ARRIVEDERCI ROMA

No tengo tiempo que perder contigo, llamas nazi a todo lo que respira. Falta honestidad en el ambiente, pero hay un trecho largo de ahí a llamar seguidor del austríaco dictador de Alemania a diestro y siniestro. Además  provocas a la bloguera. Un troll en toda regla. Arrivederci.
He estado leyendo sobre el SJ abusador de Chile. Y comparo con el caso del padre norteamericano y nume, alma que fue del centro de info católica en Washington DC.
La denunciante del jesuita chileno Marcela es hoy teóloga, ingeniera y profe en la uni Católica de Santiago. Tras de ella hay otras víctimas que denuncian sin dar la cara. La tal Marcela salió en la tele programa Ahora Noticias el 30 de abril de 2019 contando sesiones de violencia y violaciones en grupo y barbaridades varias, incluidos 3 abortos inducidos por el cura. Por un lado, la víctima tiene cara, nombre y apellidos. Jamás nada igual en el asunto Mc Closkey. Marcella enterró el asunto 25 años, tuvo intentos de suicidio que no sé como superó ni tampoco como logró rehacer su vida hasta el puesto que ocupa.

En el caso del cura estadounidense "una mujer de unos 50 años"  y no se dan muchos detalles sobre la interacción entre ambos, aunque él la absolvió de esa "interacción".

Pero la señora no ha salido en la tele, ni sabemos a qué dedica el tiempo libre y el otro. Ni ha interaccionado por su cuenta con los medios.

En el caso chileno el provincial de los SJ se ha mezclado en el asunto, el abogado laico que ha llevado la investigación  Waldo Brown ha entrevistado a otras 21 víctimas de entre 1960 a 2008. Si os fijáis en los 2 casos "mediáticos" que las autoridades prelaticias han sacado a la palestra, el de Bilbao y el de EEU, sólo hay 1 víctima en cada caso.

Cristian del Campo, el provincial de los jesuitas chilenos reconoce públicamente el pecado de arrogancia de la Orden a la que representa, incluso el ensañamiento de SJ con casos que han salpicado al clero diocesano y de otras congregaciones como Karadima. Nada parecido ni similar a un reconocimiento de algún tipo de culpa institucional entre los seguidores del barbastrense. Claro que si ambos los han montado artificialmente solo faltaba que pidieran artificialmente perdón por los artificiales delincuentes.

Por otra parte ha habido reacciones "Independientes" y comentarios de chilenos al asunto del SJ Poblete: Marcial Sánchez sociólogo comenta que 22 años es mucho tiempo abusando para que no se supiera, y el apodo del cura "polvete" indica que no estaba todo tan tapado. Y Carlos Peña autor que suele publicar en Mercurio también se extraña de que alguien que se codeaba con la alta sociedad sea hoy presentado como un desconocido que actuaba por su cuenta.
Comentarios así, independientes,  desde fuera de la institución no leimos cuando sucedió. Ningún sociólogo español de renombre  se ha pronunciado públicamente. Ni tampoco estadounidense.

Seguimos en el marco de la sospecha de que como buenos hermanos que se aman los clérigos de diferentes rebaños y congregaciones sacan los contenedores de basura mutuamente. Guerras intraclericales, y poco o escaso afán de justicia.

Nada hay oculto que no salga a la luz.

El escritor chileno Oscar Contardo ha publicado un libro "El rebaño" en el que acusa a SJ de la cultura del silencio y el disimulo, de la poca curiosidad de los periodistas cuando se trata de una orden tan prestigiosa. Acusa en programa radiofónico a SJ de ser los amos de la comunicación, de que sólo han salido a la palestra cuando Marcela ha denunciado, y de que en general han arreglado las indemnizaciones bajo cuerda.
Así que  los SJ tienen enfrente escritores llamándoles disimuladores y encubridores.
Ni en Chile ni en España disfruta OD de semejante privilegio.

Lo que tienen en común el opusino y el SJ supuestos depredadores es que están ambos fuera de la circulación. El uno dicen que por Alzheimer y el otro falleció en medio de un retiro con sus hermanos jesuitas en 2010.


Me llama la atención que Marcela haya podido vivir 25 años en silencio con semejante peso en la conciencia, sacarse una ingeniería y una teología superando el trauma de 3 abortos y frecuentes violaciones, además de llegar a ocupar el puesto que ocupa. Esta mujer según lo que cuenta debió de sentirse como una auténtica basura.  Misterios por resolver.
Los ataques de suicidio se comprenden ¿cómo superó todo eso? o no lo cuenta o si lo cuenta no nos ha llegado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

Otra consulta memorable de Enrique Rojas, supernumerario del Opus Dei y psiquiatra de postín