NADIE ESTÁ A SALVO

Yo y mis descubrimientos. Estamos peor de lo que pensaba. He encontrado a un joven filósofo español al que probablemente saco dos décadas, una persona que se expresa de manera amena y da gusto escuchar. Más que nada porque cuenta la verdad de una experiencia, la que ha tenido con la única escuela filosófica digna de ese nombre que hay en España, el materialismo filosófico de Gustavo Bueno.
No interesan aquí  esas vivencias, para que veamos qué mal funcionan las cofradías ¿por qué todo tiene que terminar en sectarismo entre nosotros? con lo hermoso que es pensar diferente y defender la posición frente al contrincante. Aacabamos a gorrazos y peleas de bar.

Así que me dispongo a escuchar una entrevista que realiza esta persona llamada Ernesto Castro a un superdotado español treinteañero, Carlos Blanco, que se hizo célebre en los tiempos en que la tele no existía (para mí y tantos como yo), en un programa de mucho renombre, Crónicas marcianas. Lo llevaron de niño por su coeficiente 140.


Doctor en teología, en filosofía, en química...ha escrito poesía, "no no ficción", no para de pergeñar artículos, al menos 10 está pergeñando cuando le hacen esta entrevista. Y notaba yo algo, sin intención. Descubro un comentario al vídeo, dicen que od lo captó. No me digas más.

 Casi al final de las dos horas el entrevistador le pregunta "tú que has estudiado en Pamplona"....Y ahí comprendo lo que me estaba molestando: un cerebro metido en una especie de expositor, desconectado de la realidad. Cómodamente instalado en una vida entre algodones, cátedra en uni jesuita, que sólo se preocupa de abstracciones. Necesaria la ontología y la metafísica. No lo vamos a negar, pero aunque sabe responder al hecho de porqué España no ha descollado en pensamiento abstracto, entiéndase matemáticas y filosofía, así como se ha empollado a Leibniz y a Pannerberg y abundantes filósofos, físicos, químicos y teólogos,  no practica ni le interesa la historia de su patria.

Hacia 1:35:00 habla de España. Advierto que es bastante repipi y manifiesta look cura opusino: los gestos, las manos, la cara, el modo de recolocarse la chaqueta,  parece el vicario de la dele de paisano...
el tío sabe de qué habla pero es repelente. Advertidos quedáis.



MIN 1:58:06 momento opus del vídeo

Dice muy bien que no nos atrevemos a decir lo que pensamos, habría que ver porqué. Y sin embargo tenemos el diente muy afilado para la crítica, en efecto, el chismorreo, churreteo, cotilleo se nos da de miedo, todo lo que sea destructivo y hablar sin saber de qué, pero mal. Estamos de acuerdo en eso. Tan cerebro y no se pregunta ni indaga porqué este modo de proceder no sólo afecta a la parte de la población de la que podemos decir que "la cultura no es lo suyo" y hasta cierto punto es normal que dado el vacío espiritual haya que andar metiendo las narices en lo que "no te importa". 

No sabe del atroz desmoche, no sabe de la Inquisición que evidentemente ha ido a por él. Un cerebro así no se puede dejar escapar, y no nos hace el favor de dejar un min, de usar la cabeza para abtrusos problemas teóricos echar una mirada al país en el que vive, y preguntarse cómo hemos llegado a esta decadencia y ocaso. Nihilismo que diría Nietzsche.

Cómo es posible que los personajes públicos españoles en boga sean cada generación que pasa más degeneradamente insustanciales. Los de los años 70 eran trileros, al menos. Casi los echamos en falta, ante la actualidad que parece una película de dibujos animados de lo estúpido e irreal. Perdón Tom y Jerry, perdón Calimero, perdón Piolín, perdón Correcaminos y Coyote. Sois mejores.


Profundiza en el argumento ontológico y en qué sea Dios como realidad más allá de nuestra imaginación, pero lo que está en la calle, delante de su puerta de eso nada. Por favor Carlos reconecta y deja de flotar, pon los pies en el suelo, deja en paz la ONU y los congresos, y mira el corrupto país en el que vives. Desconecta de los inquisidores que te han echado el guante. Ya veo que te han paseado por sus unis latinoamericanas. A lo mejor hasta te han dado estatuto de "agregado" en ambos sentidos de la expresión, profesoral y opusino.

No se moja en nada, todo lo quiere conciliar, como un Leibniz español del siglo XXI buscando la continuidad donde hay unos saltos mortales que me parecen imposibles de rellenar, por ejemplo entre neurociencia y pensamiento.

Comentarios

Ricardo ha dicho que…
Siempre me ha impresionado lo seguro de si mismo que se siente el clericalismo mas militante. No dudan, jamas, tienen las ideas claras, manejan los conceptos como si fueran algoritmos o problemas matematcos de solucion cientifica. Por ejemplo expone su admiracion por Ramon y Cajal pero no le da importancia a su teoria termica ni a su teoria hidrica, como consustanciales al retraso de España. Habla de la Inquisicion pero tampoco le da mayor importancia. Entonces para que tenemos que ser criticos con España, para alabar todas sus miserias. Porque pretender sibilinamente decir que la Iglesia no ha ejercido su poder y su influencia en los Gobiernos de España desde tiempos inmemoriales, es faltar a la verdad. Pero como ellos no dudan, esa palabra no la reconocen como operativa, todo les parece genial, porque ellos al no dudar, nunca se equivocan. Son asi de astutos.
Anónimo ha dicho que…

"Por favor reconecta y deja de flotar, pon los pies en el suelo..."
Estaría bien que empezaran por ponerlos jóvenes que suelen ser militantes de izquierda.
Te recomiendo el cómic Recuerdos de un joven, de Lauzier, si te chocan ciertas conductas de personas que dicen ser de izquierdas.
https://www.jotdown.es/2017/09/lauzier-forca-para-vivir/

Entradas populares de este blog

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

Otra consulta memorable de Enrique Rojas, supernumerario del Opus Dei y psiquiatra de postín