EL MAUSOLEO QUE NO SE LLAMA MAUSOLEO

Sí que sigues sus movimientos de cerca, lanzando, ellos, bulos a diestro y siniestro. El asunto del "gorila" de Macron que ha suplantado las funciones de la policía ha tenido en vilo al país durante una semana. Ha habido comisión parlamentaria que ha interrogado a ministros, no a Macron, y parece que ya sólo queda la investigación judicial en marcha. Asunto cerrado.
Me ha llamado la atención como  Melenchon, del partido de oposición Francia insumisa, hacía constantes llamadas a la ley, al procedimiento, y a que los asuntos de Estado no se pueden resolver al modo "aquí todos somos colegas", que por otra parte es modo habitual de solucionar al sur de la cordillera pirenaica. Pues si en algo tenía razón el difunto Trevijano es que los que "están en el consenso" se entienden y apañan entre sí para seguir en la brecha. Hacen como que se pelean, sacan camisetas de diferentes colores pero saben bien que todos viven de lo mismo, y acaba siendo un mismo circo, sin "disensos" que están mal vistos.

Se puede admitir hasta cierto punto que en 1978 pasaran estas cosas tras la muerte del dictador y con el "ruido de sables", pero es desesperante ver que siguen dentro del consenso personajes que hoy tienen 40 años como la Constitución.  No salgo de mi asombro y me pregunto quienes son los comentaristas a la entrevista que Pablo Iglesias le hizo a De Prada. Dos pájaros del consenso de tercera generación. No entiendo que en 2018 haya un tío que defienda la Monarquía Hispánica y  la misa tridentina y que esto sea un ejemplo de intelectual español con público y lectores. Otro Ramiro de Maeztu en suma, no sé si son cuatro frikis o si están también los opusinos detrás del ascenso del De Prada, que habla de modo totalmente "impropio de su cargo  y posición" y de su edad. Será que lo promocionaron ellos en su Intereconomía donde tuvo un programa en el que pudo exponer sus conocimientos de cine y eso imprime carácter, pero no me explico ni las cosas que dice a estas alturas de la historia, ni los furibundos defensores que le han salido. Aunque si alguien va por ahí recomendando la lectura de Encíclicas no ha podido salir más que de un lugar.

https://youtu.be/Sre4_lxRW-M

También a cuento del asunto del cadáver del dictador, me he dado cuenta de que efectivamente los Caídos es en realidad una pirámide egipcia en honor del soberano. Lo que menos importa son los "caídos" que están de adorno y para despistar usados en el nombre. Desde 1940 el dictador había elegido el lugar de su mausoleo. 

El trabajo esclavo hizo que saliera barato y negocio redondo para los constructores que intervinieron, que así eran los empresarios de entonces, forrándose con las concesiones estatales: San Román luego Agromán, Molán y Banús. El del puerto marbellí del mismo nombre. Que fue a la cárcel a escoger presos fuertes y musculosos como quien escoge caballos de tiro. El primer monumento con mano esclava, a Mola en el lugar en que se estrelló su avión. Desde 1937 hasta los 50 se usaron esclavos en España para construir, y hasta 1967 los presos todavía servían para construir la urbanización Mirasierra.

Y totalmente de acuerdo en que el founder era un public relations de cuidado, a lo que más tiempo dedicó. Mucho más que a escribir libros y realizar investigaciones que dicen que realizó,  no tenía talento para eso. Demasiado inquieto.
Amigo de todos y de ninguno. ¿Chivato para quién? España estaba llena de chivatos en aquellos tiempos (y en estos)...

El de Córdoba dice que Ynfante fue numerario y no me contesta sobre la base para esta afirmación, jamás pensé que este hombre hubiera estado dentro del Opus, que tenía más info que nadie sí, pero no me cuadra su actitud y frescura cuando era joven y salió en la Clave hace 30 años con lo que he visto en ex numerarios. Otra incógnita para el diccionario de las incógnitas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Las memorias de Rafael Calvo Serer

https://youtu.be/JhXmmyeosnw

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI