DINERO RUSO




A parte del apostolado con los grandes de este mundo


Han tenido algún que otro incidente de los que se puede dar un muestrario. El tema de la “imagen” sigue persiguiendo su reputación pero no parece que disminuya el brío apostólico:

El 4 de mayo de 1998 fue asesinado en su apartamento sito en ciudad del Vaticano el guarda suizo coronel Alois Estermann. Según una investigación vaticana –salió Navarro dando explicaciones, “no pasa nada, circulen”- Estermann y su esposa Gladys, ambos supernumes, fueron asesinados por simple suizo guarda Cedric Tornay, que tras el doble crimen se suicidó. Supuestamente Tornay estaba molesto porque Estermann se negó a promocionarlo. El confesor de Tornay, capellán de la guardia suiza, era un cura opus dei que posteriormente ¡moriría de SIDA! Documentos de la Stasi descubiertos antes del crimen ponían a Estermann como espía de la RDA. Se dijo que la Stasi estaba tras el ataque de Mehmet Ali Agca contra Juan Pablo II. En aquel momento un joven capitán de la guarda suiza, Estermann estaba al cargo de la seguridad papal pero cuando el turco disparó e hirió seriamente al Papa, se encontraba inexplicablemente “fuera de su puesto”. Curiosamente el archivo de la Stasi referente a Estermann ha desaparecido, pero después de que el periódico Berliner Kurier se hiciera eco.

La madre de Cedric Tornay hizo lo imposible por limpiar la reputación de su hijo al que trataron de todas las demencias, al final se rindió.
Lo de la Stasi es raro, parece una pieza añadida, como todos los intentos de culpar al Este de Europa de ese extrañísimo atentado ¿en un día de la virgen de Fátima?

Al asunto Estermann le siguió en mayo de 2001 la dimisión del dir. del FBI Louis Freeh. Freeh y su mujer también “pertenecían”. Sus hijos iban a coles OD. La dimisión de Freeh se produjo 3 meses después del arresto del agente del FBI Robert Philip Hanssen, miembro OD acusado de espiar para Rusia. Quizás Freeh temió que Hanssen reverlara que actuaba para el OD y prefirió adelantar el final de su carrera al frente del FBI, prevista para septiembre 2003. Hanssen fue condenado a cadena perpetua. A pesar de las 75 sesiones de interrogatorio nunca dijo qué le había hecho convertirse en espía, como mucho sugirió que sus acciones eran cuestión de “lealtad”. En el momento de redacción de la noticia OD seguía pagando las matrículas de sus dos hijos en los coles OD y a su mujer Bonnie le dieron trabajo en una escuela OD de chicas, su hija mayor era nume. Callando Hanssen protegía a su amplia familia. También en la cárcel sigue unido a la prelatura por un voto de obediencia. Seguro que OD sabía de sus actividades de espionaje.
Hanssen había confesado su “duplicidad” al padre Robert Bucciarelli que le aconsejó diera el dinero que le habían pagado los rusos a ONGs del entorno OD. El mismo reverendo Bucciarelli llegaría a ser vicario regional en Irlanda.
Hay película sobre el asunto Hanssen y se aprecia cómo es el apostolado “matrimonial”, es decir, como se aprovechan las amistades entre los matrimonios que se conocen por el trabajo del marido para llevar a toda la family a la órbita opusina. El pulpo en marcha.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD