LOS ORIGENES

Antes de la guerra no había opus propiamente dicho como lo/la hemos conocidoTenía la Academia Residencia de Ferraz 50, donde acogió y dirigió a algunos "reventadores de la segunda república". Por ejemplo uno que intentó el asesinato de Jiménez de Asúa, abogado socialista. Los falangistas se paseaban por Madrid armados de ametralladoras encrespando los ánimos, costumbres de la desordenada república. Luego en la tertulia de la noche relató su aventura.
Tenía especial querencia por los reventadores de la república, en Valencia pescó en el colegio Mayor Juan de Ribera, núcleo relevante de oposición de los estudiantes católicos al régimen republicano. Aunque él hacía como Franco y no se metía en política. Ya lo hacían los demás en su nombre.

La relación de los jóvenes estudiantes hasta el año 34 no pasaba de ser una adhesión personal a Escrivá. Con DYA, la Academia Residencia, incrementó las exigencias.
Vida común sin hábito monástico, proselitismo para el grupo disfrazado de apostolado, más evangélica palabra, y el método del sablazo como distintivo. Allegar dinero a la organización, voracidad opusina que era voracidad escrivariana:

 más casas, más gente, más metros cuadrados...no se sabe bien para qué, pero siempre más.

Con respecto al sablazo, ¡Escrivá conocia a Carrero Blanco desde 1939-40! entonces capitán de navío. Y ya entonces el founder sableaba al marino. No espero al 58 para el tándem LLR-Carrero, la amistad Opus venía de atrás. El dinero sableado eran "fondos reservados". Cuando Carrero no tenía más fondos reservados, se fue a pedir al caudillo en directo. No pone si el caudillo le dió dinero. La financiación ilegal viene de muy lejos y hemos santificado al inventor.

Pienso que la vocación ab aeternum se la inventó en DYA. Todavía sin aprobaciones eclesiásticas, era un cura más con su academia y sus dirigidos. Pero empezó a bullir el afán de mies. Tenía tanta prisa por decir la primera misa en el oratorio (capilla de DYA) que no esperó a que llegara la carta del vicario diocesano permitiéndolo. El celebró el 31 de marzo y la carta-permiso llegó el 10 de abril de 1935. El 2 de abril en una misiva excusándose por adelantarse al permiso, sale 1928. Pretende que desde antes del crack del 29 estaba esperando tener su oratorio para sus misas.
De la lectura de su historia se puede poner en duda.
Va inventando sobre la marcha, cuando ve que las cosas le salen mejor que previsto, rehace, retoca los pasos anteriores.
Dudo de si la historia que nos contaron del pitaje de Alvaro Portillo 7 de julio del 35 es como nos la contaron.

En cualquier caso, aquellos jóvenes que pululaban en torno al presbítero huido de su diócesis, tenían el típico corte opus que a todos nos colocaron, ya antes de la guerra:
-sumisión completa al fundador que intervenía en las conciencias de los primeros
-todos padecían una extraña inmadurez, junto con el sometimiento al Padre.
El primero, el nombrado por él director Ricardo Fdez. Vallespín, al que trataba públicamente de "medio director"
Laicos totalmente condicionados, como si fueran juguetes dirigidos con un mando a distancia.

En resumen, tienen razón, cuando dicen que el espíritu es el mismo hasta hoy.
Puesto que en ese "medio director" se encierra la condición de "hombres de paja" de todos los que dan su nombre para cargos, acciones, consejos directivos o ponen la cara en variadas empresas apostólicas.

 Hasta que no consiguieron en el 41 la aprobación como Pía Unión por parte del obispo, el/la Opus fue solo un proyecto.
Y la Pía Unión era muy poco para las aspiraciones de EdB, en especial después de que se había quedado admirado con la Abadesa de las Huelgas y lo que mandaba esa mujer.
Pero los cronistas opusinos (Ayesta, Florentino, Fontán) elevaron esa magra aprobación a leyenda. Maniobras publicitarias.

Hoy confundimos opus y ACP, se entienden, van a las mismas manifas, los opus trabajan en el CEU, ¿viceversa?, la ideología rancia es idéntica y sería difícil diferenciar un estudiante de la uni de Pamplona de un estudiante de cualquiera de los campus CEU.

En aquellos momentos iniciales, a parte de que les copió unos cuantos detalles y que quería emular a Herrera Oria, periodista que se hizo cura, obispo y cardenal, los ACNP eran impuros, pues habían colaborado con la segunda República. Tibios que se habían dejado arrollar por los enemigos de la iglesia. La opus no era conservacionista sino conquistadora.

Escrivá parasitó a los propagandistas en Madrid, a los jesuitas, congregaciones marianas en Barcelona. Y más tarde para la labor con casados, parasitó a la Acción Católica. La Acción Católica era el partido de masas de la España de Franco, que se hundió en los 60-70 con estruendo. Antes los escrivarianos arrasaron chupando vocaciones de AC.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA