SE VENDE

No estoy cien por cien segura, sólo 90 por cien, aquí hacíamos los retiros antes y después pedir la admisión, de adolescentes, qué recuerdos, cuántos dolores y agobios en esta casa. Una convivencia de pitables, machaque y excursión por la carretera un día.
La persecución para el pitaje, luego, una vez que te habían hecho escribir la dichosa cartita, en los de adscrita la semana que nos tirábamos allí por ejemplo en la navidad del 83. No salíamos al pueblo estrictamente a nada. Full time, medi, charla, comids en silencio, lectura de publicaciones opusinas todas en la misma línea, rosario, vía crucis. Lavado de cerebro y el cerebro puesto a secar más bien.

De mayor hice una convi para llevar charlas, también me marcó por las históricas asistentes, con una hube de hacer la charla fraterna, como no. Pesado estar contado la vida a todas esas numes fisgonas a las que le importabas un comino.
El aspecto no puede ser más decadente, creo que en un momento se la encasquetaron a una pareja joven de supernumes.
Lo típico, planta baja a la derecha según se entra el comedor, a la izquierda cuarto de estar con chimenea. Primera planta las ventanas que vemos oratorio, y segunda planta habitaciones de 3 ó 6, no recuerdo. Todo madera, hablaba mucho esta casa, quiero decir que al pisar había ruido. Nada discreto. Muy preciosa puesta, o eso me parecía a mí. Con sus cortinajes de tela más el visillo, pequeña y recogida, un gran jardín. O tempora, o mores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

Otra consulta memorable de Enrique Rojas, supernumerario del Opus Dei y psiquiatra de postín