quedaba entero la directora de la residencia, como correspondía al compromiso de pobreza que se había comprometido a vivir.  

A partir de septiembre de 1990 trabajó en la Escuela Dosnon como monitora entre 11 y 12 horas todos los días de la semana. Su salario iba a su cuenta del banco pero los extractos bancarios llegaban  a la asociación y se los quedaba la directora, así como los cheques. Entregaba los cheques firmados en blanco a la directora. Srta. KRAUEL. Luego supo que servían para pagar a la editora Du Laurier, propiedad del Opus Dei.

A partir de septiembre de 1992 trabajó para el AMPF otra asociación dependiente del Opus Dei que gestionaba una residencia para jóvenes trabajadoras. Su situación no mejoraba, cada día estaba más depresiva. Entre septiembre de 1993 y septiembre de 1998 alternó empleos en centros dependientes de ACUT; ACA, AMPF, asociaciones dependientes todas del Opus Dei. En septiembre de 1998 seguía siendo empleada de AMPF inició un trabajo para una familia ligada al Opus Dei, el matrimonio Du Parc residentes en Montigny les Bretonneux. La alojaban, le daban de comer, su trabajo estaba declarado y le pagaban por cheque, 2 200 F al mes por 16 horas semanales de mañana lunes, martes, jueves y viernes. Según el matrimonio Catherine les podía ayudar tarde por la noche por amabilidad y porque estaba de acuerdo. Confirmaron que a veces se ocupaba de otro niño del vecindario sin llegar a trabajar 12 horas al día. Fue en este período cuando fue hospitalizada 3 semanas en el Hospital Sainte Anne en París para luego seguir su trabajo con la familia Du Parc.

A partir de septiembre de 1999 y hasta 2001 volvió a Couvrelles y trabajó para el Centro Internacional de Encuentros por un horario mensual de 120 horas contratadas (en fin de semana no estaban previsto ningún trabajo). Pudo acceder a sus extractos bancarios y víó que no había ningún dinero.
Cuando se fue de Dosnon le dieron un cheque de 45 379 francos gracias a la intervención de la inspección de trabajo por los 13 meses de trabajo que había realizado entre septiembre de 1999 y enero de 2001, cheque que dice no haber aceptado viendo el procedimiento en curso. Fue “licenciada” en enero de 2001 por falta de aptitud para el trabajo debido al riesgo diagnosticado por el médico de trabajo.

La investigación estableció que hubo una declaración anterior al contrato de Catherine Tissier el 1 de septiembre de 1999 por el Centre International de Rencontres de Couvrelles en el marco de un contrato de trabajo de duración indefinida a tiempo parcial (120 horas) se había regularizado el 30 de agosto de 1999 y y registrado por el Ursaaf al día siguiente ( D1505 y 1506).

Los investigadores dicen también que, como será precisado más adelante, los testimonios de las antiguas alumnas no confirman forzosamente los de Catherine Tissier, las que la conocieron la describen como una monitora a menudo enferma y con privilegios en el trabajo.

Varias de las empleadas oídas en el procedimiento afirman que trabajaba pocas horas y más bien trabajo de oficina (Asunción Sánchez), que estaba cansada a menudo, hasta el punto de que a las ocho de la tarde desaparecía y tenía que acostarse y que en los últimos tiempos de su estancia en Dosnon hacía trabajos de secretaría (Katia Blondeau).

Comentarios

Ana A ha dicho que…
Me comunican: BLANXART. Chocolateros desde 1954. La fábrica comenzó en el Barri Les Corts en Barcelona. El fundador: Francesc Agrás. De él NO hay biografía. Sale de debajo las piedras. (Quizás era un agraciado del régimen franquista)

Lo más revelador es que frecuentan El Colegio Mayor Universitario Monterols del Opus Dei para dar charlas sobre como degustar el chocolate.
Anónimo ha dicho que…
Si te buscan lo dices y te doy mis datos para que me busquen a mi. Creo que está claro que lo hago, en varios sitios, como precaución, para tratar de evitarlo al sentirse señalados los previsibles autores. Lo hago como simple observador, estudioso escamado de lo que ha pasado, y con ello de lo que puede venir. Tengo que seguir.


Planteaba que en la situación de tensión actual en la Iglesia podría haber un atentado contra el Papa, antes de la elección de nuevo jefe del Opus el 23 de enero. Hay que buscar si “hay ruido en el sistema”, en expresión de Jorge Dezcallar, ex jefe de los servicios secretos. La hay y muy preocupante.

Vittorio Messori es un conocido periodista católico italiano, el más traducido en el mundo según wikipedia. Este 14 de enero ha escrito un largo artículo en su blog. Comenta críticamente un reciente acto ecuménico del Papa con los luteranos. Y seguido, sin relacionarlo, habla de uno de los magnicidios más conocidos, el del presidente Kennedy. Dice que por ser católico los protestantes organizaron grandes campañas contra él. Asegura que recientes informes de servicios secretos –que no cita ni da ningún dato- echarían la culpa a fanáticos protestantes. Parece que se lo inventa, quizás por trazar alguna relación con lo que daba inicio a su artículo. Luego habla de que en diez años la antigua potente diócesis de Baviera desaparecerá, según informes. Como ejemplo de lo que sucederá en la Iglesia. Apocalíptico. Y concluye el artículo diciendo que hay 300 o 400 millones de musulmanes radicales, que se pueden entender como terroristas, que invitan a terminar con los infieles.

Por tanto, sin venir a cuento, habla de un trascendental magnicidio de un católico, y de yihadistas que exterminan a los infieles. ¿Cuál es el mensaje?

http://www.vittoriomessori.it/blog/2017/01/14/vivaio-febbraio-2017/

Me parece que el enlace no funciona, aún copiando la Url del blog. Pero se llega al artículo si se pone en el buscador: Vittorio messori vivaio.

Vittorio Messori escribió en los años noventa el libro “Opus Dei. Una investigación” Se presenta como estudio imparcial. Tuvo acceso a personas y centros del Opus. Quien conoce un poco el Opus sabe que esto indica que es favorable a él, y que tiene el placet de la prelatura. El libro es una defensa del Opus. Lo prueba incontestablemente que es el propio Opus quien lo publicita en su web, y luego publicó otros libros en la editorial opusina por excelencia, Rialp.

http://opusdei.es/es-es/article/opus-dei-una-investigacion/

Es decir, el famoso Vittorio Messori trabaja para el Opus, a tiempo completo o parcial. Y hoy, traído por los pelos, habla del gran magnicidio de un católico y de yihadistas que quieren matar infieles, sospechosos habituales a los que se atribuye lo que conviene.. Para preocuparse y ocuparse. Espero que se ocupe seriamente la seguridad del Vaticano. .


Ana A ha dicho que…
Era broma....lo de la búsqueda quiero decir.


Sí el libro de Vittorio Mesori me lo leí cuando salió en los 90
creo que hice la "lectura espiritual" con la investigación imparcial.
Llenan el mundo de sus investigadores imparciales: también
John Allen periodista católico norteamericano les hizo otra
y habrá más imparciales por ahí que no recuerdo.
La biografía del escritor alemán también es imparcial
este me parece que adhirió a la vocación escrivariana.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA